ahorrar con el coche

¿Ahorrar con el coche? 7 consejos infalibles

Ahorrar con el coche es posible. Sí. como lo lees. El coche se ha convertido no solo en un bien de primera necesidad, sino también en una herramienta de trabajo imprescindible para millones de personas. En los tiempos que corren es difícil vivir sin un vehículo aparcado en el garaje o en la puerta de casa. Por esta razón, a continuación repasaremos siete consejos para ahorrar con el coche, que además de ser sencillos, están totalmente al alcance de tu mano.

[¿Necesitas una ayuda este mes? Solicita tu préstamo aquí

Los mejores consejos para conseguir ahorrar con el coche

  1. Conduce de forma eficiente. El consumo de combustible se dispara de forma exponencial cuando pisamos a fondo el acelerador. Lo mejor para ahorrar combustible es conducir a una velocidad constante, sin acelerones y sin abusar de las marchas cortas.
  2. Calcula tu ruta óptima. Si circulamos por ciudad a diario, es posible que lo hagamos por una ruta que no es la más óptima y sí la que tiene más tráfico. El GPS es inteligente, pero da las mismas indicaciones a todos los usuarios. Por ello, en muchas ocasiones es mejor revisar la ruta a mano y buscar una alternativa que, aún siendo un poco más larga, quizás esté menos transitada y nos permita llegar a nuestro destino antes y con un menor consumo de combustible.
  3. Vigila el tráfico a diario. Relacionado con el punto anterior, cada vez que cojamos el coche para un trayecto más o menos largo deberíamos usar aplicaciones como Google Maps o Waze, que nos ofrecen información actualizada sobre el estado del tráfico en cada momento. Si nuestra ruta de todos los días sufre un importante atasco, buscaremos una ruta alternativa.
  4. Optimiza el peso del coche. En ocasiones vamos acumulando cosas en el coche, hasta el punto de que este se convierte en el desván de nuestra casa. El maletero lleno de chismes, la baca portaequipajes que usamos un par de veces al año o ese portaesquí que compramos pensando que nos sería útil. Todos son elementos prescindibles que incrementan innecesariamente el consumo de combustible y además contribuyen a aumentar el desgaste del propio vehículo.
  5. Vigila los repostajes. Los precios de la gasolina y del gasoil son muy dispares de una gasolinera a otra. Si nos tomamos la molestia de revisar los precios de varias estaciones de servicio de nuestra zona y vamos a repostar a la más económica, a final de año el ahorro en combustible será muy importante. Además, no tenemos excusa para no hacer esto porque existen infinidad de aplicaciones móviles con las que consultar precios de combustible en gasolineras cercanas a nosotros.
  6. Ahorra con la climatización. Los 20-23 grados son la temperatura óptima del habitáculo del vehículo. No es necesario poner la climatización a 16 grados en verano o a 30 en invierno. Además de la incomodidad que estas temperaturas provocan (evitamos catarros por el frío y somnolencia por el calor), el consumo de combustible también se reduce significativamente.
  7. Revisa la presión de los neumáticos. A menor presión de los neumáticos, mayor consumo de combustible. Por esta razón, recomendamos revisar la presión cada cierto tiempo y llevar en las ruedas la cantidad de aire que recomienda el fabricante, ni más ni menos. Puedes averiguar cuál es la presión óptima de tu vehículo consultando el manual.

Estamos convencidos de que si aplicas estos siete consejos el consumo de combustible de tu vehículo se reducirá considerablemente. ¿Los ponemos en práctica?

 

¿Necesitas una ayuda extra? En Vivus tenemos nuestros créditos rapidos  con los que te ofrecemos hasta 1.000 euros (300 si es la primera vez que lo solicitas) para que hagas frente a cualquier imprevisto de forma sencilla. ¡En 10 minuto y sin apenas papeleo!