antes de pedir un préstamo

¿Qué tengo que saber antes de pedir un préstamo?

El endeudamiento puede llegar a ser muy peligroso, por lo que solicitar un préstamo bancario no es una decisión que debas tomar a la ligera. Antes de pedir un préstamo y darle el sí quiero a tu entidad financiera deberías tener claro una serie de conceptos.

En este artículo analizamos cinco preguntas que deberías hacerte antes de endeudarte. Las respuestas te dirán lo que tienes que saber antes de pedir un préstamo.

[¿Necesitas una ayuda este mes? Solicita tu préstamo aquí

Preguntas clave antes de pedir un préstamo

Infografia_completa antes de pedir un préstamo

  1. ¿Merece la pena?

Lo primero que tienes que averiguar antes de pedir un préstamo es si merece la pena solicitarlo. En la mayoría de los casos es mejor esperar, ahorrar el dinero y pagarlo más tarde sin endeudarse. Lo pagas y te olvidas. Además, te ahorras los intereses y la carga mental de estar constantemente preocupado porque tienes que pagar el préstamo.

  1. ¿Puedo soportar la deuda?

Imagina que se te rompe el coche, no tienes ahorros y no te queda más remedio que solicitar un préstamo para poder comprarte uno nuevo. Antes de lanzarte a la piscina, analiza tu situación financiera y decide si podrás asumir el nuevo gasto fijo mensual. No hagas cálculos al límite y deja siempre un margen para imprevistos.

Es importante en este punto no engañarse a uno mismo alargando el período de devolución de la deuda para que la cuota mensual sea más pequeña. A más años pagando préstamo, más intereses. El plazo de devolución debería ser el mínimo posible que te puedas permitir, lo que nos lleva al siguiente punto.

  1. ¿Qué importe me puedo permitir?

“Ya que lo pido, aprovecho y solicito 3.000 euros más para (pon aquí tu último capricho innecesario)”.

Pues no. Debes pedir el importe exacto que necesites. Ni un solo euro de más. Y si tienes un pequeño margen de ahorro, pide prestado menos de lo que necesitas y paga el resto con ese ahorro. Así no tendrás que pagar tantos intereses.

  1. ¿Cuál es el TAE?

A la hora de contratar un préstamo no solo te puedes fijar en los intereses, sino también en las comisiones y en el resto de gastos asociados al préstamo.

El porcentaje de interés que pagarás por el préstamo se llama tipo de interés nominal (TIN) y suele usarse como reclamo publicitario para captar clientes. Sin embargo, la mayoría de préstamos pueden incluir comisiones (de apertura, por amortización anticipada de capital…) o algún seguro vinculado que hacen que el coste real del préstamo sea mayor.

Este coste real se denomina tasa anual equivalente (TAE) y es la que debes averiguar antes de aceptar un préstamo. A veces, un préstamo parece barato porque el TIN es bajo, pero si miras la TAE… ¡Oh!, ya no es tan atractivo.

  1. ¿Puedo encontrar un préstamo mejor?

Los seres humanos hacemos cosas raras. Somos capaces de perder media mañana en el supermercado comparando productos para elegir los más económicos y así ahorrarnos unos euros, pero cuando vamos a pedir un préstamo que tardaremos años en devolver, aceptamos el primero que nos ofrece nuestro banco de confianza.

Es un error. Hay que comparar los préstamos personales y, aunque existen comparadores que pueden echarte una mano, nuestro consejo es que mires una a una las ofertas comerciales de los distintos bancos directamente en sus webs antes de pedir un préstamo.

 

Si necesitas una ayudita extra, en Vivus podemos ofrecerte un préstamo online de hasta 1.000 euros (300 si es la primera vez que lo solicitas) para poder hacer frente a cualquier imprevisto que te pueda surgir. Es muy sencillo y solo te tomará diez minutos. ¡Apenas hay papeleo!