fácil ahorrar

Hogar, ocio y lifestyle: 3 partidas en las que es fácil ahorrar

Decía Warren Buffet, quizás el mejor inversor de la historia, que si alguien hoy está sentado a la sombra de un árbol es porque alguien en el pasado sembró ese árbol. Pocas metáforas podrás encontrar mejor que esta para entender lo importante que es ahorrar. Pero… ¿es fácil ahorrar?

[¿Necesitas una ayuda este mes? Solicita tu préstamo aquí

Si te sacrificas hoy para ahorrar le darás libertad financiera a tu yo del futuro. Sabemos que por culpa de la precariedad laboral y de los bajos sueldos ahorrar puede parecer difícil. No te dejes engañar, es más fácil de lo que parece. Hay dos categorías en concreto en las que ahorrar es bastante sencillo. Te decimos cuáles son y te damos algunos consejos:

Es fácil ahorrar en el hogar si sabes cómo

Podríamos escribir un libro con trucos para ahorrar en el hogar, hay tanto por dónde meter la tijera… Pero iremos a lo básico, es decir, a los hábitos que nos vacían la cuenta corriente y que tenemos que aprender a gestionar:

– Controla el consumo de electricidad. Sobre todo en invierno, reducir la factura de la luz es fácil si no derrochas la electricidad. Lo conseguirás, por ejemplo, regulando de forma óptima la calefacción de casa y usando la lavadora y la secadora en el horario valle de tu tarifa.

– No gastes de más en el supermercado. Debes planificar las comidas de la semana y hacer una lista de la compra. Si no haces estas dos cosas arrasarás con todo lo que encuentres en el supermercado cuando vayas a hacer la compra porque no sabrás qué necesitas comprar.

– No mires en Amazon. Si te gustan las compras online lo mejor que puedes hacer es desinstalar Amazon de tu móvil. Lo único que conseguirás si usas esta app a diario es que te entren ganas de comprar cosas que seguramente no necesitas, lo cual nos lleva al siguiente punto.

– Deja de acumular cosas. Abre tu armario y mira la ropa que tienes. ¿La usas toda? Seguro que no. Pues lo mismo pasa con el resto de cosas que tienes por casa. A lo mejor ha llegado, por fin, el momento de dejar de acumular y empezar a vender.

– Cuidado con los “lujos” de la clase media. Llámalo suscripción a la televisión de pago, fibra óptica de 300 MB o barra de sonido para el salón. A veces estos lujos no aportan nada y solo son un gasto innecesario.

Es fácil ahorrar en ocio y estilo de vida si te lo planteas

El ocio y estilo de vida es la segunda categoría en la que es muy fácil ahorrar. Basta con que pongas en práctica estos sencillos consejos:

– No comas en restaurantes. O por lo menos intenta comer menos de lo que lo haces ahora. Puedes tomar unas cañas con tapas pero debes terminar cenando en casa para ahorrarte el gasto gordo. Recuerda que comer en la calle es caro y, normalmente, poco saludable. En casa te va a salir más barato y es más sano.

– Evita los centros comerciales. Mucha gente se aburre y se va a los centros comerciales a “pasar el rato”. Creen falsamente que es ocio gratuito porque la entrada cuesta cero euros, pero la realidad es que siempre terminan comprando algo “importante” que no tenían pensado comprar. Mejor pasar el día en la montaña, en un parque o pasear en la playa.

– Acostúmbrate a comparar. Lo fácil y rápido (pero no inteligente) es comprar eso que necesitas sin más. Comparar precios exige, primero, el esfuerzo de mirar en varios establecimientos, y segundo, paciencia. Debes superar la comodidad de comprar a la primera y adquirir el hábito de comparar. Ahorrarás mucho dinero.

– Deja de fumar. Fumar es caro y además mata. No somos nadie para decirte lo que debes hacer con tu salud pero a lo mejor sería buena idea que dejaras el tabaco. Sabemos que ya has hecho los números, pero te los recordamos: si fumas un paquete al día y lo dejas podrás ahorrar casi 2.000 euros en un año.

La lista de consejos para ahorrar en esta categoría también podría ser enorme pero solo con aplicar estos cuatro le darás un soplo de aire fresco a tu cuenta corriente.

 

¿Buscas una ayuda extra? En Vivus te ofrecemos un micropréstamos online de hasta de hasta 1.000 euros (300 si es la primera vez que lo solicitas). Con nuestros préstamos podrás hacer frente a cualquier imprevisto que te pueda surgir. La solicitud es muy sencilla y rápida: ¡Diez minutos y sin apenas papeleo!