curso online

Guía rápida para crear un curso online que todos quieran comprar

Si eres experto en alguna materia y tienes una página web, puedes monetizarla con la venta de infoproductos. Un infoproducto es una buena opción para dar escalabilidad a tu negocio, ya que una vez que lo creas no tienes que estar pendiente de él cada día. Con un buen software, el infoproducto se venderá en piloto automático. Uno de los infoproductos con más demanda en la actualidad es el curso online. Si eres el dueño y señor de unos determinados conocimientos y crees que muchas personas estarán dispuestas a pagar por adquirirlos, enhorabuena, cumples el requisito fundamental para crear un curso online.

La primera gran pregunta que se hacen casi todas las personas que quieren crear un curso online es: ¿por dónde empiezo? Para dar respuesta a esta difícil cuestión hemos elaborado una guía rápida con los pasos a dar para crear un curso online que todos quieran comprar.

Como crear tu curso online en 6 fases

  1. Busca un nicho de mercado

Un nicho es un pequeño sector de un mercado con consumidores que tienen características y necesidades homogéneas, y en el que aún no existe un producto o servicio que satisfaga dicha necesidad. Si, como señalábamos al principio del artículo, ya eres experto en cierta materia, ahí tienes tu nicho.

  1. Valida tu idea

Ya sabes cuál es tu nicho y, por tanto, ya sabes cómo satisfacer la necesidad no cubierta de los consumidores potenciales de tu curso online. La cuestión ahora es: ¿pagarán por lo que vas a ofrecerles? Deberás hacer un pequeño estudio de mercado para asegurarte de que el infoproducto que vas a comercializar tiene demanda.

Te recomendamos dos métodos para validar tu idea. El primero consiste en mandar un email a tus suscriptores, comentarles el proyecto que tienes en mente y pedirles feedback sincero. La otra opción es localizar clientes potenciales de tu curso en redes sociales (grupos de Facebook, por ejemplo) y también pedirles feedback. Como ves, no hay grandes secretos: hay que preguntar a la gente.

  1. Organiza la estructura del curso

Es uno de los puntos más complejos y a la vez más importantes. Deberías empezar por dividir el curso en varios módulos y más adelante añadir los distintos temas a cada módulo. Lógicamente, esto dependerá en gran medida de si el curso es en forma de podcast, en vídeo o si solo tiene texto.

Piensa que la estructura del curso será lo primero que consultarán las personas interesadas en comprarlo. Si este índice no les entra por los ojos, cerrarán la pestaña del navegador y se irán a otro sitio.

  1. Crea el curso

Ha llegado la hora de ponerte manos a la obra. En tu mente rondará la idea de crear un curso online perfecto y sin igual. Nuestro consejo es que te dejes de perfeccionismos y simplemente crees un curso que esté bien, a secas. No tiene que ser perfecto. Ya tendrás tiempo de perfeccionarlo cuando hagas las primeras ventas y recibas las primeras críticas.

Otro consejo que te damos es que lo crees en relativamente poco tiempo. No hagas que este proceso se alargue en el tiempo una semana tras otra, porque terminarás procrastinando y nunca lo acabarás. Si puedes, enciérrate una semana en el despacho, sacrifica a tu familia y dedícate en exclusiva a crear el curso.

  1. Decide el precio

Una vez que tengas a tu pequeña creación terminada, decide cuál será su precio de venta. Deberías establecer un precio especial de lanzamiento para la edición beta y, según como vayan las ventas, ya fijarás un precio definitivo más adelante, que no debe ser ni demasiado barato ni demasiado caro.

Por otra parte, ¿ofrecerás opciones de pago a plazos? ¿Y garantía de devolución si el cliente se arrepiente de la compra? En nuestra opinión, la respuesta a ambas preguntas debería ser que sí.

  1. Véndelo en edición beta

Adelante. Por fin ha llegado el momento de sacar tu curso a la venta, pero hazlo en edición beta y solo a un número limitado de alumnos. Necesitas centrarte en pocas personas para analizar con exactitud qué es lo que más les gusta del curso y qué es lo que deberías mejorar de cara a su edición final.

Diseña una buena estrategia de marketing, utiliza funnels de ventas, busca afiliados que hablen bien de tu curso y, en definitiva, usa todas las herramientas de marketing online que tengas a tu alcance. Cuando consigas tu objetivo de alumnos cierra el curso y ponte a trabajar para ellos.