coste real de un préstamo

¿Cómo se calcula el coste real de un préstamo?

Cuando la gente va a un banco a pedir un préstamo sólo se fija en el tipo de interés nominal (TIN), que normalmente es el tipo de interés al que da publicidad el propio banco para que el préstamo resulte atractivo y deseable a ojos de sus clientes. Sin embargo, hay una serie de factores que también deben tenerse en cuenta para calcular el tipo de interés real que se pagará por el dinero prestado, o lo que es lo mismo, el coste real de un préstamo una vez se incluyen todas las comisiones y gastos asociados.

[¿Necesitas una ayuda este mes? Solicita tu préstamo aquí

El coste real de un préstamo es lo que se conoce como tasa anual equivalente (TAE) y recoge no solo el TIN, sino también el resto de gastos relacionados con el préstamo, como las comisiones de apertura y cancelación o los seguros vinculados.

coste real de un prestamo

TIN vs TAE para calcular el coste real de un préstamo

Muchas veces, la diferencia entre un préstamo barato y un préstamo caro recae sobre esos otros gastos. Incluso puede pasar que un préstamo con un TIN muy bajo sea en realidad bastante más caro que otro con el TIN más elevado. También hay préstamos que se ofrecen a un TIN del 0% pero su  coste real es altísimo.

Por ejemplo, imagina que contratas un préstamo de 20.000 euros con un plazo de devolución de ocho años. Si su tipo de interés es del 5,99% (TIN) pero esconde una comisión de apertura del 2% y un gasto de formalización de 60 euros, entonces el coste real del préstamo, es decir, su TAE, es del 6,81%.

En este ejemplo se ve como el préstamo no es tan barato como parecía en un primer momento. Si en lugar de 20.000 euros hiciésemos cálculos para una hipoteca de 150.000 euros e incluyésemos las innumerables comisiones que la mayoría conllevan, la diferencia entre TIN y TAE sería aún mayor.

Como imaginas, a la hora de comparar préstamos para seleccionar el más barato no basta con mirar el TIN. Es muy importante conocer cuál es la TAE de cada uno de ellos. En caso contrario seguramente se tomará una decisión equivocada. Independientemente del TIN, en igualdad de condiciones se debería elegir aquel cuya TAE sea más pequeña.

CÓMO CALCULAR LA TAE

En la práctica es muy difícil calcular la TAE de un préstamo. Tendrías que hacerlo usando una hoja de Excel (en internet hay algunas muy bien hechas) o utilizando alguna calculadora financiera online como la que ofrece en su página web el Banco de España.

No obstante, has de saber que el propio Banco de España obliga a todas las entidades financieras que operan en España a publicar tanto el TIN como la TAE de sus préstamos. Lo que ocurre es que esta información puede llegar a estar un poco escondida o en letra muy pequeña para que no sea fácil encontrarla. Por ello, si no lo tienes claro, pregunta a tu agente bancario. Está en la obligación de informarte.

 

¿Buscas una ayuda extra? En Vivus te ofrecemos un créditos online de hasta de hasta 1.000 euros (300 si es la primera vez que lo solicitas). Con nuestros préstamos podrás hacer frente a cualquier imprevisto que te pueda surgir. La solicitud es muy sencilla y rápida: ¡Diez minutos y sin apenas papeleo!