Moda sostenible

Moda sostenible y ropa vegana: todo lo que necesitas saber

La preocupación por el medio ambiente está a la orden del día en la sociedad actual. En un mundo cada vez más amenazado por el cambio climático, irónicamente, se consumen recursos y se contamina de manera excesiva e innecesaria.  La moda sostenible es una de las formas de luchar contra el cambio climático pero, ¿cómo? Te lo explicamos.

[¿Necesitas una ayuda este mes? Solicita tu préstamo aquí

Cuando hablamos de contaminación, tendemos a pensar en industrias como la cárnica o la automovilística. Pero a menudo pasamos por alto otra de las grandes: la industria textil.

¿Sabías que el consumo de algo tan simple y necesario como la ropa es ya una de las mayores causas de contaminación a nivel mundial? Pero oye, que no cunda el pánico, todo tiene solución… ¿Has oído hablar sobre la moda sostenible?

¿Cómo surge la moda sostenible?

La moda sostenible es una modalidad de fabricación textil cuya prioridad es reducir la huella ecológica del proceso, al reducir la contaminación y el uso de recursos. La moda ecológica o, como se llama también actualmente, «ropa vegana», surge, en gran parte, debido a la alta tendencia a consumir en exceso.

Si vas de compras en calles comerciales o grandes almacenes no te costará encontrar multitud de prendas similares a buen precio. ¿Camisetas básicas a 5 €? Todas las que quieras y más. Esto, además de la constante renovación de prendas en las tiendas, incita al consumidor a comprar, pese a que, en muchos casos, la ropa que compramos es prácticamente igual que la que tenemos. Al adquirir prendas nuevas, las demás (que hace no mucho tiempo también eran nuevas) quedan relegadas a nuestro fondo de armario.

Estudios recientes apuntan a que la sociedad actual compra el doble de ropa que hace 20 años, pero tarda la mitad de tiempo en tirarla, obligando a la industria textil a fabricar más prendas. Esto supone un problema a nivel global, ya que esta industria tiene un gran impacto medioambiental. Es por esto por lo que cada vez más y más gente apuesta por la moda sostenible.

¿Cuáles son las ventajas de la moda sostenible?

Si hablamos de moda sostenible, la mayoría de la gente tiende a pensar en una única ventaja: no se maltratan animales. Pero son muchas las razones por las que dejar de comprar en exceso y optar por la ropa vegana. ¿Todavía no las conoces? ¡Toma nota!

1. La ropa vegana contamina menos.

Las marcas partidarias de la moda sostenible y ropa vegana no fabrican en exceso. Así, ahorran una gran cantidad de residuos, utilizan menos recursos y contaminan menos. Además, las empresas de moda ecológica dan prioridad a los tejidos locales, con el fin de evitar la contaminación que conlleva el transporte de materiales.

2. Dura más.

Como decíamos, la ropa está pensada para ser reemplazada cada cierto tiempo. Por eso, la calidad no es óptima y tras pocos lavados empieza a deteriorarse. ¡Ésto no ocurre con la ropa vegana! Esta se fabrica con tejidos y materiales orgánicos y de calidad. Así, no tendremos que gastar tan a menudo, ya que las prendas durarán más tiempo.

3º. La moda sostenible defiende unas condiciones de trabajo dignas.

Muchos trabajadores del sector textil trabajan más horas de lo normal, en pésimas condiciones y por un sueldo excesivamente bajo. Como podrás imaginar, si compras una camiseta por 5 €, los trabajadores que han participado en su fabricación no ganarán todo lo que han trabajado realmente. La moda sostenible lucha por los derechos laborales de los empleados no contribuyendo a esta forma de trabajo.

4º. Respeta a los animales.

Esta explicación es más que evidente, ¿no te parece? La moda vegana no utiliza pieles, con el fin de evitar el sufrimiento de los animales.

5º. Fomenta el consumo responsable.

Con todo esto (producción sostenible, reducción del consumo, etc.) se pretende concienciar a la población del impacto medioambiental de la industria textil. Así, se insta a no comprar en exceso y a seguir un modelo de consumo responsable.

6º. Es más barata.

Como es lógico, al comprar menos, gastarás menos. Y en cuanto al precio de las prendas veganas en sí, seguro que alguna vez has escuchado que la ropa ecológica es más cara, ¿verdad? Pero esto no es así. La ropa vegana se fabrica con tejidos orgánicos, es decir, no se utilizan tejidos animales, lo que abarata el producto ya que no hay que pagar por el proceso de crianza y tratamiento de la piel del animal.

¿Cómo encontrar ropa vegana?

Aunque cada vez son más los que se suman a esta manera de vestir, no encontrarás prendas veganas en todas las tiendas. Por eso es importante que aprendas a distinguirlas. ¿Quieres saber cómo? ¡Sigue estos dos trucos!

+ Fíjate en el material de la prenda.

No solo los abrigos de piel o de lana provienen de los animales. Otros tejidos, como el fieltro o el cachemir, también se obtienen a partir de animales como la oveja y la cabra. A la hora de comprar ropa vegana, asegúrate de que los tejidos de su composición sean algodón, franela, lino o poliéster.

+ Comprueba si está certificado.

El aumento de la demanda de ropa vegana ha hecho que cada vez sean más las prendas ecológicas que cuentan con un certificado de sostenibilidad: el certificado PETA. Esto quiere decir que no se ha utilizado ningún material animal en la confección o fabricación del producto. En otras palabras, que ningún animal ha tenido que sufrir para que tú lleves esa prenda.

Otros hábitos para contribuir a la moda sostenible

No obstante, para que la industria textil sea sostenible, no solo tenemos que utilizar ropa ecológica sino promover un consumo más responsable. ¿Cómo? Con los siguientes hábitos:

1º. Dona ropa que no utilices.

Si algo ya no te gusta o no te vale, no lo tires; dónalo. Así estarás evitando que otra persona tenga que comprar una prenda nueva, ahorrando la contaminación que conlleva su fabricación.

2º. Intercambia prendas.

Recientemente se están organizando intercambios de ropa, de manera que puedas adquirir artículos nuevos y deshacerte de los que ya no uses. Así renovarás tu armario sin comprar, es decir, sin gastar ni contaminar.

3º. Alquila ropa.

¿Merece la pena gastar por algo que solo vas a ponerte un par de veces? Opta por las tiendas de alquiler de ropa cuando sea posible. Tanto tu bolsillo como el medio ambiente lo notarán.

Como ves, hay multitud de alternativas para contribuir a hacer del mundo un lugar más limpio y más justo. Todos salimos ganando: el medio ambiente, los animales y tú. ¿A qué esperas? ¡Únete ya a la moda sostenible!

 

Si necesitas una ayudita extra, en Vivus podemos ofrecerte un préstamo rápido de hasta 1.000 euros (300 si es la primera vez que lo solicitas) para poder hacer frente a cualquier imprevisto que te pueda surgir. Es muy sencillo y solo te tomará diez minutos. ¡Apenas hay papeleo!