hipoteca

Consejos para saber el dinero que destinar a pagar la hipoteca

Comprar una casa es una ilusión, pero también es una responsabilidad para quien lo hace. Por ello, a la hora de meterse en una hipoteca para adquirir una vivienda, especialmente si se trata de la primera vez que se hace, es recomendable seguir una serie de consejos y pasos para evitar que la deuda sea inasumible y, a largo plazo, pueda perderse la vivienda.

[¿Necesitas una ayuda este mes? Solicita tu préstamo aquí

Quizá te interese leer | ¿Es un buen momento para comprar una vivienda?

Consejos para conseguir no arruinarte con tu hipoteca

  • Hacer un listado de ingresos y gastos: No hace falta ser economista para realizar un listado con los ingresos y gastos habituales de la familia. A corto plazo, han de incluirse los salarios de los miembros adultos, los posibles ingresos ordinarios de otro tipo (acciones, alquileres, etc.). Y también los gastos en alimentación, energía para el hogar, vestuario, colegio de los niños y otros préstamos (para el coche, los muebles, las reparaciones varias).
  • Limitar la hipoteca al 30 % de los ingresos: Una vez comprobados los ingresos habituales, no es recomendable pagar una hipoteca que tenga un coste superior al 30 % de éstos. Desde la crisis inmobiliaria, los bancos son muy precavidos a la hora de firmar una hipoteca que supere el 50 % de los ingresos ordinarios (de salarios) de los solicitantes. Limitarlo al 30 % es una ventaja extra que previene contra imprevistos tales como descensos salariales, despidos o crisis económicas generales por venir. Se trata, en definitiva, de cumplir una capacidad de endeudamiento asumible por la familia, que permita poder sortear cualquier peligro en el camino.

Quizá te interese leer | Claves para comprar una casa que te enamore

  • Limitar el dinero hipotecado: Otro consejo es limitar la cantidad a solicitar para la cobertura de la hipoteca. Hasta hace unos años, era habitual incluir en el préstamo hipotecario importes extraordinarios con los que pagar los primeros muebles y la entrada. A día de hoy, las entidades financieras también son precavidas y en raras ocasiones superan el 80 % del coste total de la vivienda. De todos modos, hay que recordar que cuanto más dinero se solicite, más hay que devolver, más cuotas (años pagando), y mayor importe de intereses sobre el total de lo devuelto.
  • Sobre cuotas y tiempo total: Aunque a corto plazo el pagar un importe mensual elevado puede suponer un estigma difícil de aceptar, a largo plazo es sin duda una elección acertada. El pagar cuotas bajas amplía el tiempo que se tardará en devolver la hipoteca. Y la edad laboral es la que es, a partir de ciertos años la productividad y el rendimiento en el trabajo disminuyen y, con ello, los sueldos y la capacidad económica. Obtener una hipoteca que quede pagada antes de los 50 años permite disponer de una vejez sin deudas.
  • Vigilar el precio de la vivienda: Finalmente, el último consejo no es tanto hipotecario, sino en general del control de la vivienda. Los precios es difícil que bajen mucho más, desde hace meses han encontrado su suelo y en el futuro es posible que suban. De este modo, la vivienda, a medio plazo, podría revalorizarse.

Quizá te interese leer | ¿En qué consiste un plan de pensiones?

¿Has comprado una casa y tienes una hipoteca? Cuéntanos tu experiencia y dinos si hay algún consejo más que te haya servido. ¡Te escuchamos!

 

¿Buscas un crédito facil  y rápido de solicitar?  En Vivus te ofrecemos un préstamo de hasta de hasta 1.000 euros (300 si es la primera vez que lo solicitas). Con nuestros préstamos podrás hacer frente a cualquier imprevisto que te pueda surgir. La solicitud es muy sencilla y rápida: ¡Diez minutos y sin apenas papeleo!