padres primerizos

Guía básica para padres primerizos: qué debes comprar antes de que nazca tu bebe

Tu mundo está a punto de cambiar. Nada volverá a ser como antes tras el nacimiento de tu hijo. Un bebe lo cambia todo: tus emociones, tu sentido de la responsabilidad, tus prioridades, tus miedos, tu forma de ver la vida, tus hábitos, tus manías… y tu casa. ¡Hola padres primerizos!

Debes preparar tu hogar para recibir la llegada del bebé. Para muchas personas esto es algo abrumador. Nosotros creemos que es precioso. Por esta razón, en esta ocasión hemos preparado en Vivus una súper guía para padres primerizos. Sacad la cartera, futuros papis. Esto es todo lo que debéis comprar antes de que nazca vuestro bebe.

Padres primerizos, ¿qué vais a necesitar en el hospital?

Básicos para mamá

Cuando nazca el bebé, mamé no necesitará demasiadas cosas especiales, aunque sí algunas. Entre los básicos que no puede olvidar para el ingreso hospitalario deben estar uno o dos camisones de los que se abren por delante, varios sujetadores de lactancia, bragas desechables, compresas postparto, una bata y unas zapatillas cómodas. Si quieres ser precavida puedes incluir también un sacaleches.

Básicos para el bebé recién nacido

Aunque los hospitales cuentan con todo lo que necesita un bebe en sus primeros días de vida, no está de más que llevéis algunas cosas preparadas de casa, principalmente ropa de bebé y productos de higiene. Si finalmente no las necesitaseis en el hospital, terminaréis usándolas en casa.

La ropa dependerá de la época del año pero debería ser fácil de poner y quitar, sin cremalleras ni botones. Algunos bodys, pijamas, patucos y un gorro serán más que suficientes. También debéis llevar varios pañales de las tallas 0 y 1, toallitas infantiles (mejor si son para pieles sensibles), crema protectora y un arrullo o mantita por si hace frío.

En principio, un bebé recién nacido y amamantado con leche materna no debe usar chupete durante sus primeros días de vida. Puedes tenerlo preparado pero no deberías ofrecérselo antes de que cumpla el mes. Respecto a los biberones, se recomienda lactancia materna exclusiva durante los seis primeros meses. No obstante, ten un par de biberones cerca por si surgiesen problemas con las tomas.

Unas gasas de muselina (seda, algodón o lana) y unos baberos también os pueden ser de gran utilidad para los momentos de la toma. Ten varios de cada preparados porque los vas a necesitar… No menos de cinco o seis.

Padres primerizos, ¿qué vais a necesitar cuando lleguéis a casa?

Tras los inciertos primeros días de hospital, llega la hora de volver a casa. La última vez que la pisasteis erais solo dos y ahora sois uno más. Os debéis mentalizar de que el nuevo miembro de la familia, a pesar de ser tan pequeñito, va a necesitar muuuucho espacio para sus cosas. ¿No nos crees..? Dentro lista.

Silla para el coche

En realidad, la silla del automóvil la vas a necesitar antes de llegar a casa, ¿cómo si no transportarás a tu bebe desde el hospital? Como ya sabrás, es obligatorio usar una silla con Sistema de Retención Infantil (SRI) cada vez que lleves al bebe en el coche.

La silla que compres debe estar homologada (mira la etiqueta que lo certifica) y debe ser acorde al peso y a la estatura del niño. Las hay con dos tipos de anclaje, con isofix y sin isofix, y se clasifican en cinco grupos según el peso del niño:

  • Grupo 0 (de 0 a 10 kg).
  • Grupo 0+ (de 0 a 13 kg).
  • Grupo 1 (de 9 a 18 kg).
  • Grupo 2 (de 15 a 25 kg).
  • Grupo 3 (de 22 a 36 kg).

Nuestro consejo para padres primerizos: no compres una silla de coche barata. Es la vida de tu hijo la que está en juego. No escatimes en gastos con su seguridad.

Cuna o minicuna

El bebe va a estar durmiendo la mayor parte del día por lo que necesitará una cuna o una minicuna que sea confortable. La elección de una u otra dependerá del gusto de sus padres. Hay quienes prefieren la minicuna por ser más acogedora, frente a otros que consideran que la cuna, al ser más amplia, también es más práctica y duradera.

En cualquier caso, mucho cuidado con la ubicación que elegís para la misma. Deberíais alejarla de las ventanas y de cualquier fuente de calor o frío. Tampoco la pongáis debajo de cuadros o artilugios de pared que pudiesen caerse. Otro aspecto importante es que para evitar la temida muerte súbita de los bebes, se recomienda no decorarla introduciendo muñecos ni peluches en su interior.

