errores financieros

Los errores financieros más repetidos por los padres

La decisión más importante que podemos tomar en nuestra vida es ser padres. No hay nada más maravilloso, pero tampoco hay nada más complejo. Si estás pensando en traer una vida al mundo, ¡enhorabuena! Es una experiencia sin igual que marcará tu futuro para siempre. Y hablando de futuro, ¿sabes cuáles son los errores financieros más repetidos por los padres? Conocerlos es el primer paso para evitarlos.

Errores financieros que cometerás si eres padre o madre

  1. No preparar la economía doméstica para ser padres, uno de los errores financieros más comunes.

¿Te meterías en una piscina sin saber nadar? ¿Te tirarías de un avión sin paracaídas? ¿Podrías cocinar una paella si antes no has comprado los ingredientes? Entonces, ¿por qué no preparas tu economía doméstica antes de ser padre?

Tener hijos cuesta dinero y hay que tener liquidez para poder hacer frente a los gastos que se presentarán, que no serán pocos. En otra ocasión hicimos números y calculamos cuánto cuesta tener un bebé en España y… ¡sorpresa! La inversión durante su primer año de vida está por encima de los 9.000 euros.

  1. Comprar una casa más grande.

Muchos padres deciden vender su casa y comprar una más grande para así tener más espacio donde criar a sus niños. El problema es que la casa más grande implica una hipoteca mayor, unos intereses mayores y unos gastos de mantenimiento también más grandes.

Si puedes hacer frente a este encarecimiento de tu nivel de vida, perfecto. Pero si ya ibas justo antes de tener hijos, aumentar los gastos fijos tras su nacimiento no parece una decisión demasiado inteligente. Mejor alquila un trastero y confórmate con una casa más pequeña.

  1. Financiar los eventos sociales de los hijos.

Los eventos sociales estarán a la orden del día según crezcan tus hijos. Primero es el bautizo, luego los cumpleaños, las graduaciones del colegio y del instituto, la comunión… Un error muy habitual en muchos padres es financiar con algún préstamo o, en el peor de los casos, con tarjeta de crédito, este tipo de celebraciones.

Y es que estos gastos son, en la mayoría de casos, inevitables, pero al menos son previsibles: una vez al año tu hijo cumplirá años y cuando cumpla cierta edad celebrará su comunión. Entonces, ¿por qué no los planificas y ahorras para poder afrontarlos sin endeudarte?

  1. No prepararse para la universidad.

Si tu hijo decide estudiar un grado universitario, algo que no sabrás hasta al menos 17 años después de su nacimiento, vas a tener que afrontar un importante incremento de tus gastos. Si no eres previsor, tu economía doméstica podría ponerse patas arriba.

No infravalores el gasto de la universidad ni pienses que “aún faltan muchos años para que llegue”. Deberías crear un plan de ahorro a largo plazo que te permita afrontar esta etapa sin demasiados sobresaltos. Por ejemplo, haciendo aportaciones periódicas a un fondo de inversión.

  1. No fomentar su educación financiera.

Otro de los errores financieros más graves que cometemos los padres es el de no promover y fomentar la educación financiera de nuestros hijos. No deleguemos esta responsabilidad en los profesores y pongamos nuestro grano de arena para mejorar la relación de nuestros pequeños con el dinero.

Si les inculcamos la importancia del ahorro, les advertimos sobre los peligros de la deuda y les mostramos los beneficios de la inversión, estaremos haciéndoles el mejor regalo posible.

 

Si necesitas una ayudita extra, en Vivus podemos ofrecerte un préstamo rápido de hasta 1.000 euros (300 si es la primera vez que lo solicitas) para poder hacer frente a cualquier imprevisto que te pueda surgir. Es muy sencillo y solo te tomará diez minutos. ¡Apenas hay papeleo!