bici

¿Por qué la bici es el medio de transporte del futuro?

Un coche en propiedad es muy caro. Si al gasto en combustible le sumas averías, revisiones periódicas, sustitución de neumáticos, seguros, impuestos, etc, a final de año te encuentras con que tener un vehículo propio te cuesta un ojo de la cara. Pero… ¿Y una bici?

Los más jóvenes ya se han dado cuenta de este problema y han buscado otras alternativas. El transporte público cada vez tiene más adeptos y plataformas de transporte colaborativo como BlaBlaCar, Amovens, Drivy o Bluemove están haciendo el agosto.

Para los que no quieren depender de nadie en sus desplazamientos, una bici es todo lo que necesitan. Hay pocas dudas respecto a que esta terminará convirtiéndose en el medio de transporte del futuro. ¿Te gustaría saber cuáles son los motivos?

Ventajas de cambiar el coche por la bici

1º. Vas a ahorrar mucho dinero

La bici permite ahorrar mucho pero que mucho dinero. Según algunos estudios, un mínimo de 1.200 euros al año, cifra que se puede incrementar mucho más. En ciudades como Madrid, Barcelona, Valencia y Sevilla, entre otras, puedes alquilar una bici del Ayuntamiento durante 30 minutos por solo 50 céntimos.

Si prefieres tener una bici propia debes saber que el mantenimiento es mínimo, por no decir inexistente. De hecho, casi cualquier persona sería capaz de arreglar por si misma la mayoría de averías que pueda tener. ¡Y tampoco necesita seguro!

2º. Le haces un favor al medio ambiente

Las emisiones de dióxido de carbono de los coches se están cargando el medio ambiente. Frente a esto, la bicicleta no contamina nada, así que le haces un gran favor al medio que te rodea si abandonas el coche para siempre y en su lugar te acostumbras a usar la bici en tus desplazamientos diarios.

3º. No tendrás problemas de aparcamiento

Cualquier persona que viva en una ciudad grande (a veces ni siquiera tiene que ser grande) sabe que aparcar el coche puede ser una pesadilla. En determinadas zonas es absolutamente imposible. Por más vueltas y vueltas que des buscando un sitio libre no vas a encontrar ninguno. Los parkings privados, si tienes la suerte de que se crucen en tu camino, tienen el problema añadido de que hay que pagarlos (y no son precisamente baratos).

Con la bici este problema es inexistente. Al ser un medio de transporte muy pequeño y que ocupa muy poco sitio la puedes aparcar en cualquier lugar y usar una cadena para que nadie te la robe.

4º. Es divertida y saludable

Usar la bici es muy divertido y saludable. Con un paseo matutino por la ciudad para llegar al trabajo no solo te espabilarás, sino que también respirarás aire fresco, podrás disfrutar del paisaje y pondrás en forma tu cuerpo serrano. Y por si esto no fuese suficiente, la bici te ayudará a reducir el estrés y a mejorar tu estado anímico. Si no nos crees te invitamos a que cojas la bici una semana para ir a trabajar y nos cuentes la experiencia.

Como puedes ver, la bici lo reúne todo para ser el medio de transporte del futuro. En países que nos llevan varios años de ventaja, como Holanda, Bélgica o Japón, la bici está totalmente integrada en el día a día de sus ciudadanos. ¿No crees que deberías darle una oportunidad?