pedir una hipoteca

Tres preguntas que debes hacerte antes de pedir una hipoteca

Cada vez se venden más casas en España. La mejora económica de muchas familias y la caída en los precios del sector ha propiciado un aumento importante de la demanda de inmuebles. Si estás pensando en pedir una hipoteca con la que comprarte la casa de tus sueños, en este artículo te vamos a poner deberes.

[¿Necesitas una ayuda este mes? Solicita tu préstamo aquí

Antes de ir al banco a pedir una hipoteca debes asegurarte de que tienes claro dónde te estás metiendo. Para conseguirlo tienes que hacerte las siguientes preguntas.

¿Te has hecho estas preguntas antes de pedir una hipoteca?

  1. ¿Qué importe puedo permitirme pagar?

A todos nos gustaría tener un chalet con piscina y jardines en una parcela de 500 metros cuadrados. El dinero es lo único que nos separa de ese sueño. Por eso, la primera pregunta que has de hacerte antes de pedir una hipoteca es: ¿qué importe puedo permitirme pagar sin sobresaltos y sin poner en riesgo la sostenibilidad futura de mis finanzas personales?

Mucho ojo aquí porque para responder a esta pregunta algunas personas solo se fijan en la cuota que han de pagar mes a mes. Como consecuencia, cometen el error de alargar hasta los 30 o 40 años la devolución de la deuda para que así el recibo mensual sea “asequible”.

El problema es que cuánto más largo sea el periodo de devolución de la hipoteca, mucho mayores serán también los intereses a pagar. Puede pasar, por ejemplo, que acabes pagando 200.000 euros por una casa que solo  costaba 100.000.

Nuestro consejo es que como máximo te hipoteques a 20 años y que el importe mensual a pagar no supere una cuarta parte de los ingresos mensuales del hogar. Ten en cuenta también que el Euribor está en negativo en estos momentos y que a medio plazo terminará subiendo y encareciendo la cuota. Lo vemos en el siguiente punto.

  1. ¿Qué tipo de interés es mejor?

En la actualidad puedes contratar tu hipoteca con tres tipos de interés: fijo (el mismo durante toda la vida de la hipoteca), variable (en función del Euribor) o mixto (interés fijo solo durante unos años y variable después). ¿Hay alguno mejor que otro? Pues depende.

Si quieres tener la certeza de saber cuánto pagarás por tu hipoteca cada mes durante los próximos 20 años sin preocuparte de cómo evolucionará el mercado, la mejor opción es el tipo fijo. El “pero” de este tipo de interés es que es más elevado que el tipo variable actual.

Si por el contrario tienes pensado amortizar mucha hipoteca durante los primeros años de la misma, sin duda el tipo variable es el más indicado para ti. En este caso recuerda que la previsión es que el Euribor suba en los próximos años. Cuando esto ocurra, subirá también tu cuota hipotecaria.

  1. ¿Cuáles son los costes adicionales?

Es fundamental calcular bien cuáles serán los costes adicionales a la compra de nuestra vivienda, que podemos clasificar en tres tipos:

  • Importe no financiado por el banco. La mayoría de los bancos sólo financian el 80% del valor de tasación de una vivienda. Esto significa que tendrás que ahorrar para adelantar el 20% restante. Ten en cuenta también que las tasaciones suelen hacerse a la baja, por lo que puede ocurrir que la casa cueste 120.000 euros y que el banco la valore en solo 100.000. En este caso necesitarás disponer de un ahorro de 40.000 euros.
  • Gastos hipotecarios. Hay una serie de gastos relacionados con la hipoteca a los que tendrás que hacer frente. Por ejemplo, los de notaría y los de registro. Si compras una vivienda de segunda mano (y por tanto tienes que pagar el Impuesto de actos Jurídicos Documentados), estos gastos oscilarán entre el 10 y el 12% del importe de la hipoteca.
  • Impuesto sobre el Valor Añadido. Como buen contribuyente, no te olvides del IVA. Si compras una vivienda de obra nueva deberás añadir al precio de compra un 10%. En el caso de que se trate de una vivienda protegida el IVA es de solo el 4%.

La suma de estos costes adicionales también influirá a la hora de determinar si la casa que te quieres comprar es viable o no.

 

¿Necesitas una ayuda extra? En Vivus tenemos nuestros créditos rapidos  con los que te ofrecemos hasta 1.000 euros (300 si es la primera vez que lo solicitas) para que hagas frente a cualquier imprevisto de forma sencilla. ¡En 10 minuto y sin apenas papeleo!