certificado de eficiencia energética

¿Qué es el certificado de eficiencia energética?

El día 1 de junio de 2013 entró en vigor una nueva ley que exige a todos los propietarios de inmuebles que cuenten con el Certificado de Eficiencia Energética. Pero, ¿qué es exactamente? ¿Cómo se obtiene? ¿Cuánto cuesta? En este artículo resolveremos todas tus dudas.

El certificado de eficiencia energética (CEE) es un documento oficial que acredita e informa respecto al consumo energético de un inmueble. Entre estas características, se valoran factores como el aislamiento, la orientación, la apertura de huecos o la cantidad de aparatos instalados y su respectiva calificación energética.

Es obligatorio para propietarios de todo tipo de inmuebles, por lo que si el tuyo no cuenta con uno, deberías solicitarlo. En el momento que procedas a la venta o el alquiler, el notario lo requerirá para poder realizar el contrato correspondiente.

[¿Necesitas una ayuda este mes? Solicita tu préstamo aquí

A pesar de lo anterior, están exentos del mismo los inmuebles cuyo uso sea inferior a cuatro meses al año. También en aquellos en los que se prevea un consumo inferior al 25% de lo que resultaría de un uso anual.

¿Qué información contiene el certificado de eficiencia energética?

En el documento de certificación energética se informa de lo eficaz que es un inmueble. Contará con la siguiente información:

  1. Identificación del inmueble (o, parte del mismo, que se certifica).
  2. Procedimiento que se ha seguido para obtener el certificado.
  3. Características energéticas del lugar de certificación. Instalación eléctrica y de gas, condiciones normales de funcionamiento, aislamientos, etc.
  4. Normativa de ahorro y eficiencia energética que se aplicaron en el momento de su construcción.
  5. Calificación de eficiencia energética, que vendrá expresada en la etiqueta energética, que puede tener varios niveles.

Mediante el cálculo de consumo anual de energía del inmueble, se podrá determinar un valor sobre una escala de 7 niveles. Estos niveles pueden ser A, B, C, D, E, F y G. Por lógica, en esta clasificación la A es el máximo de eficiencia y la G el mínimo.

Como curiosidad, la mayoría de las viviendas existentes en España poseen una calificación en torno a la “E”. Son las que se encuentran en el 100% de la media de gasto energético en España.

¿Cómo obtener el certificado de eficiencia energética?

No deberías tener ningún problema a la hora de conseguir el CEE para tu inmueble. Es un proceso sencillo. Sin embargo, no es algo que cualquiera pueda acreditar oficialmente.

Únicamente profesionales autorizados (ingenieros técnicos, arquitectos o técnicos autorizados) podrán realizar este tipo de proyectos y facilitar el documento oficial al propietario del inmueble. Para proceder a su solicitud, deberá ponerse en contacto con un técnico especializado. Se puede solicitar incluso a través de internet.

El técnico certificador se encargará de visitar el inmueble. Realizará comprobaciones, pruebas e inspecciones con la finalidad de determinar la eficiencia energética del lugar y entregará el documento al propietario.

La elaboración de este documento se hace de forma casi inmediata, pero únicamente tendrá validez a partir del momento en que se registre en el órgano competente de la Comunidad Autónoma.

¿Cuánto cuesta el certificado de eficiencia energética?

El precio del certificado de eficiencia energética lo determina el mercado. Es decir, no está regulado por el gobierno y son empresas privadas las encargadas de fijar su tarifa.

En consecuencia, se ha abierto una guerra de precios y es habitual encontrar certificaciones a precios irrisorios. Lo más recomendable es pedir varios presupuestos a diferentes certificadores y analizarlos.

Obtener una buena calificación, aparte de suponer un menor gasto energético, también supone un ahorro en el consumo y, por tanto, en las facturas. Además, si tu objetivo es venderlo o alquilarlo, puede hacer que tu inmueble sea mucho más atractivo que otros con características similares.

 

Si necesitas una ayudita extra, en Vivus podemos ofrecerte un préstamo rápido de hasta 1.000 euros (300 si es la primera vez que lo solicitas) para poder hacer frente a cualquier imprevisto que te pueda surgir. Es muy sencillo y solo te tomará diez minutos. ¡Apenas hay papeleo!