ahorrar mientras cuidas el planeta

Cómo ahorrar mientras cuidas el planeta: 5 claves para conseguirlo

¿Te gusta ahorrar? ¿Y cuidar el medio ambiente? Esperamos que la respuesta a las dos preguntas sea un sí rotundo. En este artículo te vamos a dar las claves para que consigas ahorrar mientras cuidas el planeta. Un 2×1 en el que no solo ganas tú, sino también todos los que están a tu alrededor. ¿Empezamos?

Ahorrar mientras cuidas el planeta es fácil si sabes cómo

  1. Usa bombillas de bajo consumo.

Empecemos por la electricidad. Si aún tienes bombillas convencionales en casa (halógenas, fluorescentes o incandescentes) deberías cambiarlas por LED cuanto antes si quieres ahorrar mientras cuidas el planeta.

Somos conscientes de que el desembolso necesario para acometer esta reforma energética es importante pero ten en cuenta que el ahorro a medio plazo será notable. El consumo de una lámpara LED es 2,5 veces inferior al de una bombilla de bajo consumo y su vida útil es de más de 50.000 horas.

En cifras, el ahorro medio en la factura eléctrica de los hogares españoles es de 11,42 euros al año gracias al uso de estas bombillas, según Eurostat, y la demanda energética europea se reducirá en 40.000 millones de kilovatios hora para 2020, según la Comisión Europea.

  1. Apaga luces y baja la temperatura.

Seguimos dándole vueltas al consumo energético. A veces, la mejor forma de ahorrar es usar el sentido común. Tu casa no es museo que deba estar iluminado en todo momento. Por tanto, debes aprender a apagar las luces de las habitaciones que no utilizas. Parece una tontería pero no lo hacemos por pereza: Total, si voy a volver en 5 minutos.

¿Y qué me dices del aire acondicionado, de los radiadores eléctricos o de la temperatura del frigorífico? Poca gente utiliza con cabeza estos aparatos. ¿Hace mucho calor? Pues el aire a 18 grados. ¿Frío en invierno? Radiadores a 30 grados para calentar rápido. Respecto a la nevera, ¿quién regula de forma óptima la temperatura según la época del año?

  1. Deja de beber agua embotellada (y de gastar plástico en general), clave para ahorrar mientras cuidas el planeta

Consumimos agua embotellada de manera injustificada. En sólo tres décadas el volumen de negocio de las empresas de este sector ha aumentado un 400%. ¿Y cuántas de esas botellas se reciclan? Las estadísticas dicen que solo una de cada cinco. Tiramos el dinero y nos cargamos el planeta sin motivo aparente.

Salvo en zonas muy concretas, el agua del grifo en España es de gran calidad. Esta pasa los más estrictos controles de salubridad y podemos beberla con la mayor tranquilidad del mundo, pero no lo hacemos. El problema posiblemente sea el sabor, que no termina de convencernos porque no nos acostumbramos a él. Puedes ampliar la información en este artículo.

  1. Compra cosas de segunda mano.

Estamos obsesionados con comprar cosas nuevas, la mayoría de las veces sin necesidad. Cada día decenas de estímulos nos invitan a ello y no sabemos combatirlos. Si no somos capaces de detener nuestros impulsos consumistas, al menos deberíamos mirar más al mercado de segunda mano, si lo que quieres es ahorrar mientras cuidas el planeta.

En Wallapop, Vibbo, Chicfy o Ebay podemos encontrar productos de segunda mano de todo tipo: ropa, libros de texto, el coche, una vivienda… Y no te olvides de los refurbished. ¿Por qué esa obsesión por lo nuevo? Por el bien del medio ambiente y de tu cartera deberías dar una oportunidad a este mercado en expansión.

  1. Aparca el coche y coge la bici.

El coche, ese bien de primera necesidad que usas a diario, devora tus ahorros y está cargándose el medio ambiente. En la medida de lo posible deberías aparcarlo para siempre, o al menos reducir su uso al mínimo imprescindible.

Quizás podrías plantearte poner una bici en tu vida. Son baratas (y más en comparación con un coche), apenas necesitan mantenimiento, tampoco seguro, no pagarás parking y tanto tu salud como el medio ambiente te agradecerán que compres una. ¿Por qué no dejas de poner excusas y le das una oportunidad? En el fondo te apetece, y lo sabes.