empezar a ahorrar

Cinco razones por las que deberías empezar a ahorrar siendo joven

El ahorro es necesario para disfrutar de una economía doméstica saneada. Piénsalo fríamente: si gastas todo el dinero que ingresas estás a tan solo una nómina de la indigencia. Para evitar que esto ocurra, deberías ahorrar al menos un 20% de tus ingresos mensuales. A pesar de esto, muchas personas aplazan la decisión de empezar a ahorrar.

Con frases como “Hoy no puedo, empezaré el mes que viene”; “Este mes no, mejor cuando arranque un nuevo año” o “Aún es pronto, lo haré a partir de los 40”, postergan indefinidamente la decisión de comenzar a ahorrar. La consecuencia es que no ahorran nunca.

En nuestra opinión, el mejor momento para empezar a ahorrar es cuando eres joven y generas tus primeros ingresos. Los gastos de un veinteañero son mucho menores que los de un padre de familia con hipoteca, por lo que esa edad tan temprana es perfecta para comenzar a generar un patrimonio personal.

¿Por qué debes empezar a ahorrar siendo joven?

Estas son algunas de las ventajas que disfrutan las personas que comienzan a ahorrar siendo jóvenes:

  1. Se benefician del poder del interés compuesto.

Como ya hemos explicado en numerosas ocasiones, el interés compuesto es tu aliado al invertir. Gracias a él podrás ver crecer tu dinero mientras reinviertes las ganancias que vas obteniendo. Y hay un factor fundamental para que este proceso funcione: el tiempo. Cuánto antes empieces, mucho mayores serán los beneficios que obtengas.

  1. No necesitan endeudarse.

Los jóvenes ahorradores no necesitan pagar a plazos la compra de un nuevo smartphone. Tampoco necesitan pedir un préstamo para comprar un coche. Además, pueden viajar sin usar la tarjeta de crédito y tienen más fácil el acceso a una hipoteca. El ahorro les da un plus de seguridad que les permite vivir sin necesidad de pedir dinero prestado.

  1. Pueden emprender con mayores garantías.

Una persona que llega a la treintena con algunos ahorros puede permitirse iniciar un negocio con más garantías que alguien que no tiene ni un solo euro en la cuenta corriente. El ahorro es la red de seguridad que permite al emprendedor tomar decisiones con miras en el largo plazo, y no preocupado por la necesidad de generar ingresos desde el minuto uno.

  1. Viven más relajados.

Alguien que consigue ahorrar 300 euros al mes de forma periódica desde que tiene 20 años, aún sin haber invertido ni un solo euro (lo cual habría sido un error), al alcanzar la cuarenta dispondrá de un colchón de seguridad bastante importante. Esto le permitirá vivir sin sobresaltos ni miedos.

Una reparación cara en casa, la renovación del coche o la universidad de los hijos no serán problemas para ellos.

  1. Pueden alcanzar la libertad financiera.

Una persona alcanza la libertad financiera cuando no necesita trabajar para cubrir sus gastos diarios. Esto se puede lograr a través de ingresos pasivos o a través del ahorro. En ambos casos, será mucho más fácil de conseguir para una persona que comienza a ahorrar e invertir siendo joven.

Estas son solo algunas de las muchísimas razones por las que deberías empezar a ahorrar ya si eres joven. O al menos a inculcarle el hábito del ahorro a tus hijos si ya hace tiempo que viste pasar los treinta por el retrovisor. No lo dejes para mañana y ponte las pilas hoy mismo.