dollar cost averaging

¿Qué es el dollar cost averaging?

Uno de los conceptos más importantes que hay que entender antes de adentrarse en el mundo de las inversiones es el dollar cost averaging. No existe una traducción al español correcta para este término y, al tratarse de un nombre tan raro, cualquiera podría pensar que se trata de algo complicado.

Pues no.

Como suele ser habitual en casi todo lo que tiene que ver con el mundo financiero, el significado de una palabra suele ser más fácil que la palabra en sí.

En este artículo te explicaremos por qué el dollar cost averaging es el método perfecto para empezar a invertir.

[¿Necesitas una ayuda este mes? Solicita tu préstamo aquí

Dollar cost averaging para dummies

Las dos preguntas más habituales que se hacen todas las personas que quieren invertir por primera vez son:

Hemos acertado, ¿verdad?

El dollar cost averaging tiene la respuesta a ambas preguntas. Se trata de una estrategia de inversión que consiste en invertir en los mercados de forma periódica y constante.

En otras palabras, no invertir todo de golpe, sino hacerlo poco a poco y siempre en las mismas cantidades.

La teoría demuestra que al invertir de esta forma, si el mercado baja se podrá comprar más cantidad de participaciones, ya que el precio de cada una será menor. Esto repercute de forma positiva en la rentabilidad final de la inversión.

Veámoslo con un ejemplo:

Juan quiere invertir 10.000 euros en un fondo de inversión y puede seguir dos estrategias:

  1. Invertir todo de golpe, es decir, los 10 mil euros en el mes 1. El problema es que si el mercado pega un bajón la semana después de invertir, le pillaría con todo dentro, perdería dinero a corto plazo y tardaría más tiempo en volver al status quo de su inversión.
  2. Invertir con la estrategia del dollar cost averaging. Por ejemplo, invirtiendo 1.000 euros al mes durante 10 meses. Si el mercado pega un bajón, al entrar en él poco a poco, en cómputo global, esta caída perjudicará menos a la rentabilidad de la inversión.

Ventajas del dollar cost averaging

Invertir con esta estrategia tiene dos ventajas evidentes. La primera es que cuando la bolsa baja permite comprar más cantidad de participaciones, lo que, tal y como te explicábamos, tiene un impacto positivo sobre la rentabilidad final de la inversión.

La segunda es de naturaleza psicológica: posibilita al inversor olvidarse de los mercados. Ya no tendrá que buscar cuál es el mejor momento para invertir ni preocuparse por vender cuando la bolsa caiga. Al ser una estrategia de inversión progresiva y constante, podrá abstraerse de su evolución y minimizar el impacto negativo de sus emociones sobre su inversión.

En definitiva, el dollar cost averaging permite reducir los efectos derivados de la volatilidad de invertir mucho dinero en un momento concreto. Al hacerlo en partes iguales y de forma extendida en el tiempo, la rentabilidad de la inversión en el largo plazo es mayor.

Si inviertes, te recomendamos que lo pongas en práctica.

 

Si necesitas una ayudita extra, en Vivus podemos ofrecerte un crédito rápido de hasta 1.000 euros (300 si es la primera vez que lo solicitas) para poder hacer frente a cualquier imprevisto que te pueda surgir. Es muy sencillo y solo te tomará diez minutos. ¡Apenas hay papeleo!