rumores en la oficina

Cómo combatir los rumores en la oficina

La oficina es ese espacio donde pasamos la mayoría de nuestro tiempo, y no importa si es una pequeña, mediana o gran empresa, el convivir con cierta cantidad de personas en algunas ocasiones es complicado, sobre todo cuando entran en escena los rumores en la oficina.

Los chismes o rumores suelen crear un ambiente hostil y bastante incómodo entre compañeros de trabajo. Por desgracia, nadie está salvo de vivir (o sufrir) una situación de este tipo en algún momento.

[¿Necesitas una ayuda este mes? Solicita tu préstamo aquí

Si estás teniendo la mala suerte de ser víctima de un rumor y deseas salir airoso de todo el embrollo, te dejamos unas recomendaciones que te ayudarán a combatirlos.

Consejos para evitar eficazmente los rumores en la oficina

1º. Lo primero que debes hacer con los rumores en la oficina es respirar profundo e investigar qué es exactamente lo que se está diciendo y quien comenzó el rumor. Todo esto sin hacer un espectáculo o algo que pueda afectar tu puesto dentro de la empresa. Recuerda que con el calor del momento puedes decir o actuar de forma que luego te arrepientas.

2º. Evalúa el contexto de la situación: existen batallas que no hace falta librar. Si el chisme es algo realmente absurdo y crees que no te perjudicará en lo más mínimo, entonces es mejor dejarlo pasar. Ya se aburrirán.

3º. Si, por el contrario, el rumor puede perjudicarte más de la cuenta, entonces intenta acabar con él de inmediato. Hazlo antes de que el chisme se propague más de lo necesario y llegue a oídos de los jefes. Una buena forma de terminar con el cotilleo desde la raíz es hablar directamente con quién lo inició y pedirle que lo detenga.

4º. Otro aspecto que debes evaluar es si el rumor es de un tema personal o si más bien es en el ámbito profesional. Este último es más fácil de solucionar, ya que puedes defenderte con hechos y desmentir el rumor con pruebas verídicas que respalden tu postura.

Los rumores en la oficina que afectan al terreno personal son más complejos de solventar y a veces no queda más remedio que ignorarlos. Solo manteniendo un perfil bajo dentro de la empresa y evitando comentar más de la cuenta sobre tu vida personal, podrás eludirlos.

5º. En general, la mejor forma de evitar los rumores en la oficina es manteniendo una relación cordial con todos los miembros del equipo. No obstante, ni siquiera un comportamiento “correcto” como este puede evitar que en algún momento seas la víctima de alguien a quién le caes mal.

6º. Por último, aplica el sentido común. Si no te agrada ver a otras personas hablando de ti, mantente tú alejado de los rumores que impliquen a otras personas. Predica con el ejemplo y demuestra con tus actos cómo te gustaría ser tratado.

Un rumor, por simple que parezca, puede llegar a afectar moralmente y a comprometer la imagen de una persona, así como la productividad del grupo en su conjunto.

Es por eso que debemos cuidar la comunicación con cada uno de los miembros de la oficina y, en lugar de convertirnos en portavoces de rumores, ser buenos compañeros. Créenos, es la forma más sencilla de salir cada día del trabajo con una sonrisa en la cara.

 

Si necesitas una ayudita extra, en Vivus podemos ofrecerte un crédito online de hasta 1.000 euros (300 si es la primera vez que lo solicitas) para poder hacer frente a cualquier imprevisto que te pueda surgir. Es muy sencillo y solo te tomará diez minutos. ¡Apenas hay papeleo!