Las comunidades autónomas donde más y menos impuestos se pagan

Las comunidades autónomas donde se pagan más y menos impuestos

¿Alguna vez te has preguntado dónde se pagan mas y menos impuestos en España? Temperatura, gastronomía, cultura e incluso idioma, puede parecer increíble, pero cualquiera de estos factores puede ser diferente dentro de este país. Si estás en Asturias o Galicia puede que te sorprenda el saber que compartan nacionalidad con Andalucía o Extremadura, si comes en País Vasco tendrás una experiencia totalmente diferente a la que tendrías en Valencia, y así podríamos poner miles de ejemplos.

Pero no solamente esos factores cambian en cada Comunidad Autónoma. Los impuestos que pagues también son muy diferentes dependiendo de la zona en la que te encuentres. Aunque la materia de fiscalidad corresponde al estado, en España muchas competencias se han delegado casi por completo a las Comunidades Autónomas.

Con el fin de acercar la Administración a los administrados, en la última constitución se estableció esta nueva configuración para que todas las entidades autonómicas tuvieran más capacidad de autogestión y pudieran defender mejor sus intereses. Ahora estas actúan como delegadas o colaboradoras del estado para la gestión de los recursos tributarios.

 

¿Dónde se pagan más y menos impuestos?

En esta guía, vamos a ver cuáles son las diferencias que existen entre cada región autonómica y dónde se pagan más y menos, de cada uno de los diferentes impuestos que se gestionan, liquidan y recaudan en cada Comunidad Autónoma.

IRPF

El Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) es uno de los mayores impuestos para el estado, actualmente representa más del 20% de los ingresos tributarios. Pero además de eso, es un impuesto parcialmente cedido a las Comunidades Autónomas, por eso, la cantidad que vayas a pagar dependerá mucho de dónde residas.

El IRPF se divide en tramos, y según en qué tramo te encuentres tendrás un tipo aplicable más alto o más bajo. Este tipo está formado por el tipo estatal y un tipo marginal que aplica cada Comunidad. El primero será igual para todos los residentes en España y el segundo lo definirá cada Comunidad en función de las circunstancias de cada región.

Dependiendo del tramo de renta y la región autonómica en la que se encuentre cada persona, este tipo será más o menos alto. Por ejemplo, en el tramo más bajo de renta (hasta 12.450€ anuales), la comunidad con el tipo más bajo es Extremadura (18%) mientras que la más cara es Cataluña (21,5%).

En el caso de los tramos más altos de la renta (más de 60.000€ anuales) la región donde menos impuestos deberemos pagar será Madrid (43%) y por el contrario, donde más impuestos se pagarán será en Extremadura, Cataluña, Asturias y Valencia (48%).

Impuesto sobre el patrimonio

Aunque el impuesto sobre el patrimonio solamente afecta a unos 200.000 residentes españoles, es otra tributación delegada a las Autonomías por parte del Estado. Por lo tanto, el importe que se vaya a pagar dependerá, en parte, de la zona en la que se resida.

Por norma general, existen 8 tramos en los que se aplican unos tipos que van desde 0% hasta 2,7%. En la Comunidad Autónoma donde más impuestos pagaríamos en caso de superar esos tramos sería Extremadura, donde se pagaría un 2.7%, y donde menos pagaríamos sería en Madrid, en el que directamente este impuesto no se aplica.

 

Impuestos de sucesiones y donaciones

Este es sin duda uno de los impuestos que más controversia genera entre la sociedad, y también es uno de los más mencionados por los grupos políticos. Pero a parte de eso, el impuesto de sucesiones y donaciones también es uno de los que más oscilan entre comunidades, por lo que es muy importante conocerlo a fondo.

En este caso, las Comunidades Autónomas donde menos pagaríamos por este impuesto serían Andalucía, Cantabria y Galicia donde no pagaríamos absolutamente nada. Por el contrario, donde más deberíamos pagar sería en Asturias, Castilla y León y Extremadura, donde el importe del impuesto dependería del valor de la base imponible.

 

Impuesto sobre transmisiones patrimoniales y actos jurídicos documentados

Cuando compras un bien nuevo, deberás pagar el IVA, pero si éste es de segunda mano, entonces deberás pagar el impuesto sobre transmisiones patrimoniales y actos jurídicos documentados (ITPAJD), otro medio de tributación cedido a las comunidades y que, por lo tanto, será diferente para cada individuo dependiendo de dónde resida.

En este caso, la mayoría de Comunidades aplican un tipo máximo del 7%, aunque hay algunas que lo han elevado al 8% o hasta el 10% como en Asturias o Extremadura. En este caso, donde menos ITPAJD pagaremos por las transmisiones de bienes realizadas será en Madrid y Navarra, donde el tipo de gravamen es del 6%.

 

Impuestos propios de cada Comunidad.

Pero si pensábamos que los impuestos generales que todos conocemos eran los únicos que cambiaban de una comunidad a otra, estábamos equivocados. Todas las Comunidades Autónomas tienen la capacidad de crear sus propios impuestos con el fin de adaptar el sistema tributario a su circunstancias y a sus necesidades de financiación, lo que hace de esta situación, todavía un poco más compleja para saber dónde se pagan más y menos impuestos.

Los únicos requisitos de este tipo de impuestos es que no graven hechos imponibles ya gravados por el Estado o que no se apliquen a empresas que tengan su actividad en varias regiones autonómicas. Esto supone que las comunidades tienen que utilizar su imaginación para diseñar impuestos que no se salgan de esa norma.

Impuesto sobre las estancias turísticas, sobre las bebidas azucaradas, sobre los premios del bingo, canon sobre el agua, gravamen de protección civil, sobre las emisiones de óxidos de nitrógeno… Existen más de 80 tipos diferentes de impuestos propios. La comunidad que más tiene es Cataluña, con 18 tipos diferentes de impuestos, la que menos, Castilla y León, con solamente 2.