bici

Aparca el coche y coge la bici: tu cartera y tu salud te lo agradecerán

No niegues lo evidente: las ves de camino al trabajo, cuando sales a pasear y mientras sacas al perro. Sí, son bicicletas, y están por todos sitios. ¿Qué si te merecerá la pena comprarte una bici? Por supuesto que sí. La bicicleta es el transporte más barato y sano que existe.

[¿Necesitas una ayuda este mes? Solicita tu préstamo aquí

En España llevan unos años despegando pero en otros países, Holanda o China, por ejemplo, es casi imposible concebir la vida sin tener una bici. Se estima que más de 800 millones de personas cogen la bici a diario en el planeta. Tanta gente no puede estar equivocada, ¿no crees?

Las ventajas de dejar el coche aparcado para las distancias cortas (y no tan cortas) y coger la bici son más que evidentes, tanto a nivel económico como de salud. Repasemos las más significativas.

Por qué deberías poner una bici en tu vida ya

  1. El desembolso económico para adquirir una bicicleta es insignificante en comparación con el de un vehículo. Puedes comprar una barata por poco más de 200 euros o una de gama alta por más de 1.000.
  2. La bici no necesita un seguro obligatorio, aunque es recomendable tener uno a terceros por si nos vemos involucrado en un accidente. No obstante, los seguros para bici son mucho más económicos que los de un coche o moto.
  3. No hay que pagar el impuesto de circulación. Con los coches este es un gasto fijo anual sobre el que no podemos negociar. Las bicis no pagan ningún impuesto.
  4. El mantenimiento de una bici es extremadamente económico, nada que ver con el de un vehículo. No necesita aceites ni filtros, si acaso sustituir algún disco de freno. En cualquiera de los casos, los propietarios podemos hacer la reparación.
  5. Se acabó el gasto en gasolina. El combustible que utiliza la bicicleta son tus piernas. Nada hay más sano y más barato que pedalear.
  6. Desplazamientos más rápidos que en coche en distancias cortas. Piensa en el tiempo que transcurre desde que vas al parking a por el coche, arrancas, conduces, pasas el atasco, aparcas… Aunque te resulte difícil de creer, en distancias cortas llegarás mucho antes con una bicicleta.
  7. No tienes que pagar parking (ni preocuparte por donde aparcar). Con su buen candado, una bicicleta se aparca casi en cualquier sitio.
  8. Reduces la contaminación ambiental. El transporte en bicicleta es totalmente ecológico, ya que no se emite ningún tipo de gas tóxico, como monóxido o dióxido de carbono. La calidad del aire es mayor en las ciudades donde las bicis están bien arraigadas.
  9. A nivel de salud las ventajas son enormes, tanto a nivel físico como emocional: mejoras el funcionamiento del sistema cardiovascular, tonificas músculos, mejoras capacidad pulmonar, reduces el nivel de colesterol en sangre, mejora tu estado de ánimo, reduce el estrés…
  10. La bici te hace feliz. Pregunta a las personas de tu entorno que usan bici a diario como se sienten. Te dirán que son felices sin dudar. De hecho, es más que posible que tú ya te hayas percatado de ello. La bici hace feliz a la gente que la utiliza.

¿Necesitas más razones para aparcar el coche y empezar a usar la bici? ¡Pedalea, amigo, pedalea!

 

¿Necesitas una ayuda extra? En Vivus tenemos nuestros créditos rapidos  con los que te ofrecemos hasta 1.000 euros (300 si es la primera vez que lo solicitas) para que hagas frente a cualquier imprevisto de forma sencilla. ¡En 10 minuto y sin apenas papeleo!