Euríbor

El Euríbor ya sube, ¿qué pasará con mi hipoteca?

El euríbor, acrónimo de Euro Interbank Offered Rate, es el índice al que se encuentran referenciadas la mayoría de las hipotecas que se firman en España, por lo que su evolución interesa, y mucho, a todos los hipotecados. Si el euríbor está alto, sube la cuota de la hipoteca; y si está bajo ocurre lo contrario.

En febrero de 2016, debido a la política ultra expansiva con la que el Banco Central Europeo (BCE) pretendió apuntalar la recuperación de la Eurozona, entró por primera vez en terreno negativo. Desde entonces, los hipotecados pagan menos que nunca por sus hipotecas.

Sin embargo, esta situación no es la normal. El euríbor nunca antes había estado en valores negativos. Con subidas y bajadas, su valor medio siempre se ha situado en torno al 3%. Los picos máximos tuvieron lugar en 1994 (6,6%), en 2000 (5,2%) y en 2008 (5,526%).

El pasado mes de febrero el euríbor cerró en el -0,108%, con lo que encadena tres años por debajo del cero. Pero mucho ojo, porque la tendencia ya está cambiando.

Mes a mes, el euríbor se acerca peligrosamente al terreno positivo y, aunque es imposible saber cuando abandonará el rojo, muchos expertos dan por sentado que ocurrirá a finales 2019, aunque todo dependerá de cómo marche la economía europea y de las decisiones que adopte el BCE.

¿Qué pasara con mi hipoteca si el Euríbor sube?

Si tu hipoteca está referenciada al euríbor y este indicador sube, subirá también la cuota que tendrás que pagar cada mes por ella. La única buena noticia es que esta subida será muy progresiva, por lo que al principio el aumento será inapreciable.

Nadie sabe cómo evolucionarán los tipos de interés en los próximos años (ni siquiera en el próximo mes). Por tanto, no podemos hacer una previsión exacta sobre cuánto puede afectar a tu hipoteca la previsible subida del euríbor. Lo que sí podemos hacer son estimaciones.

Por ejemplo, si contratamos hoy una hipoteca de 120.000 euros a devolver en 20 años con un diferencial del 1%, al valor actual de euríbor, -0,108%, pagaríamos una cuota mensual de 546 euros.

Si el euríbor se situase en el 0% este año, tal y como se espera,  la cuota a pagar se incrementaría 6 euros, hasta los 552 euros.

Pero, ¿qué ocurriría si sube mucho más? Si se incrementase hasta el 1%, la cuota subiría a 606 euros. Si sube al 2%, la cuota lo hace hasta 663 euros. Para un 3% de euríbor habría que pagar cada mes 723 euros. En este último caso, la diferencia respecto al euríbor actual es de 177 euros al mes.

Por tanto, la subida del euríbor no es una buena noticia para el bolsillo de las personas que tienen hipotecas, ya que sus gastos fijos mensuales aumentarán según lo haga este indicador y, por tanto, su capacidad de ahorro se verá mermada.

Si estás pensando en contratar una hipoteca, ten presente esto que acabas de leer. Cuando “hagas números” para comprobar si puedes o no pagar la cuota, considera valores del euríbor muy superiores al actual. Es la mejor forma asegurarte de que podrás devolver el préstamo en el futuro.

 

Si necesitas una ayudita extra, en Vivus podemos ofrecerte un préstamo online de hasta 1.000 euros (300 si es la primera vez que lo solicitas) para poder hacer frente a cualquier imprevisto que te pueda surgir. Es muy sencillo y solo te tomará diez minutos. ¡Apenas hay papeleo!