Como complemento a la cuna vais a necesitar un cochón, que debería ser duro, resistente y transpirable. Se desaconseja totalmente el uso de almohadas. También vais a necesitar toda la ropa de cama de la cuna (sábanas, mantas…). Hay verdaderas ñoñerías, no pierdas la cabeza.

Nuestro consejo para padres primerizos: cuna de madera blanca con forma cuadrada.

Cochecito de bebé

El cochecito es otro producto imprescindible que no puede faltar en la casa de ninguna familia con bebes. En el mercado hay gran cantidad de modelos con infinidad de características. Casi todos constan de tres partes:

  • Capazo: para las primeras semanas del bebe.
  • Maxi cosi: imprescindible para el coche, ya que hace las veces de grupo 0 y 0+.
  • Sillita: necesaria para cuando el bebe pueda ir sentado.

Los más populares son los evolutivos, 3 en 1 o trío, ya que permiten acoplar las tres partes que acabamos de describir, pero deberías echarle un ojo a los convertibles, más ligeros y versátiles, ya que son capaces de convertir un capazo en una silla de paseo.

Nuestro consejo para padres primerizos: no hace falta que gastéis más de lo necesario en el cochecito, ya que cuando el bebe cumpla el año seguramente dejaréis de usarlo y lo sustituiréis por una silla de paseo.

Silla de paseo

La silla de paseo es el paso siguiente al cochecito. Cuando el bebe crezca y coja unos kilos guardaréis el aparatoso cochecito de bebe en el trastero y correréis a comprar una silla de paseo, más pequeña, menos voluminosa y mucho más fácil de transportar.

Nuestro consejo para padres primerizos: compra una que sea muy cómoda, amplia y que ocupe poco espacio en el maletero del coche.

Bañera y productos de baño

Para bañar al bebé, padres primerizos, podéis usar un mueble cambiador o simplemente una bañera pequeña (o incluso un cubo, que los hay muy cool). El cambiador es más bonito y, como suele decirse, viste más. Sin embargo, tal vez no sea lo más práctico. Con la bañera haréis el apaño igual. Es cuestión de gustos.

En cualquier caso, debéis comprar también un pequeño soporte de bañera para que el bebe no resbale cuando esté en el agua. Es barato y muy útil. También necesitaréis productos para el baño (esponja, gel, champú y crema hidratante).

Nuestro consejo para padres primerizos: a poco que el bebe patalee en el agua dejaréis de usar el mueble cambiador, por lo que una bañera pequeña será más que suficiente.

Cambiador de bebe

Tu bebé va a hacer pipi y caca muchas veces al día. Créenos, muchas más de las que te imaginas. Por comodidad, deberíais tener preparados dos cambiadores de bebe (uno para el dormitorio y otro para el salón). Son baratos y muy útiles. Basta con que sea confortable y que esté diseñado para que si el bebe se gire no se caiga. No necesita nada más.

Nuestro consejo para padres primerizos: este de Ikea es perfecto. Barato, fácil de limpiar y ergonómico.

Trona

Al principio no es imprescindible, queridos padres primerizos, ya que el bebé se alimentará en los brazos de su madre (o del padre si usa biberón). Pero a poco que crezca, gane estabilidad y comience a tomar sus primeras papillas, la trona se convertirá en un artilugio imprescindible de la casa.

Las hay de plástico, de madera, de aluminio, fijas, regulables, con o sin ruedas, con frenos, plegables… La que escojáis debería tener un asiento amplio y cómodo y un respaldo acolchado. Busca lo práctico por encima de lo bonito.

Nuestro consejo para padres primerizos: mezcla de plástico y aluminio, plegable y que se adapte al crecimiento del niño para que te dure hasta los 3 o 4 años.

Hamaca

Tampoco es fundamental las primeras semanas, padres primerizos, pero en cuanto el bebe gane un poco de peso y se espabile os resultará de gran utilidad: tú podrás transportar al bebe de habitación en habitación para poder hacer cosas en casa y él será súper feliz en su hamaca, donde además de dormir podrá jugar, observar su entorno, relajarse…

Nuestro consejo para padres primerizos: entre la infinidad de modelos que hay en el mercado, nos quedamos con cualquiera de Baby Bjorn. La marca no es barata, pero sus hamacas son muy seguras, plegables, cómodas y fáciles de limpiar.