sobre plano

6 precauciones al comprar una vivienda sobre plano

Comprar una vivienda sobre plano consiste en adquirir un inmueble que aún no se ha construido, es decir, basándote únicamente en el proyecto de edificación. Esto tiene algunas ventajas, como la posibilidad realizar cambios sobre el plano inicial, si el constructor los acepta. También que es más barato.

[¿Necesitas una ayuda este mes? Solicita tu préstamo aquí

Sin embargo, el comprador asume importantes riesgos. El principal es que puede ser víctima de un fraude si finalmente la vivienda no se construye o si sus cualidades no son las acordadas. Con el objetivo de que esto no ocurra, a continuación resumimos seis precauciones que se deben tomar al comprar una vivienda sobre plano.

Cómo comprar una vivienda sobre plano minimizando riesgos

  1. Comprueba quién es el vendedor.

Debes obtener toda la información que puedas sobre quién vende la casa. Más vale ser precavido que pecar de ingenuo. Puedes empezar consultando la información que hay en internet. También es muy importante que te asegures de que el que construye la casa es el titular del solar. Esa información puedes obtenerla en el Registro de la Propiedad.

  1. Verifica toda la información sobre la vivienda.

El vendedor debe poner a tu disposición tanto los planos de la parcela donde estará ubicada la casa como los planos con la distribución exacta de la vivienda. Puedes (y debes) verificar también cuáles serán las zonas comunes y los servicios que habrá cerca de tu futura casa.

  1. Conserva la documentación.

Es importante que conserves toda la información que te facilite el vendedor sobre la vivienda, incluidos los folletos publicitarios. La razón es sencilla: si las características de la vivienda que te entreguen no se ajustan a las descritas en la documentación inicial, tendrás algo a lo que agarrarte para reclamar.

  1. Asegúrate de que existe un aval.

También es fundamental que te asegures de que los pagos están avalados. Esta es la única forma que tienes de blindar tu dinero. Si no quieres perder el dinero adelantado en el caso de que el proyecto de construcción no finalice, debes exigir un aval bancario al promotor que te vende la casa, que solo es obligatorio a partir de la obtención de la licencia de obras.

  1. Solicita una memoria de calidades.

Algunos de los aspectos que condicionan las calidades de una vivienda son los aislamientos, las carpinterías, los sistemas de cubierta y fachadas o los materiales utilizados en los conductos de instalaciones, entre una larga lista. Una memoria detallada con cada uno de ellos te servirá para comprobar a la entrega de la casa si las calidades se ajustan a las que te ofrecieron.

  1. Comprueba antes de firmar.

Para terminar, pero no por ello menos importante, compruébalo todo antes de firmar. Por muchas ganas que tengas de gritar a los cuatro vientos que esa vivienda es tuya, ve con calma y revisa exhaustivamente toda la documentación. Asegúrate de que se ajusta a lo que habías acordado y de que no hay errores ni en el precio ni en la fecha estipulada de entrega.

Si sigues estos sencillos consejos podrás comprar una vivienda sobre plano con bastantes garantías.

¡Mucha suerte y a disfrutar de ella!

 

¿Buscas un préstamo sin aval?  En Vivus te ofrecemos un crédito de hasta de hasta 1.000 euros (300 si es la primera vez que lo solicitas). Con nuestros préstamos podrás hacer frente a cualquier imprevisto que te pueda surgir. La solicitud es muy sencilla y rápida: ¡Diez minutos y sin apenas papeleo!