tipos de interés negativos

¿Qué son los tipos de interés negativos?

Actualmente se escuchan con frecuencia en las noticias que los bancos centrales están bajando los tipos de interés dejándolos a números negativos, es decir, estamos ante tipos de interés negativos. Algo que sorprende a muchos por su rareza.

Sin embargo, el porqué de los tipos de interés negativos es sencillo de entender: el banco central quiere que el dinero circule. Esto supone que los que piden prestado al banco central, cuando tengan que devolver el crédito no tendrán que pagar más de lo pedido sino menos de lo prestado.

Por ejemplo, un banco privado pide al banco central 100.000 euros y el tipo de interés es de -0,20%. Pues bien, el banco privado deberá devolver los 100.000 euros menos el 0,20%. Es decir, el banco central paga por prestar dinero. Esto se da para que la economía se reactive y vuelvan a fluir los créditos a particulares y que, al mismo tiempo, los inversores se arriesguen más a la hora de comprar acciones.

Problemas de los tipos de interés negativos

Hay que tener en cuenta que los tipos de interés en negativos no son tan positivos como parecen para la economía ya que hacen que el dinero pierda valor y, al mismo tiempo, puede dificultar el crédito a los bancos ya que no les saldría rentable prestar dinero.

Además, para aquellos que han invertido en el banco central, que ahora ofrece tipos de interés negativos, estarían perdiendo dinero. Ya que recibirían menos dinero del depositado. El Banco Central Europeo puso tipos de interés negativo para que los bancos privados dejasen de depositar fondos en su entidad y los prestasen a los particulares en forma de crédito. Es decir, el BCE quiso “multar” a los bancos por no prestar dinero y tenerlo guardado.

La causa de que los bancos prefieran perder dinero manteniéndolo en el BCE que obtener beneficios por la financiación a clientes es porque existe un alto nivel de morosidad y porque prestar dinero desconsume capital, en cambio si lo depositan en el BCE no desconsume capital.

Los Estados como España, Alemania y Suiza también están emitiendo deuda en tipos negativos. Esto quiere decir que el Estado devuelve menos de lo recibido para financiarse. Esto ocurre porque el BCE al ofrecer dinero a tasas negativas ha inundado el mercado de dinero y por ello los inversores no obtienen rentabilidad comprando deuda, pero sí obtienen seguridad.

¿Cómo nos afectan los tipos de interés negativos en el día a día?

Por ejemplo, nos afecta en el Euríbor, que mide el tipo de interés con el que prestan dinero los bancos y que afecta a las hipotecas.

La bajada de este indicador supone un abaratamiento de las hipotecas para los ciudadanos, pero por el contrario los bancos privados pueden perder dinero al prestar a sus clientes. Para evitarlo, aumentan las comisiones y así seguir obteniendo el mismo beneficio.

No obstante, lo que se debe tener claro es que se trata de una anomalía económica que genera exceso de liquidez, debilidad económica y baja inflación.

Fuentes de referencia:

  • http://www.expansion.com/mercados/2016/08/09/57a8dd55e2704ec0068b45b4.html
  • https://www.reclamador.es/blog/tipos-de-interes-negativos/
  • https://www.youtube.com/watch?v=rgvDj6B_3GE&spfreload=5
  • https://www.youtube.com/watch?v=20ecGricvhY
  • https://www.youtube.com/watch?v=zBDj_haH7pI