IPREM

¿Qué es y para qué sirve el IPREM?

Si alguna vez has solicitado una ayuda pública, como una beca, la prestación por desempleo o una subvención, seguro que en algún momento te has encontrado con esta palabreja: IPREM.

IPREM son las siglas de Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples. Nació en 2004 y es el índice de referencia en España para la concesión de ayudas, subvenciones para familias y personas físicas, prestaciones sociales o subsidios.

También se utiliza como referencia para calcular la indemnización mínima por despido, el acceso a las viviendas de protección oficial o la cantidad de renta mínima de inserción.

Por ejemplo, el IPREM se usa para fijar los límites mínimo y máximo de la prestación por desempleo: en el caso de no tener hijos, si te quedas parado y solicitas este subsidio, su cuantía no podrá ser inferior al 80% del IPREM, ni superior al 175%.

Como el IPREM actual es de 537,84 euros al mes, el importe mínimo de la prestación por desempleo sería de 430,27 euros mensuales, y el máximo de 941,22 euros.

Cómo se calcula el IPREM

El IPREM se actualiza cada año a través de los Presupuestos Generales del Estado (PGE). Por tanto, el ejecutivo es quién decide su cuantía de forma anual.

Cuando queramos comprobar si nuestros ingresos superan un número de veces el IPREM actual, hemos de usar como referencia el último valor publicado (ver BOE), que en 2019, al no haberse aprobado aún los PGE, sigue congelado en los 537,84 euros mensuales del año anterior.

Si finalmente se aprueban los Presupuestos presentados en enero de 2019, el IPREM de este año se incrementaría un 2%, hasta los 548,60 euros al mes.

En esta tabla puedes ver más claramente cómo ha evolucionado el IPREM en los últimos años, tanto en valor mensual como anual (en 12 y 14 pagas).

¿En qué se diferencia del SMI?

Mucha gente confunde el IPREM con el SMI (Salario Mínimo Interprofesional), cuando hoy por hoy tienen poco que ver el uno con el otro.

Esta confusión se debe a que hasta 2004, sólo existía el SMI, por lo que su cuantía se usaba como referencia para fijar tanto el salario mínimo de los trabajadores como el acceso a las ayudas, becas y subvenciones que te hemos descrito más arriba.

El problema de usar el SMI para estos menesteres es que daba lugar a una situación contradictoria: un aumento del SMI beneficiaba a los trabadores por cuenta ajena, que podrían llegar a cobrar más, pero perjudicaba a los beneficiarios de ayudas y subsidios.

Para solventar esta incidencia, era necesario crear un nuevo indicador que desvinculase salarios de ayudas: el IPREM. Desde entonces, el SMI ha aumentado en mayor cuantía que el IPREM, que incluso estuvo congelado en los años de mayor virulencia de la crisis para favorecer la concesión de ayudas a las personas más necesitadas.

 

Si necesitas una ayudita extra, en Vivus podemos ofrecerte un préstamo online de hasta 1.000 euros (300 si es la primera vez que lo solicitas) para poder hacer frente a cualquier imprevisto que te pueda surgir. Es muy sencillo y solo te tomará diez minutos. ¡Apenas hay papeleo!