comprarte una casa

5 consejos si estás pensando en comprarte una casa

Comprarte una casa es una de las decisiones económicas más importantes que puedes tomar en tu vida, sobre todo si para pagarla necesitas contratar una hipoteca. Si estás pensando en comprarte una casa y quieres evitar que la ilusión acabe convertida en pesadilla deberías tener en cuenta estos consejos que te damos.

Esto es lo que tienes que saber antes de comprarte una casa

  1. No compres ninguna casa que no puedas permitirte.

Para la mayoría de compradores, una casa es un pasivo que tardará varias décadas en eliminar de su balance. La diferencia entre una vivienda que te puedes permitir y otra que está fuera de tu alcance es que la primera no debería generarte problemas económicos en el futuro, mientras que la segunda se convertirá en un lastre muy pesado para tus finanzas personales.

Ni se te ocurra comprarte una casa si tienes la más mínima duda sobre tu capacidad de pago dentro de unos años. Si la viabilidad de la operación pasa por alargar la duración de la hipoteca hasta los 30 o 40 años, descarta la vivienda y busca otra con un precio más ajustado.

  1. Controla tus emociones y haz una oferta a la baja.

El vendedor de la vivienda no puede percibir tus ganas por comprar. Si tu amor hacia ese inmueble se nota a leguas, el precio de salida será alto y la predisposición del vendedor a bajarlo brillará por su ausencia. Tienes que mostrar indiferencia y no hacer ninguna oferta en la primera reunión.

Cuando la hagas, esta debe ser a la baja. Damos por hecho que la rechazarán pero si queremos que la negociación llegue a puerto debemos partir de un precio muy bajo. No olvides que el precio de venta que te han ofrecido es el más elevado posible.

  1. Pide papeles.

Estás en tu derecho de solicitar toda la documentación pertinente sobre la vivienda. Si el vendedor es un particular deberías empezar por pedir el número de registro de la propiedad de la casa para asegurarte de quién es el titular.

Es importante comprobar también si la vivienda tiene algún tipo de carga o embargo y para eso necesitas una nota simple del Registro de la Propiedad. Comprueba también si el vendedor está al corriente del pago del IBI, de la comunidad, de la tasa de basura, etc. Cuántos más papeles pidas sobre la casa, mejor.

  1. Debe estar preparado para cerrar la operación.

El acuerdo puede llegar en cualquier momento y has de estar preparado para cuando eso ocurra. Si consigues un buen precio y consideras que la operación es viable debes tenerlo todo a mano y preparado para que la firma de la escritura no se dilate en exceso en el tiempo. Tener la hipoteca preconcedida, o al menos estudiada, es fundamental.

  1. Elije una buena hipoteca y ten cuidado con los gastos.

No puedes conformarte con cualquier hipoteca. La oferta bancaria es amplia y debes buscar la que más te convenza, ya sea a tipo variable, fijo o mixto. Ten en cuenta las comisiones a pagar y toda la letra pequeña. No te olvides tampoco de los gastos (notario, registro, impuestos…), que estarán alrededor del 10-15% del valor de la vivienda.

En este mismo sentido, intenta que el plazo de la hipoteca no sea superior a 20 años. Una hipoteca más larga no es conveniente porque el pago de intereses se dispara y podrías terminar pagando por tu casa el doble de lo que te costó.