poco dinero

Cómo vivir gastando muy pero que muy poco dinero

Vivir cuesta dinero. Por mucho empeño que se le ponga al ahorro, es imposible pasar el mes sin gastar dinero. Se puede recortar en muchas cosas, pero existen unos gastos mínimos sobre los que no se pueden hacer ajustes, o al menos, no sin ver drásticamente reducida la calidad de vida (la alimentación, la educación de los hijos o los medicamentos son algunos ejemplos). Pero… ¿se puede vivir gastando poco dinero?

El problema de la mayoría de la gente es que suele gastar bastante más dinero del que debería, y eso es un grave error. No es la primera vez que defendemos un estilo de vida austero y estrechamente relacionado con el minimalismo. La felicidad que nos aporta comprar un nuevo teléfono o un nuevo coche es efímera. Desaparece en poco tiempo y por eso hay que aprender a combatir el impulso de compra.

DIEZ CONSEJOS PARA VIVIR GASTANDO POCO DINERO

Si de verdad quieres ser feliz tienes que aprender a vivir gastando poco dinero. Para conseguirlo te proponemos que pongas en práctica los siguientes diez consejos:

  1. Mentalízate de que gastar dinero no te va a dar la felicidad. El primer paso para no gastar dinero es tener muy claro que, en contra de lo que nos intentan hacer creer, dinero y felicidad no están tan estrechamente relacionados. Se puede ser feliz gastando muy poco dinero.
  2. Repasa todas las cosas que tienes: ropa, productos tecnológicos, alimentos, muebles… ¿Seguro que necesitas cosas nuevas? Prueba a vaciar tu armario completamente y a volver a meterlo todo dentro. Te lo volvemos a preguntar, ¿seguro que necesitas cosas nuevas?
  3. Cómprate una libreta y lleva un control céntimo a céntimo de tus gastos. Apúntalos todos, aunque solo sean veinte céntimos. También puedes usar alguna app de gestión de gastos como Spendee o Fintonic.
  4. Págalo todo en efectivo. Esconde tus tarjetas de débito y crédito y haz todos tus pagos con monedas y billetes. A ser posible, usa billetes pequeños, como máximo de 20 euros.
  5. Cada vez que tengas que comprar algo que cueste más de 20 euros, posterga la decisión durante dos días. Si tras 48 horas sigues pensando que necesitas comprarlo, hazlo.
  6. Vende tu coche. A partir de ahora tus desplazamientos serán caminando, en bicicleta, en transporte público o mediante algún medio de transporte de economía colaborativa como BlaBlaCar.
  7. Compra cosas de segunda mano y haz trueque. Evita pagar con dinero. En su lugar, ofrece algo que ya no necesitas a cambio de ese producto que te gustaría tener.
  8. Si no te queda más remedio que comprar algo nuevo, compra por internet (Amazon, eBay, Aliexpress…) e intenta aprovechar los días de rebajas o de descuentos especiales.
  9. Intenta hacer las cosas tú mismo, no pagues por ellas. Gracias a YouTube nunca ha sido tan fácil aprender a hacer reparaciones, chapuzas en casa o pequeños arreglos.
  10. Aprende a disfrutar de los planes gratuitos de tu ciudad. Olvídate de restaurantes, cines o teatros. En su lugar, disfruta de las actividades gratuitas que hay en todas las ciudades, sobre todo en verano.

Si pones en práctica estos diez consejos conseguirás vivir gastando bastante menos dinero del que gastas hoy en día. Como te explicábamos al principio del artículo, dinero y felicidad no tienen por qué ir emparejados. Se puede ser muy feliz gastando muy poco dinero.