Cómo ahorrar en Navidad

¿Cómo ahorrar en los regalos de Navidad?

La Navidad se encuentra detrás de la esquina y estamos seguros de que tanto tú como tu cuenta corriente estáis al tanto de ello. Son fechas idóneas para comer turrón, hacer cenas familiares, quedar con los amigos y… ¡Hacer y recibir regalos! Dado que recibirlos no es ningún problema, vamos a analizar cómo ahorrar en los regalos que hagamos en Navidad.

El punto de partida antes de empezar a comprar como locos es hacer un presupuesto. Gracias a él sabremos qué cantidad de dinero podemos destinar a dichos regalos y no caeremos en la trampa de comprar compulsiva y descontroladamente hasta entrar en números rojos.

[¿Necesitas una ayuda este mes? Solicita tu préstamo aquí

Una vez elaborado el presupuesto, el siguiente paso debería ser la elaboración de una lista de beneficiarios de regalos: a quién vamos a regalar y a quién no. Padres, suegros, hermanos, primos, sobrinos, amigos… La lista puede llegar a ser enorme, por lo que lo mejor es ser prácticos y quitarnos de la cabeza los denominados regalos de cortesía, que no aportan nada y nos pueden llegar a suponer un gasto importante.

En muchas ocasiones, sobre todo entre amigos, compañeros de trabajo o gente de mucha confianza, es muy recomendable celebrar el famoso “amigo invisible”. Gracias a él sólo tendremos que realizar un regalo a uno de los participantes y no a todo el grupo, con un precio máximo que se debería acordar previamente.

Llega el momento de comprar: ¿por dónde empezamos? Lo mejor es planificar con tiempo y anticipar lo máximo posible nuestras compras. Esto nos permitirá ahorrar comparando precios y nuestra compra será mucho más racional. Los microcréditos Vivus pueden sernos muy útiles para salir del apuro y así poder permitirnos esa compra anticipada. El primer microcrédito es gratis, sin intereses ni comisiones, y la gestión online y muy rápida .

En cuanto a cuál es el mejor lugar para comprar, la respuesta dependerá del tipo de regalo que queramos hacer. En la mayoría de los casos, desde juguetes hasta videojuegos pasando por ropa, webs como eBay o Amazon nos pueden resultar de gran utilidad. Del mismo modo, tiendas de segunda mano o portales tipo LetsBonus, Regalador o Groupalia pueden sacarnos de un apuro con regalos bastante originales y a un precio muy ajustado.

En definitiva, no se trata de perder la cabeza gastando dinero, sino de hacer una compra racional y que el regalo sea de utilidad para su beneficiario. Regalar por regalar es absurdo y sólo da lugar a situaciones de regalos no deseados y que no gustan, además de que nos suponen un gasto sin sentido que como consumidores inteligentes y ahorradores que somos deberíamos evitar a toda costa.