casa pequeña

Tener una casa pequeña tiene ventajas, ¿no te lo crees?

La mayoría de la gente se imagina una vivienda enorme cuando piensa en la casa de sus sueños: dos plantas, jardín, piscina, garaje, numerosas habitaciones, varios cuartos de baño… El problema es que el precio de venta de estas casas es alto. Además, también son mayores los gastos de mantenimiento, el consumo eléctrico, la decoración… Por no decir que las tareas de limpieza no acaban jamás. Frente a estas viviendas tan grandes y caras, una casa más pequeña puede resultar mucho más acogedora y económica. A continuación te mostramos algunas de las principales ventajas de tener una casa pequeña.

Razones para vivir en una casa pequeña

  1. Es más asequible.

La ventaja principal de una casa pequeña es su precio de adquisición. Al tener menos menos de construcción, el precio de compra es más asequible y está al alcance de más personas.

También los gastos vinculados a la compra (en caso de que pidas una hipoteca) y los impuestos asociados serán menores, por lo que el esfuerzo ahorrador necesario no será excesivo. Recuerda que la mayoría de bancos solo financian el 80% del valor tasación, por lo que el resto tendrás que abonarlo tú.

  1. Es más barata de mantener.

El que tenga una vivienda en propiedad nos dará la razón con este punto. El mantenimiento de una vivienda es bastante caro, así como también el pago de sus correspondientes impuestos anuales (como el querido IBI).

A mayor tamaño de la casa, mayor consumo eléctrico, mayor coste de calefacción, mayor coste de reforma… El coste de pintar las paredes (algo que se hace cada pocos años), sustituir las puertas si están viejas o renovar el suelo se duplica y triplica en viviendas de gran tamaño.

Mención especial al tema de la limpieza. Porque no nos engañemos: limpiar la casa es un engorro. Una ventaja añadida de las casas con poco espacio es que también hay menos espacio para acumular suciedad, por lo que limpiar es más rápido y menos costoso. Por no decir que podrás ordenar la casa en un visto y no visto.

  1. Necesita menos mobiliario.

A todos nos gusta que nuestra vivienda quede “cuqui”. El problema es que lo “cuqui” es caro o muy caro. Por tanto, será mucho más fácil y económico amueblar y decorar una vivienda pequeña. La regla es simple: a menos metros cuadrados, menos muebles.

Si además optas por una decoración minimalista o nórdica, lograrás apariencia de amplitud y evitarás sentirte agobiado por estar rodeados de muchas cosas. Te recomendamos que dejes que el espacio respire y no cargues en exceso las habitaciones.

  1. Harás más vida al aire libre.

La gente que vive en casas pequeñas acostumbra a hacer más vida fuera de la misma. En ausencia de jardines, piscinas o amplias zonas verdes, si no tienes nada que hacer en casa y quieres evitar sentirte agobiado, puedes disfrutar de dar un paseo, hacer deporte o salir al campo.

Por extraño que parezca, tu vida social podría verse enriquecida por el hecho de vivir en una vivienda pequeña. ¡Quizás hasta ligues más!

¿Necesitas más razones para elegir una casa pequeña? Si tu apartamento es pequeño, piensa en grande y disfruta de sus ventajas.