Plan de Ahorros

¿Qué es un Plan de Ahorros?

La importancia del ahorro está fuera de toda duda. Como si de un hábito más se tratase, cada mes deberíamos reservar una parte de nuestro sueldo y destinarlo al ahorro. Si vas apuradísimo y te cuesta horrores llegar a fin de mes, un plan de ahorros puede ayudarte a conseguirlo.

El plan de ahorros es un producto financiero muy sencillo y fácil de contratar que te puede ayudar a planificar tu hábito de ahorro y a ir creando un buen colchón económico para cuando llegue el momento de mandar a los hijos a la universidad, renovar el coche o jubilarse.

Podríamos decir que es un producto de ahorro e inversión dirigido a ahorradores que no quieren complicarse la vida con fondos de inversión y que prefieren automatizar su ahorro sin grandes complicaciones, aunque sea a cambio obtener una menor rentabilidad.

En lugar de ahorrar de forma aleatoria (este mes 100, el siguiente 150, el otro 40…), con el plan de ahorros, quieras o no, te obligas a ahorrar de forma constante. Al configurarlo para que sea automático y convertirlo en una obligación, no te quedará más remedio que adaptarte al dinero que te quede después de haber apartado tu cuota de ahorro.

Tipos de planes de ahorro

A los planes de ahorro se le conocen como Plan de Ahorros 5 y pueden ser de dos tipos.

  • SIALP o Seguro Individual de Vida o Ahorro a largo plazo. Son comercializados por las compañías aseguradoras, ya que se basan en ahorrar a través de un seguro de vida.
  • CIALP o Cuenta Individual de Ahorro a largo plazo. En este caso son comercializados por entidades financieras y el ahorro se hace a través de un contrato de depósito.

Ambos planes de ahorros están dirigidos a ahorradores de perfil conservador, que no quieren riesgos y que tienen sus miras de ahorro en el medio y largo plazo: al menos 5 años si quiere beneficiarse de sus ventajas fiscales.

Otra característica común es son productos seguros, ya que la entidad que los lanza está obligada a garantizar la devolución de al menos el 85% del capital invertido.

Ventajas e inconvenientes de un plan de ahorros

Veamos cuáles son las principales ventajas de contratar un plan de ahorros:

  1. Como hemos explicado antes, son una forma sencilla de automatizar el ahorro y de obligarte a ahorrar.
  2. No pagas impuestos por tu inversión si la conservas durante al menos 5 años, con un límite de 5.000 euros. Si lo rescatas antes tributa el 19%.
  3. El capital está asegurado como mínimo hasta el 85%, por lo que los riesgos de perder dinero están muy controlados en todo momento.

Pero no es oro todo lo que reduce, este producto de ahorro/inversión también presenta importantes limitaciones:

  1. Tanto los SIALP como lo CIALP tienen un límite máximo de ahorro de 5.000 euros por ejercicio.
  2. Para beneficiarte de su fiscalidad debes conservar tu inversión al menos 5 años.
  3. Esos beneficios fiscales solo se aplican a los primeros 5.000 euros invertidos.
  4. Su rentabilidad es muy limitada ya que al estar garantizados al 85% los gestores que los comercializan no se adentran en la renta variable. Como resultado, la mayoría no supera a la inflación.
  5. No permiten el rescate parcial de la inversión, sino que habría que retirar todo el dinero aportado.

Como puedes comprobar, las ventajas no son tan importantes como para compensar sus muchas limitaciones, principalmente en lo que se refiere a su rentabilidad.

¿Lo recomendamos?  Para ser sinceros, solo a las personas que tengan problemas para ahorrar y busquen una fórmula que les obligue a conseguirlo. Si el objetivo es obtener una rentabilidad mayor y ver crecer los ahorros, los fondos de inversión son una mejor opción que un plan de ahorros.

 

Si necesitas una ayudita extra, en Vivus podemos ofrecerte un préstamo online de hasta 1.000 euros (300 si es la primera vez que lo solicitas) para poder hacer frente a cualquier imprevisto que te pueda surgir. Es muy sencillo y solo te tomará diez minutos. ¡Apenas hay papeleo!