nueva ley hipotecaria

ASÍ te va a afectar la nueva ley hipotecaria

El pasado mes de junio entró en vigor la nueva Ley Hipotecaria con el objetivo de seguir la normativa europea 2014/17/UE, de materia hipotecaria. El fin de esta normativa es bastante sencillo: proteger a los clientes que solicitan hipotecas. ¿Te gustaría saber cómo te va a afectar esta nueva ley hipotecaria?

[¿Necesitas una ayuda este mes? Solicita tu préstamo aquí]

Esto es TODO lo que tienes que saber sobre la nueva ley hipotecaria

1º. Los clientes tendrán mayor protección.

Lo de llegar a la oficina bancaria y firmar el contrato ya queda para la historia. A partir de ahora, con la nueva ley hipotecaria, el cliente deberá disponer de su contrato como mínimo diez días antes de la firma. El objetivo es que tenga tiempo suficiente de leerlo y consultar sus dudas con quién considere oportuno para que pueda firmar con tranquilidad.

2º. El notario será el verdadero garante de la operación.

Antes de esta ley, ir a firmar al notario era un trámite más en la firma de la hipoteca. La cosa cambia a partir de ahora, ya que el hipotecado tendrá que acudir dos veces a la notaría. La primera vez irá solo, sin el banco, para poder resolver cualquier duda que tenga sobre la hipoteca. La segunda, con un responsable de la entidad para, esta vez sí, proceder a la firma.

Además de esto, el notario deberá hacer un cuestionario al cliente para verificar que efectivamente conoce las consecuencias de lo que está a punto de firmar.

3º. Los gastos, a medias.

El reparto de gastos a la hora de formalizar la hipoteca mejora y beneficia al consumidor. Con esta nueva ley hipotecaria el cliente solo deberá abonar la tasación, mientras que los gastos de gestoría, notaría, registro y el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados correrán a cargo de la banca. Esto supone un ahorro importante para el usuario pero, como era de esperar, los bancos ya lo están trasladando a sus hipotecas en forma de aumentos de los tipos de interés.

4º. Mayor protección frente a desahucios, una mejora importante de la nueva ley hipotecaria.

Hasta ahora, los bancos podían ejecutar un desahucio si el cliente impagaba tres cuotas. La nueva ley hipotecaria da una mayor protección al hipotecado y el desahucio solo podrá producirse si, durante la primera mitad del contrato, el impago alcanza el 3% del importe del préstamo o es de 12 cuotas. En la segunda mitad del contrato el impago debe ser del 7% o de 15 cuotas mensuales.

5º. Será más barato amortizar capital anticipadamente.

Con el objetivo de facilitar y promover los pagos por adelantado, con la nueva ley hipotecaria se abaratan considerablemente los costes de amortización anticipada de las hipotecas. Esto afectará tanto a las que son a tipo fijo como a las que lo son a tipo variable. Lo mejor de todo es que esta medida tiene carácter retroactivo para las nuevas amortizaciones.

6º. Cambios en las vinculaciones.

Hasta ahora, las entidades financieras podían obligar a sus clientes a contratar seguros de hogar, de vida, tarjetas de crédito, planes de pensiones… como requisito para la concesión de la hipoteca. Con la nueva ley hipotecaria, estos productos vinculados no pueden ser obligatorios, aunque sí pueden utilizarse para bonificar los tipos de interés.

Estos son solo algunos de los cambios que incluye la nueva ley hipotecaria y, como puedes comprobar, con bastante interesantes. Beneficiarán tanto a las personas que contraten hipotecas ahora como a las que ya la tenían contratada antes de la entrada en vigor de la norma.

 

Si necesitas una ayudita extra, en Vivus podemos ofrecerte un préstamo rápido de hasta 1.000 euros (300 si es la primera vez que lo solicitas) para poder hacer frente a cualquier imprevisto que te pueda surgir. Es muy sencillo y solo te tomará diez minutos. ¡Apenas hay papeleo!