formas de ahorrar

15 formas de ahorrar que tu madre conoce a la perfección

La persona que más te puede enseñar sobre ahorro está más cerca de ti de lo que te imaginas: tu madre. Nadie mejor que ella para mostrarte las fórmulas de ahorro más efectivas. ¿No te lo crees? Aquí van 15 formas de ahorrar que tu madre conoce a la perfección (y que tú deberías poner en práctica hoy mismo).

[¿Necesitas una ayuda este mes? Solicita tu préstamo aquí

Estas son las formas de ahorrar que ha usado tu madre toda la vida

1º. Evita los gastos hormiga. Las madres saben que tomarse un café fuera de casa cada día es un despilfarro de dinero a final de mes. Ni se les pasa por la cabeza.

2º. No financia. ¿Un televisor pagado a plazos? ¿Un teléfono móvil en 36 mensualidades? ¿Amueblar la casa con la financiación al 0% de Ikea?  Ni en sueños.

3º. No tiene suscripciones. Los gastos recurrentes tampoco entran en su cabeza. Ni Netflix ni Netflax, como diría ella. Los membership sites no harán negocio con su dinero.

4º. Usa los descuentos. Si para comprar el Cola Cao con descuento hay que caminar un par de calles más, lo camina sin pensarlo. Ella busca descuentos en cada compra.

5º. Paga lo mínimo por móvil. ¿Llamadas ilimitadas y 25 gb de internet? Si solo habla 100 minutos al mes y usa el internet móvil para Whatsapp y Facebook, no necesita ninguna tarifa cara.

6º. Puede estar sin gastar dinero varios días. Si no lo necesita, tu madre es capaz de no gastar ni un solo céntimo durante días (o semanas). Incluso necesitando gastar, es capaz de evitarlo.

7º. Apaga la luz. Si sale de una habitación, apaga la luz. Si hay luz natural suficiente, no la enciende. Las compañías eléctricas tampoco harán su agosto con ella.

8º. Compra con cabeza en el supermercado. La lista de la compra no es un invento de internet; existía mucho antes. Tu madre sabe usarla para comprar racionalmente en el súper.

9º. Prepara la comida en casa. Los bocadillos y los tuppers también han existido toda la vida. Se puede ahorrar mucho dinero preparando la comida en casa cuando toque comer fuera de ella.

10º. No lo tira, lo repara. Si algo se rompe no hay que tirarlo y correr a comprar uno nuevo. A veces, las cosas tienen reparación, desde un móvil al que se le puede sustituir la batería hasta unos zapatos que puede reparar el zapatero.

11º. Pide prestado. Si va a utilizar esa cosa solo una vez, ¿por qué comprarlo en lugar de pedirlo prestado? Minimalismo y ahorro pueden ir de la mano.

12º. Compara. Da igual si se trata de una chaqueta, de un televisor o de un coche. Antes de comprar algo, se comparan los precios de varias tiendas.

13º. Tienen una hucha. Todas las madres tienen una hucha en casa para ayudarles a ahorrar. Esos euros sueltos que parece que no tienen importancia, juntos en una hucha suman mucho dinero. Esta es sin duda una de las grandes formas de ahorrar.

14º. Paga en efectivo. El dinero que se paga con la tarjeta de débito o crédito no duele porque no se ve. Seguro que tu madre prefiere mil veces los pagos en efectivo.

15º. La ropa, fuera de temporada. La ropa de verano se compra en invierno; y la de invierno, en verano. Si además coincide con periodo de rebajas, mucho mejor.

¿Te saben a poco estas formas de ahorrar? Pues solo tienes que pedirle a tu madre que te diga más. ¡Seguro que conoce cientos!

 

Si necesitas una ayudita extra, en Vivus podemos ofrecerte un préstamo rápido de hasta 1.000 euros (300 si es la primera vez que lo solicitas) para poder hacer frente a cualquier imprevisto que te pueda surgir. Es muy sencillo y solo te tomará diez minutos. ¡Apenas hay papeleo!