qué préstamo te interesa cancelar

Cuatro estrategias para saber qué préstamo te interesa cancelar antes

Hay personas que con el paso del tiempo acumulan préstamos personales y deudas de todo tipo. Como te puedes imaginar, esta situación no les puede traer nada bueno. Si tú eres uno de ellos, has de saber que puedes romper una lanza por tu salud financiera y poner fin a este problema, pero tienes que reaccionar cuánto antes. A poco que tomes conciencia de lo que te cuestan las deudas (no solo en términos económicos, sino también emocionales) y de que adoptes la decisión firme de acabar con ellas, podrás salir de esa situación. Todo pasa porque elabores un plan basado en reducir tus gastos y aumentar tus ingresos. A partir de ahí, decide qué préstamo te interesa cancelar antes y cuál a continuación.

[¿Necesitas una ayuda este mes? Solicita tu préstamo aquí

¿Qué préstamo te interesa cancelar antes?

Estrategia 1. El que tenga un mayor tipo de interés.

Cuánto mayor sea el tipo de interés que pagas por el préstamo, más dinero tendrás que pagar en total por él. No pierdas de vista los conceptos de TAE y TIN, repasa la letra pequeña de todas tus deudas y comienza por eliminar la que tenga un mayor tipo de interés. Por lo general, las tarjetas de crédito tienen los intereses mas elevados del mercado.

Si optas por esta estrategia has de tener en cuenta una cosa muy importante. Casi todos los préstamos se rigen por el sistema de amortización francés, que hace que el pago de intereses se concentre en los primeros años de la deuda y se reduzca progresivamente después, hasta el punto de que los últimos años casi todo lo que pagas es capital.

Estrategia 2. El de menor importe.

Si quieres un chute de moral rápido, ordena las deudas en función del monto pendiente de pago de cada una y cancela primero aquella cuyo importe sea menor, independientemente de todo lo demás. Si acabas pronto o relativamente pronto con esa deuda, te sentirás feliz y eso te animará a seguir cancelando más deudas.

Estrategia 3. El que tenga menos comisiones.

Si estás pensando en amortizar deuda has de saber que algunas entidades financieras cobran intereses por ello, tanto si se trata de una amortización parcial como si es total. Por tanto, otra estrategia válida consiste en cancelar primero aquellas deudas cuyas comisiones sean menores. De esta forma, cuando toque cancelar los préstamos con mayores comisiones, la cantidad a cancelar será menor y, por tanto, también las comisiones a pagar.

Estrategia 4. El que más feliz te haga sentir.

Si hay algún préstamo al que le tengas una manía especial, ve a por él primero.  Por ejemplo, si la entidad que te lo ha concedido te obliga a tener la nómina domiciliada allí y tú quieres irte a otra con mejores condiciones, atácale primero a esa deuda y siéntete libre de poder decidir qué hacer con tu dinero.

En resumen, cuatro métodos que conducen al mismo fin, que no es otro que cancelar tus deudas. En función de tu situación financiera y personal preferirás uno u otro. ¿Nos cuentas cuál?

 

Si necesitas una ayudita extra, en Vivus podemos ofrecerte un préstamo rápido de hasta 1.000 euros (300 si es la primera vez que lo solicitas) para poder hacer frente a cualquier imprevisto que te pueda surgir. Es muy sencillo y solo te tomará diez minutos. ¡Apenas hay papeleo!