Tarjeta de crédito VS microcédito

Tarjetas de crédito vs microcréditos

Actualmente existen muchas maneras de pagar, desde el dinero en efectivo hasta las tarjetas de crédito o los préstamos pasando por las tarjetas de débito y los microcréditos. Sin embargo, ¿qué es mejor, disponer de una tarjeta de crédito o bien pedir un micropréstamo?

[¿Necesitas una ayuda este mes? Solicita tu préstamo aquí

Las tarjetas de crédito son un medio de financiación y de pago que permite realizar compras sin que el dinero se mueva de tu cuenta en ese mismo momento. Y, ¿cuándo se moverá? En este caso, tu banco te está concediendo un préstamo a muy corto plazo que deberás pagar de acuerdo con las condiciones de tu tarjeta y con los plazo de devolución que ya tienes fijados con tu entidad bancaria.

¿Qué hay que hacer para conseguir una tarjeta de crédito? Normalmente, los bancos exigen la domiciliación de una nómina, pensión o ingresos estables para asegurarse que podrás devolver el dinero que ellos avanzan por ti. Otra cosa importante que hay que saber es que cuando se firma el contrato de la tarjeta de crédito hay que leer la letra pequeña y fijarse bien en el límite que tiene la tarjeta así como en la posible variación, si es que puede darse el caso, en algún momento para así poder ahorrarnos pequeños sustos a final de mes.

Los microcréditos son pequeños préstamos que se hacen para que una persona pueda hacer frente a pequeños imprevistos o bien a ese caprichito durante las vacaciones de verano. Por ese motivo, se pueden prestar hasta 900 euros a devolver con un máximo de 30 días y con un pequeño interés que se calcula en función de la cantidad y el plazo de devolución.

¿Qué hay que hacer para conseguir un microcrédito? En este caso, es algo más sencillo que en la obtención de una tarjeta de crédito pues solo hay que pedirlo a través de la página web de Vivus.es y en 15 minutos podrás disponer de la cantidad solicitada en tu cuenta bancaria. Por lo tanto, no debes presentar ninguna nómina. ¿No lo ves claro? Consulta la web de la Asociación Española de Micropréstamos (AEMIP) y, si lo prefieres, este post dónde contamos por qué estamos a salvo con la AEMIP.

Qué diferencias existen entre las tarjetas de crédito y los microcréditos