tarjetas bancarias

Esto es todo lo que necesitas saber sobre las tarjetas bancarias

Las tarjetas bancarias de crédito y débito son uno de los instrumentos más utilizados para realizar pagos en España. Según datos del Banco de España, en 2018 se realizaron 3.900 millones de transacciones por valor de 147.000 millones de euros. Casi nada.

[¿Necesitas una ayuda este mes? Solicita tu préstamo aquí

Estos trozos de plástico gozan de una gran popularidad entre la población. Sin embargo, en cierta medida son unas perfectas desconocidas. Pero no te preocupes, porque después de leer este artículo, seguro que te queda mucho más claro cómo funcionan las tarjetas bancarias.

Estos son los elementos más importantes de las tarjetas bancarias de débito y crédito.

  • CVV de las tarjetas bancarias

El CVV (Card Verification Value o verificación de datos de la tarjeta) es un código de verificación de tres o cuatro dígitos que aparece en el reverso de las tarjetas bancarias de débito y crédito.

Se trata de un sistema de seguridad para acreditar que quién realiza la compra tiene la tarjeta en su poder, y no solo el número, lo que podría dar lugar a compras fraudulentas.

El CVV tiene diferentes denominaciones según el país donde nos encontremos y el nivel de seguridad que incorporen: CVD (Card Verification Data), CCV (Card Code Verification), CVN (Card Verification Number), CVC (Card Verification Code), CSC (Card Security Code), CVVC (Card Verification Value Code). En general, todas se refieren al mismo código CVV.

El código CVV se utiliza, sobre todo, para pagos con tarjetas en compras online, ya que proporcionan mayor seguridad a las transacciones virtuales.

  • PAN

El PAN (Personal Account Number) corresponde a los dieciséis dígitos que figuran en el anverso de todas las tarjetas bancarias. Es su numeración y su identificación, y se utiliza fundamentalmente a la hora de realizar compras por Internet.

La numeración consta de la siguiente información:

  • El primer número de la tarjeta representa el tipo de tarjeta según su emisor.
    • Si el primer número es un 1 o un 2 se trataría de una tarjeta emitida por una compañía aérea.
    • Si en su lugar aparece un 7 significa que su emisor es una petrolera.
    • Si aparece un 4, un 5 o un 6, representan tarjetas bancarias.
  • Los dígitos comprendidos entre las posiciones del 1 al 7 identifican al país y al emisor de la tarjeta.
  • Los nueve dígitos restantes son asignados por la entidad emisora de la tarjeta y están asociados al titular de la misma, los datos.

En general, existen algunas reglas de numeración que aplican a las diferentes compañías emisores de tarjetas. Por ejemplo, las tarjetas emitidas por Visa Electron tienen, entre otros, los rangos 4026, 4508 o 4913. Las tarjetas Mastercard tienen asignados los rangos entre 51 y 55 y, finalmente, las Maestro 5020, 5038, 66761, entre otros.

No obstante, algunas entidades como American Express siguen un formato de numeración algo diferente.

  • NFC

La tecnología NFC (Near Field Communication) apareció en 2002 de la mano de las empresas Phillips y Sony y, en la actualidad, la inmensa mayoría de las tarjetas bancarias la llevan incorporada. Básicamente, se trata de un sistema para realizar pagos sin contacto.

En realidad, esta tecnología no es única de las tarjetas de crédito. Funciona también en teléfonos móviles y otro tipo de dispositivos, y permiten realizar pagos sin contacto en muchos establecimientos de nuestra geografía.

De hecho, hay numerosos servicios que han sustituido a las tarjetas para realizar los pagos precisamente gracias a esta tecnología. Los más conocidos son los Samsung Pay o Apple Pay, pero también existen otros como Bizum, Twyp o Vodafone Wallet.

Pero, ¿qué hay de la seguridad? ¿Son 100% fiables las tarjetas con tecnología NFC? Lo cierto es que sí. En la actualidad, su garantía de seguridad está a la altura de la de cualquier pago estándar mediante una tarjeta de crédito.

En primer lugar, porque la distancia entre la tarjeta y el dispositivo que actúa como pasarela para el pago es tan reducida que resultaría difícil que un tercer dispositivo interfiera en la conexión; pero, además, porque las transmisiones pueden utilizar encriptaciones de seguridad como SSL para que los datos viajen de forma segura entre dispositivos.

  • Fecha de caducidad de las tarjetas bancarias

La fecha de caducidad es un elemento fundamental de las tarjetas bancarias. En primer lugar, porque se trata de la fecha a partir de la cual la tarjeta ya no tiene validez; y, en segundo, porque normalmente se solicita a la hora de realizar compras online como un elemento de seguridad adicional.

Consta de cuatro dígitos, dos para el mes y dos para el año. Una vez haya pasado la fecha de vencimiento, se deshabilita la tarjeta para proporcionar una nueva a su titular. Normalmente, se realiza de forma automática, aunque dependiendo de la entidad, hay que solicitar una nueva en la sucursal que corresponda.

Podemos encontrar la fecha de vencimiento en el anverso de la tarjeta.

  • Formato de la tarjeta

El tamaño de la tarjeta y sus dimensiones son uniformes a nivel mundial. El tamaño promedio es de 80,60 mm x 53,98 mm y en la parte delantera de la tarjeta siempre aparece el nombre del usuario.

  • Código PIN

El código PIN (Personal Identification Number) es esencial para la activación de las tarjetas bancarias y para su posterior uso. Está formado por cuatro dígitos numéricos que identifica la tarjeta con la entidad bancaria y su titular. Es, posiblemente, el elemento de seguridad más importante para pagos físicos, porque sin tener este código no se podría pagar.

El mayor problema es que cualquiera que tenga tu código PIN podrá operar como si fueses tú: podrá comprar en cualquier establecimiento o sacar dinero en cualquier cajero. Por eso se recomienda que nadie más que el titular de la tarjeta lo conozca.

  • Banda magnética o chip de seguridad

Hace unos años, las tarjetas bancarias de crédito contaban con una banda magnética. No obstante, en los últimos tiempos, solo se emiten tarjetas con chip, porque tienen un mayor nivel de seguridad.

La diferencia fundamental entre unas y otras está, como decimos, en su nivel de seguridad y en la cantidad de información que almacenan. Mientras las tarjetas con chip incorporan el código PIN, las tarjetas con banda magnética pueden almacenar menos información, y su seguridad es menor.

 

Si necesitas una ayudita extra, en Vivus podemos ofrecerte un préstamo rápido de hasta 1.000 euros (300 si es la primera vez que lo solicitas) para poder hacer frente a cualquier imprevisto que te pueda surgir. Es muy sencillo y solo te tomará diez minutos. ¡Apenas hay papeleo!