ahorrar en la vuelta

Cómo ahorrar en la vuelta al cole como un ninja financiero

Septiembre ya está aquí y si no has sido previsor/a corres el riesgo de poner tus finanzas al límite. Entre libros de texto, material escolar, ropa o calzado, de media, el año pasado la vuelta al cole costó alrededor de 900 euros por familia, y es un gasto que aumenta año tras año. Hablemos de ahorrar en la vuelta al cole.

En este artículo te vamos a enseñar a ahorrar y a convertir tu cuesta de septiembre en una bajada. O al menos vamos a intentarlo. ¿Nos acompañas?

[¿Necesitas una ayuda este mes? Solicita tu préstamo aquí

Estas son las claves para ahorrar en la vuelta al cole

Ahorrar en los libros de textos es una obligación

Para ahorrar con los libros de texto se nos ocurren tres opciones, y nuestra preferida es la primera:

1. Consigue los libros gratis, la clave para ahorrar en la vuelta al cole.

Los libros de texto son uno de los desembolsos más importantes. Si quieres ahorrar en la vuelta al coche, debes conseguirlos gratis. Aunque no siempre es posible, si puedes aprovechar los de algún vecino que está unos cursos por encima de tu hijo, perfecto.

También hay que tener en cuenta que los libros, para que sean útiles, deben mantenerse en un estado de conservación aceptable. Si están subrayados, escritos a boli y con todas las actividades resueltas, te van a servir de poco.

2. Cómpralos o alquílalos de segunda mano.

Cuanto no te resulte posible conseguirlos gratis, intenta comprarlos o alquilarlos en el mercado de segunda mano. Las apps de Wallapop y Vibbo, por ejemplo, te pueden salvar la vida. Echa un vistazo también a esta web o a cualquier otra del estilo, hay muchas.

Ten en cuenta que las dos mejores épocas del año para comprar o alquilar libros de segunda mano son finales de junio (justo cuando acaba el curso escolar) y, en menor medida, principios de septiembre (ante de empezar el nuevo curso).

3. Busca ayudas para la compra o alquiler de libros nuevos.

Si con las dos opciones anteriores no has podido conseguir los libros, no te va a quedar más remedio que comprarlos nuevos. En este caso, consulta antes si existe algún tipo de beca o ayuda pública de la que puedas beneficiarte.

A veces, las AMPAS gestionan estas ayudas; pídeles información. Si no es así, comprueba tú directamente en las webs de la Consejería de Educación de tu Comunidad Autónoma y del Ministerio de Educación. Pero no te esperes a septiembre para hacer esto. Normalmente estas ayudas se publican antes de acabar el curso anterior.

No te vuelvas loco/a comprando el resto del material escolar

Los libros de texto son solo una parte del material que tu hijo necesitará para afrontar el nuevo curso académico. Hay mucho más material (libretas, archivadores, calculadora, mochila, lápices, colores, bolígrafos…), y no deberías perder la cabeza comprándolo.

Grosso modo, te recomendamos que tengas en cuenta lo siguiente:

1. No todo tiene por qué ser nuevo.

Seguro que puedes reutilizar un montón de material sobrante del curso anterior. Por ejemplo, una libreta que solo se utilizó un 30%, carpetas o archivadores que están en buen estado o colores y lápices en la mitad de su vida útil. Recuerda que debes reciclar, reutilizar, reducir y reparar. Ecología y ahorro deben ir de la mano para gastar lo mínimo y ahorrar en la vuelta al cole.

2. Compara precios y compra online, clave para ahorra en la vuelta al cole.

Antes de comprar cualquier tipo de material, compara el precio en varias tiendas. Lo más probable es que comprando online te salga mucho más económico. Otra opción es ir a alguna gran superficie y tratar de cazar alguna oferta de inicio de curso.

Pero no te olvides de mirar en la papelería de tu barrio, ya que algunas sacan promociones puntuales de muy pocos días para competir con las grandes superficies.

