cuestas económicas

Cómo superar las cuestas económicas si no llegas a fin de mes

Las cuestas económicas más famosas en España son la de enero y la de septiembre. La primera es consecuencia del gasto excesivo que se hace en Navidad, mientras que la de septiembre se relaciona con el final del verano y el aumento de los gastos debido al inicio del curso escolar.

En ambos casos es posible superarlas con éxito aunque tu sueldo no te llegue a final de mes. Para lograrlo te damos cinco consejos.

Estas son las claves para superar las cuestas económicas

1º. Anticípate.

La mejor forma de evitar cualquier problema es anticipándose a él. Este consejo es extensible a las temidas cuestas económicas. Si sabes que van a llegar y además conoces las fechas, ¿por qué no estás preparado/a? Si te anticipas a todos los gastos a los que tendrás que hacer frente con la suficiente antelación, cuando lleguen te resultará mucho más fácil afrontarlos.

La forma más sencilla de hacerlo es ahorrando dinero durante todo el año. Si ahorras y creas un fondo de emergencia, cuando llegue el momento de afrontar gastos tendrás una muy buena reserva de la que tirar. El método de las 52 semanas, entre otros, puede ayudarte a conseguirlo.

2º. Gasta lo mínimo para poder afrontar las cuestas económicas.

Si no has ahorrado lo suficiente y la cuesta te pilla desprevenido, vas a tener que abrocharte el cinturón. Para afrontar los gastos atípicos de estos días con garantías tendrás que limitar tu consumo y reducir algunos de tus gastos habituales. Por ejemplo, quizás no puedas gastar ni un solo céntimo en salidas de ocio. Si tienes familia, el esfuerzo ha de ser conjunto.

3º. Haz una lista de las compras que tienes que hacer.

Tanto para evitar que te pille por sorpresa algún gasto como para no caer en la trampa de comprar algo que no necesitas, lo mejor es hacer una lista de las compras que tienes que hacer en el mes. No tiene por qué ser nada complejo. Una lista a mano, como se ha hecho toda la vida, puede valer. No olvides apuntar los gastos de transporte, los del supermercado o los recibos domiciliados.

4º. Usa las ofertas y descuentos.

Aprovecha las ofertas y descuentos típicos de estas fechas para comprar las cosas que necesitas. Tanto para las cosas del cole como para las compras del supermercado, las ofertas pueden ayudarte a ahorrar algunos euros. Pero debes tener mucho cuidado y no caer en la trampa de comprar algo que realmente no necesitas solo porque su precio está rebajado. Si haces eso, estarás gastando fuera de presupuesto. Recuerda que solo puedes comprar lo que aparezca en la lista del punto anterior.

5º. Posterga algunas compras.

Si a pesar de poner en práctica estos consejos el sueldo sigue sin llegar, puedes postergar algunas compras para el mes siguiente. La diferencia entre comprar algo el día 25 de enero o el día 2 de febrero es que en el segundo caso ya te habrán vuelto a ingresar la nómina y tendrás más liquidez.

Como ves, fácil no es, pero tampoco imposible. Con un poco de sacrificio podrás estirar tu sueldo para convertir las cuestas económicas en bajadas.

Si necesitas una ayudita extra, en Vivus podemos ofrecerte un préstamo rápido de hasta 1.000 euros (300 si es la primera vez que nos lo solicitas) para poder hacer frente a esas engorrosas cuestas económicas. Es muy sencillo y solo te tomará diez minutos. ¡Apenas hay papeleo!