IVA

Finanzas para dummies: el IVA

El IVA (Impuesto sobre el Valor Añadido) es un impuesto que recae sobre el consumo, es decir, lo pagan quienes consumen bienes o utilizan servicios.

[¿Necesitas una ayuda este mes? Solicita tu préstamo aquí

Se dice que es un impuesto indirecto porque afecta a todo el mundo por igual, independientemente de su nivel de ingresos. Para que nos entendamos, da igual que seas mileurista o Florentino Pérez, pagarás un 21% de IVA en tu factura de telefonía móvil.

Quizá te interese leer | ¿Qué es el TIN?

Los encargados de pagar el IVA somos los consumidores finales de bienes y servicios por cualquiera de estos tres conceptos:

  • La compra de productos y servicios realizados por empresarios y profesionales.
  • Las compras de productos entre empresas que forman parte de la Unión Europea.
  • Las importaciones de bienes hechas por empresarios, profesionales o particulares.

Mientras tanto, los encargados de recaudar el IVA son los empresarios, que calculan el IVA que han cobrado de todas sus ventas y el IVA que han pagado en sus compras. La diferencia de estas dos cantidades será lo que ingresen en la Agencia Tributaria. Normalmente, la recaudación es trimestral, aunque también puede hacerse mes a mes.

Quizá te interese leer | ¿Conseguirán las monedas virtuales sustituir a la banca tradicional?

¿Qué son los tipos impositivos y cómo afectan al IVA?

No todos los productos están gravados por el mismo IVA. Los tipos impositivos de este impuesto (o porcentajes del precio a pagar) son tres y varían según el tipo de bien o servicio que se compre:

Tipo superreducido (4%)

Se aplica a artículos de primera necesidad. Algunos ejemplos son los siguientes:

  • Alimentos básicos como las verduras, la leche, el pan, la fruta, los quesos, los huevos, las legumbres, los tubérculos, los cereales…
  • Los libros periódicos y revistas que no contengan única o fundamentalmente publicidad.
  • Los medicamentos de uso humano.
  • Los vehículos para personas con movilidad reducida.
  • Las viviendas de protección oficial.

Quizá te interese leer | ¿Qué tipos de contrato existen?

Tipo reducido (10%)

  • La alimentación en general, excepto la más básica, los refrescos y las bebidas alcohólicas.
  • Los productos usados en labores agrícolas, ganaderas o forestales, como las semillas o fertilizantes.
  • Los medicamentos de uso veterinario.
  • Las viviendas, locales y plazas de garaje.
  • El transporte de viajeros y su equipaje.
  • Los servicios de hostelería, restaurantes y suministros de bebidas y comidas.
  • Entrada a bibliotecas, museos, galerías de arte…
  • Las flores y plantas de carácter ornamental.

Tipo general (21%)

Es el tipo más utilizado del IVA y se aplica a todos los productos o servicios a los que sean de aplicación el tipo reducido o superreducido. Aquí encontramos los servicios de telefonía, la vestimenta y calzado, la entrada a una discoteca o a un zoológico, etc.

Quizá te interese leer | Cinco películas para aprender economía

Como curiosidad, en Canarias no existe el IVA. En su lugar se cobra el IGIC (Impuesto General Indirecto Canario) y en Ceuta y Melilla el IPSI (Impuesto sobre la Producción, los Servicios y la Importación).

 

¿Necesitas una ayuda extra? En Vivus tenemos nuestros créditos rapidos  con los que te ofrecemos hasta 1.000 euros (300 si es la primera vez que lo solicitas) para que hagas frente a cualquier imprevisto de forma sencilla. ¡En 10 minuto y sin apenas papeleo!