elegir el mejor banco

Trucos para elegir el mejor banco

La elección de un banco es libre. Esto significa que cualquier persona puede decidir en qué entidad abrir una cuenta corriente, domiciliar su nómina y sus recibos o gestionar sus ahorros y sus inversiones. Pero no todos los bancos son iguales. De hecho, la competencia entre ellos por captar clientes es bastante fuerte y esto beneficia a los consumidores. Elegir el mejor banco es clave para estar tranquilo/a con tu dinero.

Si quieres elegir un buen banco, moderno, dinámico, seguro y que comulgue con tu filosofía de la vida, presta atención a los trucos y consejos que vamos a ofrecerte. Queremos que encuentres el mejor banco posible para ti y para tu dinero.

¿Qué debo tener en cuenta para elegir el mejor banco?

elegir el mejor banco

  • Sin comisiones de mantenimiento, por tarjeta de débito o crédito o por transferencias.

No queremos pagar comisiones de mantenimiento. En su momento, todos los bancos las cobraban, pero hoy día no. Son cosa del pasado. Por tanto, buscaremos entidades con cero comisiones de mantenimiento, con cero comisiones por tarjetas de débito o crédito y con cero comisiones por hacer transferencias, aunque sean internacionales.

  • Cuántos más cajeros disponibles, mejor.

Rara será la semana que no tengas que ir al cajero a sacar dinero en efectivo.  Por tanto, una variable muy importante a tener en cuenta para elegir el mejor banco es que cuente con una amplia red de cajeros en la que sacar dinero de forma gratuita.

  • Buena banca online.

La gente cada vez va menos al banco porque casi todos los trámites pueden hacerse de forma online, desde un ingreso hasta una transferencia o una domiciliación. Es fundamental que el banco que elijamos tenga tablas en internet y cuente con una buena banca online, fiable y adaptada a los tiempos que corren.

  • Oficinas cerca de casa.

Si la banca online aún no es lo tuyo, no te fías o prefieres que sea una persona de carne y hueso la que resuelva tus problemas, entonces el banco que elijas debe contar con oficinas cerca de tu casa, para que puedas acudir a ellas a hacer ingresos, ordenar transferencias o consultar el estado de tu cuenta corriente.

  • Horario de atención al cliente.

Independientemente de que prefieras la banca online o la tradicional, es importante que tu banco cuente con un buen horario de atención al cliente por si algún día surge un problema y necesitas atención inmediata. En la banca online suelen estar disponible las veinticuatro horas del día. En banca física hay oficinas que abren por las tardes y otras que atienden el teléfono desde primera hora de la mañana hasta última hora de la tarde.

  • Seguridad y confiabilidad.

Con internet no hay secretos. Si un banco lo hace mal con sus clientes, las críticas llegarán a internet. Lo mismo ocurre al contrario. Cuando los clientes de un banco están satisfechos por cómo les trata este, todo serán opiniones positivas. Basado en estas reseñas, debes buscar un banco confiable y que te aporte seguridad.

  • Productos financieros con los que cuenta.

Es interesante que averigües qué productos financieros ofrece tu entidad. No solo la cuenta corriente, que es lo primero en lo que se fija todo el mundo, sino también las cuentas de ahorro, los productos de inversión, los préstamos, las hipotecas, el bróker online… Lo más seguro es que en algún momento termines contratando alguno de ellos.