Cómo ahorrar para pedir una hipoteca

¿Cómo ahorrar para pedir una hipoteca?

¿No sabes cómo ahorrar para pedir una hipoteca? Comprar una casa contratando una hipoteca es, con toda probabilidad, la decisión financiera más importante que cualquier persona adopta a lo largo de su vida. Es fundamental que antes de dar el sí quiero al promotor y al banco nos detengamos a reflexionar sobre si realmente estamos tomando la mejor decisión para nuestras finanzas.

En este artículo te vamos a ayudar a hacer una estimación sobre cuánto dinero debes ahorrar antes de comprarte una casa. También te explicaremos los pasos que debes dar para ahorrar ese dinero en el menor tiempo posible. ¿Preparado? ¡Vamos a ello!

 

¿Cuánto debemos ahorrar antes de comprar una casa?

Tras el estallido de la crisis inmobiliaria de 2008, la mayoría de las entidades financieras solo conceden el 80% del valor de la vivienda. Por tanto, si queremos comprar una casa, no nos queda más remedio que ahorrar para poder hacer frente al 20% restante.

Debemos tener en cuenta también que la firma de una hipoteca conlleva una serie de gastos que de forma irremediable tendremos que afrontar con nuestros ahorros. Aunque tras la entrada en vigor de la nueva Ley Hipotecaria algunos de estos gastos han pasado a ser asumidos por el banco, hay otros que tendremos que costear nosotros.

El importe total de estos gastos dependerá del tipo de vivienda que se desea comprar (nueva o segunda mano), de la comunidad autónoma dónde se encuentre, de su valor y del importe del préstamo. Suelen oscilar en torno al 10-12% del importe de la hipoteca. Los más importantes son los siguientes:

  • Tasación de la vivienda.
  • Comisión de apertura de la hipoteca.
  • Impuesto de Actos Jurídicos Documentados.
  • Notaría
  • Gestoría.

Por tanto, si queremos comprar una casa que cuesta 160.000 euros, debemos tener en cuenta que el banco sólo nos concederá 128.000 euros. El resto, 32.000 euros, tendremos que ponerlo de nuestro bolsillo. Además, los gastos derivados de la hipoteca rondarán los 16.000 euros.  Por tanto, necesitaremos ahorrar como mínimo 48.000 euros.

Y ahora vienen la gran pregunta, ¿es posible ahorrar tanto dinero? La respuesta es sí, aunque no es sencillo.

 

¿Cómo ahorrar para pedir una hipoteca?

Para ahorrar una suma de dinero tan importante vamos a tener que hacer números. Muchos números. Esto no solo va de abrocharse el cinturón y empezar a ahorrar como pollo sin cabeza. Debemos hacer una planificación económica que nos permita alcanzar nuestros objetivos de ahorro en el menor tiempo posible.

En nuestra opinión, una buena forma de ahorrar para pedir una hipoteca podría ser la siguiente:

 

Paso 1. Analizar nuestra situación de partida.

Dado que no todo el mundo parte de la misma situación, el primer paso debe ser analizar nuestra situación económica inicial. Algunas de las preguntas a las que debemos dar respuesta son las siguientes:

  • ¿Cuánto dinero tengo ahorrado actualmente?
  • ¿Cuánto dinero estoy ahorrando cada mes?
  • Al ritmo de ahorro actual, ¿cuánto tardaré en alcanzar mi objetivo?
  • ¿Cuándo dinero gano y cuánto gasto al mes?
  • ¿Qué gastos fijos tengo?
  • ¿Cuál es mi gasto mensual en ocio?
  • ¿Puedo eliminar o reducir alguno de mis gastos actuales?
  • ¿Qué puedo hacer para ganar más dinero?

Estas preguntas y otras del estilo te ayudarán a esclarecer tu situación de partida.

 

Paso 2. Eliminar las deudas.

Las deudas son una losa muy pesada en nuestra mochila. Si no son excesivas, una buena idea es eliminarlas antes de empezar a ahorrar. Si lo hacemos, no solo nos ahorraremos el pago de intereses, sino que también tendremos un gasto fijo menos todos los meses.

En el caso de que sea imposible eliminar la totalidad de nuestras deudas, debemos al menos reducir su importe. Por ejemplo, cancelando las deudas de las tarjetas de crédito, amortizando una parte del préstamo personal que sacamos para comprar el coche…

 

Paso 3. Eliminar los gastos secundarios no importantes.

El gimnasio, la televisión de pago, la suscripción a alguna revista… Todos tenemos una serie de gastos mensuales que no son importantes. Se consideran gastos secundarios porque podríamos eliminarlos de un plumazo y nuestra calidad de vida apenas se vería afectada.

Una buena idea para ahorrar es reducir a cero estos gastos y buscar alternativas gratuitas.

 

Paso 4. Reducir el resto de gastos.

Hay otros gastos que no se pueden eliminar, aunque sí optimizar. Nos referimos, por ejemplo, a los seguros, las facturas de gas, electricidad o telefonía, las comidas fuera de casa, las compras por internet…  Debemos hacer un esfuerzo por reducir un poco estos gastos y así conseguir un ahorro extra cada mes.

¿Necesitas ayuda? Aquí la tienes:

Como puedes ver, ponerte las pilas para reducir gastos y empezar a ahorrar es más fácil de lo que parece.

 

Paso 5. Aplicar algún método eficaz de ahorro.

De forma complementaria a lo que hemos visto en el punto anterior, mejoraremos nuestra capacidad de ahorro si ponemos en práctica algún método que nos ayude a ahorrar. Hay muchos pero los que más nos gustan son estos:

Cualquiera de ellos te ayudará a ahorrar más todos los meses.

 

Paso 6. Aumenta los ingresos.

Aunque reducir gastos es muy importante, aumentar los ingresos también lo es. Por eso, si encontramos una forma de aumentar nuestros ingresos, el ahorro crecerá más rápidamente. Por ejemplo, puedes dar alguna hora extra en la oficina, ganar dinero con alguna página web, dar clases particulares, vender cosas que no necesitemos en Wallapop…

Te aseguramos que si pones en práctica los seis pasos que te acabamos de explicar, irremediablemente comenzarás a ahorrar el dinero que necesitas para pedir tu hipoteca. ¡Que el ánimo no decaiga!