sobrevivir a la cuesta de septiembre

Cómo sobrevivir a la cuesta de septiembre preparando tus finanzas en julio

Se acerca la temida cuesta de septiembre. Ya sabes, ese mes diabólico en el que concurren dos factores que ponen patas arriba tu economía doméstica: por un lado, has gastado demasiado durante los meses de verano, principalmente a causa de tus vacaciones; por otro, los niños vuelven al cole y vas a tener que gastar aún más en libros, material escolar y ropa. Hablemos sobre cómo sobrevivir a la cuesta de septiembre sin morir en el intento.

Por suerte, sobrevivir a la cuesta de septiembre es posible si la planteas con suficiente antelación. ¿Por qué no preparar tus finanzas en julio para que cuando llegue septiembre estén en orden y puedas afrontar el mes sin agobios? Estos consejos te ayudarán a conseguirlo.

Sobrevivir a la cuesta de septiembre es fácil si sabes cómo

1º. Contén los gastos de verano con un presupuesto.

Los meses de junio, julio y agosto son los más complicados para mantener los gastos bajo control. Hace buen tiempo, la excusa perfecta, y es difícil resistirse a salir a dar un paseo, cenar fuera y, en definitiva, pasarlo bien gastando dinero. Sin embargo, debes mantener la cabeza fría y la cartera cerrada. No tienes que ser rácano, el verano es para divertirse, pero tampoco gastar por gastar. Si elaboras un presupuesto te resultará más sencillo conseguirlo.

2º. Modifica alguno de tus hábitos de consumo.

Si modificas alguno de tus hábitos de consumo y esto te permite ahorrar, podrás utilizar ese dinero extra para afrontar la cuesta de septiembre con más garantías.

Por ejemplo, si sueles almorzar fuera de casa mientras estás en el trabajo, deja de hacerlo y llévate un tupper a la oficina. ¿Fumas y llevas tiempo queriendo dejarlo? Este es el momento ideal para hacerlo, tanto para tu salud como para tu cuenta corriente. Modificar estos dos hábitos te permitirá ahorrar un dinero que te vendrá de perlas para sobrevivir a la cuesta de septiembre.

3º. Empieza hoy mismo a ahorra en la vuelta al cole.

Si te esperas a la primera semana de septiembre para comprar libros, libretas, material escolar, zapatos, uniformes, etc pasarán dos cosas: primero, todo te costará más caro porque la demanda es altísima esos días; y segundo, tendrás que gastarte todo el dinero a la vez, de una sola tacada.

Sería mucho más inteligente por tu parte empezar a comprar un par de meses antes. Esto te permitiría comparar precios y buscar las tiendas más económicas, podrás elegir entre una oferta mayor y podrás repartir el gasto entre varios meses. Todo son ventajas.

4º. Obtén un dinero extra vendiendo cosas que no necesites.

No te centres solo en los gastos, hazlo también en los ingresos. Tienes un par de meses por delante para obtener algunos ingresos extraordinarios vendiendo cosas que ya no necesitas. Porque reconócelo, tienes la casa llena de chismes que no usas para nada…

¿Por qué no venderlos y ganar un poco de dinero? Deja de acumular y haz que Wallapop se convierta en tu principal aliado para afrontar la cuesta de septiembre. Vibbo, Chicfy y eBay también te pueden ayudar a colocar en el mercado de segunda mano todo lo que no necesites.

Aplicando estos cuatro consejos fortalecerás tu economía doméstica y te reirás de la cuesta de septiembre. No lo dudes y compártelos con tus conocidos en tus redes sociales, seguro que ellos están igual de preocupados que tú.

 

Si necesitas una ayudita extra, en Vivus podemos ofrecerte un préstamo online de hasta 1.000 euros (300 si es la primera vez que lo solicitas) para poder hacer frente a cualquier imprevisto que te pueda surgir. Es muy sencillo y solo te tomará diez minutos. ¡Apenas hay papeleo!