gastos de la hipoteca

¿Cómo reclamar a los bancos los gastos de la hipoteca cobrados ilegalmente?

Una sentencia del Tribunal Supremo ha abierto la puerta a que los consumidores puedan reclamar a los bancos los gastos de la hipoteca cobrados ilegalmente, tras declarar como abusivas las cláusulas del Popular y del BBVA que imponían a los clientes el pago de la totalidad de estos gastos de formalización de hipotecas.

[¿Necesitas una ayuda este mes? Solicita tu préstamo aquí

El Supremo argumenta que estos gastos de la hipoteca no deberían recaer en el cliente, no al menos en su totalidad, sino en los bancos, ya que estos son la parte interesada en registrar la escritura hipotecaria. A raíz de aquí, tanto la OCU como Adicae han iniciado campañas de concienciación para que los clientes afectados reclamen el dinero cobrado de forma ilegal por la banca.

Según esta sentencia, de 23 de diciembre de 2015, todos los clientes con una hipoteca en vigor o que haya sido amortizada en los últimos cuatro años tienen derecho a reclamar al banco. Lo primero sería acudir al defensor del cliente y luego a la justicia. El plazo de reclamación es de cuatro años a contar desde la fecha de la sentencia, es decir, hasta el 24 de diciembre de 2019.

¿Cómo podemos reclamar los gastos de la hipoteca cobrados ilegalmente?

gastos de la hipoteca

La pregunta que todo el mundo se hace es: ¿qué se puede reclamar? Los gastos de la hipoteca pueden ser muy diversos, por lo que es normal no saber exactamente en qué consiste cada uno. Según esta sentencia, se puede solicitar la devolución de los gastos de notaría, los del registro de la propiedad, los de la gestoría y los impuestos de los Actos Jurídicos Documentados de la escritura.

El importe al que puede ascender la reclamación dependerá, como es lógico, del importe de la propia hipoteca. Según cálculos de la OCU, para una hipoteca media de 150.000 euros, la devolución podría ascender a unos 3.000 euros en total, si se incluye el importe de los Actos Jurídicos Documentados, que es el mayor de todos (alrededor del 75% de la factura) y el que parece ser será el más complicado de reclamar.

Los documentos a presentar para hacer la reclamación son la escritura de la hipoteca, la factura del notario, la factura del registrador y la carta de pago del impuesto de Actos Jurídicos Documentados (modelo 600).

Este asunto va tan en serio que a raíz del mismo entidades como Santander, CaixaBank, BBVA, Sabadell, Ibercaja y Bankia han modificado sus cláusulas recientemente y ya asumen alrededor del 30% de estos gastos, para así evitar demandas en el futuro. Bastante significativo, ¿no creen?

Nuestro consejo es que si tienes una hipoteca o bien la has amortizado en los últimos cuatro años, no lo dudes: reclama tu dinero al banco. Primero, acudiendo al defensor del cliente; y si no fuese suficiente, recurriendo a los tribunales. Aunque todos sabemos que no es fácil ganarle una demanda a una entidad financiera, el hecho de que ya existan demandas a favor de clientes demuestra que en este caso son los hipotecados y no los bancos los que tienen la sartén por el mango.

 

Si necesitas una ayudita extra, en Vivus podemos ofrecerte un préstamo rápido de hasta 1.000 euros (300 si es la primera vez que lo solicitas) para poder hacer frente a cualquier imprevisto que te pueda surgir. Es muy sencillo y solo te tomará diez minutos. ¡Apenas hay papeleo!