3. Si es posible, no lo compres todo de una sola vez.

A veces, no es necesario comprar todo el material de golpe. Muchos colegios hacen el desglose de lo que los alumnos van a necesitar cada trimestre. Esto permite reducir el desembolso inicial y, además, permite buscar buenas ofertas durante todo el año.

4. Cuidado con el material tecnológico.

Algunos centros exigen productos tecnológicos como parte del material escolar, principalmente tablets u ordenadores portátiles. Si es tu caso, no te compliques y busca uno muy económico, y a ser posible de segunda mano. Tu hijo no necesita un iPad ni un ordenador caro. Uno de los más básicos del mercado será más que suficiente.

Ahorrando en ropa y calzado, otra de las claves para ahorrar en la vuelta al cole

El otro gran gasto de la vuelta al cole es la ropa y el calzado. Porque sí, tus hijos tienen la costumbre de crecer un poco cada año pero los pantalones, las chaquetas o los zapatos siempre conservan el mismo tamaño. Estos son nuestros consejos de ahorro:

1. Reutiliza la de años anteriores.

Es aún más obvio que en el caso del material escolar. Si unos pantalones un poco gastados pueden volver a usarse con un parche en las rodilleras o si unos zapatos pueden aguantar un año después de pasar por el taller del zapatero, entonces no hay necesidad de sustituirlos por otros nuevos.

2. Intercambia prendas.

Muchas veces, los niños crecen tan rápidamente que no les da tiempo a estropear la ropa. ¿Por qué no intercambiar prendas con otros padres de cursos inferiores y superiores? El ahorro será enorme y os beneficiará a todos. Además, le haréis un gran favor al medio ambiente.

3. Ahorra comprando.

Cuando no te quede más remedio que comprar, hazlo con cabeza: compara precios, no busques primeras marcas, elije una talla más cuando sea posible, aprovecha las ofertas… Y recuerda que el mejor truco para ahorrar es comprar la ropa de verano en enero y la de invierno en mayo. Los ahorradores previsores siempre van un paso por delante.

Otros gastos secundarios donde meter la tijera para ahorrar en la vuelta al cole

Además de estos, hay otros gastos secundarios a los que muchas familias tienen que hacer frente cada año y en los que se puede ahorrar un poco de dinero. Por ejemplo:

1. Transporte escolar.

En ocasiones, el transporte al cole eleva en exceso los gastos escolares. Aunque no siempre es posible, puedes tratar de buscar alguna alternativas. Por ejemplo, turnaros varios padres para llevar a los niños al colegio, pagarle a alguien para que lo haga o incluso sustituir el transporte escolar por el transporte público.

2. Comedor.

Si por culpa del trabajo no puedes atender a tu hijo a la hora de comer, no te va a quedar más remedio que usar el servicio de comedor. El problema es que este suele ser caro. Si no consigues una subvención que te ayude a pagarlo, puedes plantearte dejar a tu hijo a comer en casa de algún familiar, aunque entendemos que esta opción es bastante complicada en muchos casos.

3. Actividades extraescolares.

Clases de baile, de piano, de deporte, para aprender matemáticas… Las actividades extraescolares forman parte del día a día de muchos críos. En función de lo que busques, la mejor alternativa para ahorrar en la vuelta al cole siempre es comparar precios.

Y hasta aquí nuestros consejos de ahorro. Esperamos que te sirvan de ayuda para abrocharte el cinturón y gastar menos en la temible vuelta al cole. ¡Mucha suerte, lector ahorrador!

 

Si necesitas una ayudita extra, en Vivus podemos ofrecerte un préstamo rápido de hasta 1.000 euros (300 si es la primera vez que lo solicitas) para poder hacer frente a cualquier imprevisto que te pueda surgir. Es muy sencillo y solo te tomará diez minutos. ¡Apenas hay papeleo!