pedir una hipoteca

TINI, Euribor, Diferencial y TAE: aprende a diferenciarlos antes de pedir una hipoteca

España es el país de la Unión Europea donde más casas se compran (en proporción a la población) debido a que el concepto de vivienda en propiedad está fuertemente arraigado en nuestra cultura. Aunque las cifras de alquiler van en aumento, este sigue siendo la segunda opción. En general, los españoles preferimos comprar y pedir una hipoteca antes que alquilar.

Comprar una vivienda y pedir una hipoteca son dos cosas que van de la mano. Con los precios actuales casi nadie tiene la solvencia económica suficiente como para pagar su casa al contado, por lo que no queda más remedio que hacerle una visita al banco para pedir un crédito hipotecario.

Conceptos que tienes que tener en cuenta antes de pedir una hipoteca

Como en Vivus no queremos que te den gato por liebre cuando vayas a solicitar información para pedir una hipoteca, hoy vamos a enseñarte a diferenciar los cuatro conceptos fundamentales de todo préstamo hipotecario: el TINI, el Euribor, el diferencial y la TAE.

pedir una hipoteca

TINI

Es la abreviatura de Tipo de Interés Nominal Inicial y no es más que el tipo de interés inicial que se aplica a la hipoteca. Como en la actualidad el Euribor está en negativo, casi todos los bancos ofrecen sus hipotecas con un TINI que dura uno o dos años y que es superior al tipo de interés que resulta al sumar Euribor y diferencial. Pasado este periodo, el TINI expira y se aplica el tipo de interés vinculado al Euribor.

Puestos a elegir, una hipoteca sin TINI es preferible a otra que la tenga, pero esta será difícil de conseguir, por no decir imposible.

EURIBOR

El Euribor, acrónimo de Euro Interbank Offered Rate, es el tipo de interés medio al que los bancos se prestan dinero entre sí en el mercado interbancario. Además se usa como índice de referencia para determinar el tipo de interés de la mayoría de hipotecas que se conceden.

Existe Euribor interanual, por meses, semanas y diario. En el caso de las hipotecas el tipo oficial de referencia más utilizado es el Euribor a 12 meses, que se actualiza diariamente y que publica el Banco de España y el BOE. Desde febrero de 2016  está en negativo, lo que beneficia a los hipotecados.

DIFERENCIAL

El diferencial bancario se suma al Euribor una vez expira el TINI para determinar el precio (tipo de interés) de la hipoteca. Cada banco fija el diferencial que quiere y este suele variar en función de los productos vinculados que decidamos contratar junto a la hipoteca, como seguros, planes de pensiones, tarjetas de crédito…

Cuánto más bajo sea el diferencial, mucho mejor. Aunque como veremos a continuación, podríamos tomar una mala decisión si solo nos fijamos en él y no tenemos en cuenta otros factores.

TAE

La Tasa Anual Equivalente (TAE), también denominada TAEVariable, es el indicador más importante que debemos tener en cuenta a la hora de pedir una hipoteca, ya que se trata del tipo de interés efectivo del préstamo e incluye todos los gastos y comisiones del mismo.

En plena guerra hipotecaria en la que todos los bancos sacan ofertas con distintos diferenciales, es difícil saber qué hipoteca es la más barata. Para resolver este problema, la TAE nos permite comparar las distintas ofertas. Así, entre dos hipotecas al Euribor+0,99, si una de ellas tiene un TAE muy elevado, eso significa que esconde seguros, comisiones y gastos de diversa índole que incrementan su tipo de interés efectivo. Lógicamente, cuanto menor sea el TAE más barata será la hipoteca.

Un ejemplo de hipoteca que se comercializa en el mercado en la actualidad podría ser la referenciada a Euríbor + 0,99%, con un TIN del 1,99% el primer año y un 1,80% de TAE.