diversificar tu sueldo

Cómo diversificar tu sueldo para dejar de ser un esclavo de tu empresa

No existen árboles del dinero. O al menos, nosotros nunca hemos tenido la suerte de encontrar uno. Por tanto, si queremos pagar religiosamente la cuota de la hipoteca, hacer frente a las facturas, cubrir nuestras necesidades básicas o viajar, necesitamos generar ingresos de forma constante. ¿Hablamos sobre cómo diversificar tu sueldo?

Para la mayoría de las personas, su principal fuente de ingresos es la nómina que cada mes les paga su empresa. A principios de mes, reciben el salario correspondiente al trabajo que realizaron el mes anterior, y ese dinero lo utilizan para cubrir sus gastos y, en el mejor de los casos, ahorrar e invertir una parte del mismo.

Sin embargo, ¿qué ocurre cuando el cien por cien de tu dinero procede de una única fuente de ingresos (que normalmente es el sueldo por un trabajo por cuenta ajena)? La respuesta es muy sencilla: eres esclavo de tu empresa porque tu salud financiera está en sus manos. ¿Por qué necesitas diversificar tu sueldo?

Los problemas de no diversificar tu sueldo y depender de una única fuente de ingresos

Cuando una persona sólo tiene una fuente de ingresos no es libre y no tiene el control de su situación financiera. Esa persona no conduce el automóvil de su vida y no tiene capacidad de decisión sobre a dónde se dirige este, sino que va sentada en el asiento de atrás dejándose llevar por otra persona.

Una reestructuración en la empresa, un cambio de jefe, un traslado de la entidad o una crisis económica podría poner patas arriba su vida. Cuando solo se tiene una única fuente de ingresos, si esta se pierde, la solvencia económica del perceptor salta por los aires.

La mayoría de la gente tiene pánico a perder su trabajo porque si lo hiciera tendrían problemas para pagar sus facturas. En consecuencia, todo vale con tal de mantener esa fuente de ingresos única: pasan por el aro de las malas decisiones que se toman en su empresa, son obedientes, agachan la cabeza y dan más horas de las contratadas, aceptan unas condiciones laborales que no son las ideales…

¿Existe una alternativa a esta situación? Afortunadamente, la respuesta es sí: diversificar tu sueldo para disfrutar de varias fuente de ingresos.

Cómo diversificar tus ingresos

Si en lugar de una única fuente de ingresos combinas varias, dejas de depender de un solo pagador y tu seguridad financiera aumenta. Si una de tus vías para generar ingresos desaparece, podrás seguir cubriendo tus gastos con los ingresos que obtienes de las otras.

En muchas ocasiones, no se trata de trabajar más horas, sino de repartir tu tiempo de trabajo entre varias actividades. Otras veces, los ingresos alternativos pueden ser obtenidos de forma pasiva, así no tienes que intercambiar tiempo por dinero.

A continuación te damos algunas ideas para diversificar tu sueldo de forma eficaz:

  • Ten dos trabajos de media jornada o varios trabajos por horas en lugar de uno solo a jornada completa.
  • Da clases particulares.
  • Alquila tu apartamento mientras estás de vacaciones.
  • Vende tus servicios de forma online.
  • Vende todo lo que no necesites en Wallapop.
  • Genera dinero con una web.
  • Alquila tu trastero.
  • Convierte tu hobbie en tu side job.
  • Compra acciones en la Bolsa.
  • Conduce para Uber o Cabify.
  • Cuida mascotas.

Como puedes ver, las posibilidades para diversificar tu sueldo son infinitas. Al principio, poner en marcha esta estrategia puede resultarte abrumador. Sin embargo, con la mentalidad y la creatividad adecuadas, lo conseguirás con menos esfuerzo del que te imaginabas.

 

Si necesitas una ayudita extra, en Vivus podemos ofrecerte un préstamo online de hasta 1.000 euros (300 si es la primera vez que lo solicitas) para poder hacer frente a cualquier imprevisto que te pueda surgir. Es muy sencillo y solo te tomará diez minutos. ¡Apenas hay papeleo!