administrar el dinero

Como administrar el dinero en 5 lecciones

Administrar el dinero correctamente es fundamental para gozar de buena salud en la economía familiar. No hacerlo supone perder el control de las finanzas, ignorando las fugas diarias de dinero y, en la mayoría de los casos, viviendo por encima de tus posibilidades. Esta situación es insostenible a largo plazo y solo puede derivar en problemas.

Para evitarlo hay que mantener un control férreo de la economía doméstica. Si aún no lo haces, deberías empezar cuánto antes. Aunque existen infinitas formas de administrar el dinero, a continuación compartiremos contigo las que creemos que son más eficaces.

5 formas de administrar el dinero

  1. Organiza tu plan de ahorro.

En general, los españoles no ahorran. Y los que lo consiguen, ahorran poco. La mayoría de la gente recibe ingresos, gasta y, si les sobra algo, eso es lo que ahorran. Esta forma de ahorrar es equivocada y no da buenos resultados.

Está más que demostrado que la mejor fórmula para ahorrar es la que muchos denominan el “preahorro”. En otras palabras, ahorrar a principios de mes, es decir, nada más ingresar la nómina. ¿Ingresas 1.500 euros el día 1 de cada mes? Pues ordena una transferencia del 20% a una cuenta de ahorro y olvídate de ese dinero. Considera el ahorro como el “gasto” más importante del mes.

  1. Controla cada euro que sale de tu bolsillo.

Si quieres gestionar correctamente tu dinero has de controlar las fugas. Te recomendamos que uses una pequeña agenda física donde apuntar todos y cada uno de tus gastos diarios, por pequeños e insignificantes que parezcan. Recuerda que un café al día en el bar, son más de 400 euros al año.

También puedes usar aplicaciones móviles de gestión de gastos, como Spendee. Estas son muy útiles porque permiten crear varias categorías, incluir cada gasto en la categoría correspondiente y obtener estadísticas de gastos segmentadas.

  1. Paga al contado cada vez que puedas.

Debes evitar las financiaciones. Si no puedes pagar al contado cierto producto, quizás es porque en realidad no puedes permitírtelo. La gente acostumbra a traer dinero del futuro (deuda) para pagar cosas del presente. Es mucho más inteligente ahorrar en el presente para comprar en el futuro. También es más barato, ya que evitas el pago de intereses, y evitas problemas y quebraderos de cabeza.

  1. No dependas económicamente solo de un tercero.

Depender de un solo salario que paga un tercero es lo habitual. Sin embargo, es tremendamente peligroso. ¿Y si un día decide prescindir de tus servicios? ¿Y si la empresa cierra? ¿Y si te reducen el sueldo? Debes disponer de varias fuentes de ingresos e ir aumentar el número progresivamente, según puedas.

En otras palabras, es mejor ingresar 2.000 euros mensuales procedentes de cuatro fuentes diferentes (500 euros por pagador) que de una sola. Si de los cuatro pagadores pierdes a uno, solo dejarás de ingresar 500 euros. Pero si solo tienes un único pagador, el problema es evidente.

  1. Aumenta tus conocimientos.

Si quieres gestionar correctamente tu patrimonio, has de aprender economía. Para lograrlo, lee libros, asiste a charlas, escucha podcasts, relaciónate con personas que te aporten, lee blogs… Tienes que aumentar tus conocimientos si quieres aprender a tomar buenas decisiones. No delegues esa responsabilidad en un asesor. Se tu mismo quién tome las grandes decisiones.

Si pones en práctica estas cinco lecciones conseguirás administrar tu dinero de una forma mucho más eficiente. ¡Ponte las pilas, empieza cuánto antes y cuéntanos tus avances!