Ahorrar en Navidad con hijos

Cómo ahorrar en Navidad con hijos incluidos

El mes de diciembre está detrás de la esquina y, con él, la Navidad. Son días para pasar en familia rodeado de tus seres más queridos, hacer y recibir regalos, estrenar ropa, comer fuera de casa, salir a pasear y gastar dinero, mucho dinero. Ahorrar en Navidad con hijos parece misión imposible pero no lo es. Te lo explicamos.

[¿Necesitas una ayuda este mes? Solicita tu préstamo aquí

Sin lugar a dudas, la Navidad es la época más consumista del año. No hay otra igual. Y si además tienes hijos pequeños, apaga y vámonos: ¡los gastos se multiplican!

Por suerte, es posible acabar un año y empezar otro sin poner la cuenta en rojo. En este artículo te daremos algunos consejos para ahorrar en navidad, aunque tengas hijos.

Los mejores consejos para ahorrar en Navidad si tienes hijos

Ahorrar en Navidad con hijos

1. Que no te pille sin presupuesto, el primer consejo para ahorrar en Navidad (con hijos incluidos)

En Vivus somos fervientes defensores del presupuesto familiar. Estamos totalmente convencidos de que es la forma más simple y efectiva de mantener los gastos bajo control, sobre todo si los hijos entran en la ecuación.

Por eso, el primer paso para ahorrar en Navidad pasa por elaborar un presupuesto. Si tus hijos ya tienen cierta edad, hazles partícipes del mismo desde el primer momento.

Antes de nada deberías determinar cuál es tu techo de gasto, es decir, la cantidad máxima de dinero que estás dispuesto a gastarte. La cifra que elijas será inquebrantable: bajo ningún concepto podrás excederla. A continuación, coge boli, papel y calculadora. Tienes que hacer números y organizarte.

Lo ideal es que clasifiques los posibles gastos en categorías: comidas fuera de casa, regalos, viajes… y que fijes una cantidad exacta de dinero para cada una de ellos. Así te será mucho más fácil saber cuánto te puedes permitir gastar.

2. No pierdas la cabeza con los regalos de tus hijos si quieres ahorrar en Navidad.

La Navidad y los regalos van cogidos de la mano, sobre todo si tus hijos son muy pequeños. Esa casa de muñecas tan bonita, ese escalextrix tan espectacular, la nueva videoconsola… ¿Acaso no se merecen tus hijos estos regalos? Pues quizás no.

Los niños no necesitan tantas cosas; y menos, tantas cosas caras. Ellos son felices con muy poco: afortunadamente, el materialismo y el consumismo aún no han entrado en sus cabezas. Somos nosotros, sus padres y madres, los que nos empeñamos en hacerles desear esto regalos.

Piensa que un niño necesita muy poco para ser feliz. Si no nos crees, prueba a regalarle una caja de cartón muy grande y hazle varias aperturas en forma de puertas y ventanas. Enhorabuena, acabas de regalarle un castillo en el que refugiarse de los dragones y de las brujas. Solo tienes que dibujarle esa idea en su cabeza; su imaginación hará el resto.

Esto es una forma de ahorrar en Navidad si tienes hijos pero, como es lógico, no quita que tengas que hacer algún regalo. De lo que se trata es de regalar con moderación, sin perder la cabeza y, a ser posible, comprando por anticipado, lo que nos lleva al siguiente consejo.

3. Compra los regalos con antelación.

Hay determinados regalos que tendrás que hacer sí o sí. No solo a tus hijos, también a tus familiares más cercanos. Si el do it yourself no es una opción para ti, toca ir a un comercio a comprar.

Lo ideal es que no te esperes al último momento para comprar estos regalos. Hacerlo presenta tres inconvenientes principales:

  • Tendrás menos cosas entre las que elegir: muchas se habrán agotado.
  • Serán más caras: los precios suben en estas fechas.
  • Comprarás con prisas y estresado por el bullicio: todos los comercios estarán a rebosar de gente en la misma situación que tú.

¿La solución? Comprar con la mayor antelación posible y fuera de las fechas clave. Piénsalo fríamente:

  • La oferta será mayor.
  • Los precios menores.
  • Podrás comparar.
  • Tendrás tiempo de valorar la calidad/precio.
  • No comprarás en caliente.
  • No habrá aglomeraciones.

Efectivamente, son todo ventajas. Anticipar la compra de los regalos de navidad es una de las decisiones más inteligentes que puedes tomar para ahorrar.

4. Controla los gastos de ocio si quieres ahorrar esta Navidad y tienes hijos.

Con toda seguridad, el gasto en ocio va a ser el que más te cueste mantener a raya. En navidad, los estímulos para salir con los amigos a cenar, a dar un paseo por el centro comercial o a tomar unas copas, siempre estarán presentes.  Y si encima tienes hijos, no vas a dejarlos encerrados en casa con todo el jaleo que hay fuera, ¿verdad?

De lo que se trata, una vez más, es de gastar con cabeza. Para lograrlo, tienes que darle prioridad a los planes de muy bajo coste y, a ser posible, gratuitos.

Seguro que en tu ciudad hay un montón de actividades que puedes hacer con tus hijos estos días y que no te obligan a gastar dinero: visitar belenes, pasear por el centro viendo el alumbrado, ir a un mercadillo navideño, a una pista de hielo…

Ten siempre presente que no estás obligado a gastar dinero para pasarlo bien estos días. A pesar de que todo lo que te rodea te incite a gastar, recuerda que tus hijos serán felices solo con estar a tu lado, y eso es gratis.

5. Provisiona los gastos para el año próximo.

Un muy buen truco para ahorrar en Navidad si tienes hijos  es hacer una provisión a doce meses vista. Así, cuando llegue la navidad el año que viene, tendrás una hucha con el dinero que vas a necesitar ahorrado.

Por ejemplo, si este año en Navidad has gastado en total 300 euros, cada mes debes provisionar 25 euros. Puedes guardar este dinero en una hucha de las de toda la vida o, si tu banco lo permite, crear una cuenta de ahorro para este fin. Doce meses después, tendrás 300 euros para gastar.

Bonustrack: 9 tips para ahorrar en Navidad hijos y todo en modo turbo

Los cinco consejos que te acabamos de dar te permitirán ahorrar mucho dinero mientras disfrutas de la Navidad con tus hijos. Pero si quieres poner el turbo y ahorrar al máximo estos días, aplica estos 9 trucos:

¿Qué te parecen nuestros consejos? ¿Tienes tú algún truco para ahorrar en Navidad (con o sin hijos)? Estaremos encantado de saber cuál.

 

Si necesitas una ayudita extra, en Vivus podemos ofrecerte un préstamo rápido de hasta 1.000 euros (300 si es la primera vez que lo solicitas) para poder hacer frente a cualquier imprevisto que te pueda surgir. Es muy sencillo y solo te tomará diez minutos. ¡Apenas hay papeleo!