Las mejores apps de ahorro para tu móvil

10 apps de ahorro que triunfaron en 2019 y que deberías descargar ya mismo

Año nuevo, promesas de ahorro nuevas. Si tu economía personal no terminó 2019 como a ti te habría gustado, no te pongas nervioso ni te enfades. Tienes un año completo por delante para adquirir buenos hábitos financieros, reducir tus gastos y con estas apps de ahorro.

Queremos echarte un cable para que lo consigas más fácilmente. Por eso, hemos preparado para ti una selección con las 10 apps de ahorro que triunfaron el pasado año y que deberías descargar en tu teléfono móvil hoy mismo.

Podrás hacer presupuestos mensuales, anotar todos tus gastos, ver en gráficos cómo evolucionan tus finanzas, ahorrar de forma automatizada, conocer los mejores sitios para comprar barato… ¿No nos crees? Pues echa un vistazo a la lista.

[¿Necesitas una ayuda este mes? Solicita tu préstamo aquí

 

Las mejores apps de ahorro de 2019

FINTONIC

Fintonic es una de las apps de finanzas personales más conocidas y utilizadas entre los ahorradores. Podemos agregar todas nuestras cuentas en un solo lugar, hacer presupuestos, crear categorías de nuestros gastos (gastos del hogar, compras en el supermercado, suministros, ocio, hijos…), hacer predicciones, nos avisa si tenemos descubiertos en cuenta…

En definitiva, la app estrella todo en uno para controlar fácilmente nuestro dinero desde el smartphone.

Disponible en iOS y Android.

 

SPENDEE

Elaborar un presupuesto es uno de los pilares esenciales para alcanzar una buena salud financiera. Spendee te permite hacerlo a tu gusto, con total personalización, y así controlar tus gastos y planificar de forma integral tu economía.

También sincroniza tus cuentas bancarias, planifica el pago de facturas, crea carteras personalizadas que te ayudan a ahorrar para eventos especiales… ¿A qué esperas para probarla?

Disponible en iOS y Android.

 

WALLY

Wally es una de las apps de ahorro pioneras. Al principio era muy sencilla pero poco a poco fue incorporando funciones y hoy en día es ya una de las más completas. Permite hacer presupuestos, controlar y clasificar tus gastos, crear grupos para compartir gastos…

Eso sí, no todas sus funcionalidades son gratuitas. La sincronización bancaria y el uso multidivisa solo están disponible bajo suscripción (de pago).

Disponible en iOS y Android.

 

ARBOR

Si necesitas que te echen una mano para ahorrar, Arbor podría cambiarte la vida. Se trata de una app de ahorro automatizado muy fácil de usar. Decides como ahorrar y la app lo hace de forma automática por ti, sin que tú hagas nada. Tiene disponibles cuatro reglas de ahorro: el redondeo, la transferencia periódica, el reto de las 52 semanas y la transferencia única.

Disponible en iOS y Android.

 

MINT

Mint es otra muy buena aplicación para tener bajo control los gastos y que ningún imprevisto económico te pille por sorpresa. Sincroniza cuentas bancarias, permite mantener un presupuesto mensual programado (y con alertas si nos excedemos), categoriza gastos de forma inteligente, analiza nuestros hábitos de consumo, nos avisa de cobros erróneos y, en definitiva, nos permite mantener en equilibrio nuestra economía doméstica.

Además, tiene una versión web, sincroniza toda nuestra información en la nube y es gratis. ¿Qué más se puede pedir?

Disponible en iOS y Android.

 

MONEFY

Monefy es una aplicación de gran éxito que permite anotar y controlar de forma muy sencilla nuestros ingresos y gastos mensuales. Cada vez que te tomes un café, compres el pan, vayas al supermercado o pidas un taxi, anota el gasto en la app.

La interfaz de Monefy es muy sencilla e intuitiva y nos permite gestionar nuestras finanzas de forma muy agradable. Además, podemos sincronizarnos de forma segura con nuestras cuentas de Google Drive y Dropbox.

Disponible en iOS y Android.

 

SPLITWISE

Si sueles compartir gastos con otras personas cuando sales de fiesta los fines de semana, en la universidad o porque compartís piso, Splitwise te ayudará a tener todos estos gastos compartidos bajo control y que así nadie se escaquee a la hora de pagar.

Solo tienes que apuntar uno a uno los gastos que compartes y la app calculará el gasto promedio entre todas las personas. Es muy fácil de usar. Por ejemplo, si tú pagas 20 euros por algo y la persona que comparte gastos contigo paga 10 euros por otra cosa, la app hace la media e indicará que esa persona te debe solo 5 euros.

Disponible en iOS y Android.

 

COINSCRAP

Coinscrap permite ahorrar con tus redondeos o haciendo aportaciones periódicas, pero va un poco más allá. Además, nos ofrece productos de inversión para sacar rentabilidad a nuestro dinero, como planes de pensiones o Unit Linked.

Lo primero que debes hacer es responder a 8 preguntas que ayudarán a la app a fijar tu capacidad de ahorro y tus objetivos. A continuación, seleccionas tus objetivos de ahorro y configuras como quieres ahorrar. En poco tiempo lo tendrás todo listo para que Coinscrap ahorre por ti.

Disponible en iOS y Android.

 

TIENDEO

Si lo que quieres es ahorrar con tus compras, entonces tienes que probar esta app. ¿Necesitas un nuevo televisor o una maquinilla de afeitar? Antes de ir al centro comercial, echa un vistazo al buscador de Tiendeo y encuentra las mejores ofertas de las mejores marcas en todas las tiendas. Comparar precios y comprar barato nunca ha sido tan sencillo.

Disponible en iOS y Android.

 

YUDONPAY

Las tarjetas de fidelización pueden ayudarnos a ahorrar un poco de dinero cada mes. Si sueles utilizar varias (supermercado, tiendas de ropa, gasolineras…) y te parece un engorro llevarlas encima a todas horas (realmente lo es), prueba a descargar Yudonpay, una aplicación que digitaliza todas nuestras tarjetas y nos permite tenerlas organizadas y centralizadas en el teléfono móvil.

Disponible en iOS y en Android.

 

¿Qué te parecen estas apps? ¿Echas alguna de menos? No hace falta que las descargues todas… ¡te volverías loco! Basta con que elijas las que creas que se adaptan mejor a tu estilo de vida. ¡Comienza el año ahorrando!

 

 

Si necesitas una ayudita extra, en Vivus podemos ofrecerte un préstamo rápido de hasta 1.000 euros (300 si es la primera vez que lo solicitas) para poder hacer frente a cualquier imprevisto que te pueda surgir. Es muy sencillo y solo te tomará diez minutos. ¡Apenas hay papeleo!