ahorrar organizando un bautizo

Cómo ahorrar organizando un bautizo

Los bautizos de hoy no son como los bautizos de hace una década. Estos han pasado de ser un evento muy íntimo y en el que solo participaban los familiares más cercanos a parecerse cada vez más a una comunión y, si nos apuráis, incluso a una boda. Para muchos padres, organizar un evento de este tipo se ha convertido en todo un reto. ¿Es posible celebrar un bautizo por todo lo alto gastando el mínimo dinero posible? La respuesta es sí, si sabes como hacerlo. A continuación te mostramos algunos consejos para que puedas ahorrar organizando un bautizo.

[¿Necesitas una ayuda este mes? Solicita tu préstamo aquí

Cinco consejos para ahorrar organizando un bautizo

  1. Haz un presupuesto cerrado.

El presupuesto es la regla básica de la gestión económica para ahorrar organizando un bautizo: si quieres tener controlados los gastos de cualquier cosa, utiliza un presupuesto. Y con el bautizo no iba a ser menos.

Debes tener muy claro cuánto dinero puedes (o quieres) gastarte en este evento y limitar los gastos organizativos a esa cifra. Por ejemplo, si tu presupuesto es de 3.000 euros, deberás buscar soluciones que se adapten a ese importe y rechazar aquellas que incrementen el importe.

  1. Reserva con tiempo el salón de celebraciones.

Reservando con tiempo podrás reducir costes, ya que podrás comparar sitios, menús y elegir el que mejor se adapte a tu presupuesto. Ten en cuenta también que, aprovechando el mejor clima, la mayoría de la gente celebra los bautizos entre los meses de abril y septiembre. Tal vez si te sales de esas fechas típicas el precio de la reserva se reduzca notablemente.

Otra alternativa cada vez más habitual es usar la casa de campo de algún familiar o un jardín amplio de algún amigo. Te ahorrarás el alquiler del salón y solo tendrás que pagar a una empresa de catering para que preste el servicio de la comida.

  1. El banquete.

Si te atreves, puedes hacer un banquete un poco más “experimental” saltándote el típico menú de entrantes, primer plato, segundo plato y postre. Por ejemplo, una comida tipo buffet o un menú variado tipo aperitivo que solo incluya entrantes o raciones. Tus invitados agradecerán la novedad y tú reducirás gastos.

En cualquier caso, si vas a contratar un catering deberías echar antes un vistazo en internet para comparar precios en tu ciudad e incluso buscar cupones de descuento. Sí, como lo oyes, la competencia en el sector ha llegado a tal extremo que puedes encontrar promociones de este tipo en las principales webs de cupones.

  1. Ropa para el evento.

Aunque la tradición marca que el bebé debe ir con un faldón, cada vez más padres optan por una vestimenta más sencilla y más económica. La verdad es que no es nada práctico comprar una prenda tan cara y que sólo va a utilizarse ese día.

No olvides que también existen muchas tiendas de segunda mano donde podrás encontrar un atuendo de gala para tu bebé con un ahorro de más del 50%. Incluso hay establecimientos que te permiten alquilarlos.

  1. Los “otros” gastos.

Otros pequeños gastos extra de un bautizo son las invitaciones y los regalos para los invitados. En el primer caso puedes optar por enviar un email o por crear un grupo de Whatsapp en el que incluir a todos lo invitados del evento. Es original, aunque cada vez menos, y a coste cero.

Respecto a los detalles para los invitados, si quieres ofrecer un pequeño recuerdo, lo más económico es regalar una foto bonita del bebé. También puedes optar por una pequeña manualidad, como una pequeña cajita con caramelos en su interior.

 

¿Necesitas una ayuda extra? En Vivus tenemos nuestros créditos rapidos  con los que te ofrecemos hasta 1.000 euros (300 si es la primera vez que lo solicitas) para que hagas frente a cualquier imprevisto de forma sencilla. ¡En 10 minuto y sin apenas papeleo!