Seguros para mascotas

Seguros para mascotas: ¿merecen la pena?

Vemos como algo normal contratar un seguro para nuestro vehículo (como sabes, es obligatorio) o para nuestro hogar. En ambos casos, es la forma más inteligente de protegernos ante sucesos inesperados, como pueden ser un accidente de tráfico o un incendio en el salón. Pero… ¿y los seguros para mascotas?

También es bastante habitual contratar seguros de salud, de deceso o de vida. Aunque no son imprescindibles, las coberturas que ofrecen son bastante atractivas y sus precios no son prohibitivos. Sin embargo, aún a día de hoy mucha gente desconoce que también existen seguros para animales que nos permiten asegurar a nuestras mascotas. Hablemos de seguros para mascotas.

[¿Necesitas una ayuda este mes? Solicita tu préstamo aquí

¿Qué es un seguro para mascotas?

Un seguro para mascotas o para animales, es muy parecido a un seguro de salud, solo que dirigido a nuestros compañeros más fieles. Los hay de muchas clases y adaptados a todo tipo de mascotas, aunque los más habituales son los dirigidos a perros y gatos. Su objetivo es protegerlos frente a imprevistos, como un accidente o una enfermedad.

En la actualidad, si vives en la Comunidad de Madrid o en el País Vasco estás obligado a contratar un seguro de responsabilidad civil para tu perro. Fuera de estas comunidades, no existe obligatoriedad de tener un seguro de este tipo, a no ser que tu perro sea de raza peligrosa o potencialmente peligrosa. En estos casos también es obligatorio.

¿Qué se puede asegurar con los seguros para mascotas?

La cobertura de los seguros para mascotas varía en función de la aseguradora y del tipo de seguro que contratemos, por lo que antes de decidirnos por uno u otro, merece la pena comparar la oferta de las distintas compañías.

Lo básico que debería cubrir, además de la responsabilidad civil en el caso de daños a terceras personas (como un accidente de tráfico provocado por tu mascota o un mordisco a una persona), es el robo o extravío de la mascota, su muerte como consecuencia de un accidente y su sacrificio en caso de accidente o enfermedad.

A partir de aquí, estos seguros pueden cubrir múltiples contingencias. Hay pólizas que incluyen la asistencia veterinaria completa, desde una simple vacuna hasta una intervención quirúrgica, los gastos farmacéuticos, los análisis de laboratorios, etc. Tu presupuesto lo decide.

¿Merecen la pena los seguros para mascotas?

Un seguro para animales puede ahorrarnos un dolor de cabeza si un tercero se viese perjudicado por alguna acción cometida por nuestra mascota. Por ejemplo, un accidente de tráfico porque llevábamos al animal sin atar, un ataque o una mordedura a una persona que paseaba por la calle o daños materiales contra una vivienda.

¿Te haces una idea de lo caro que podría costarte, por ejemplo, un accidente de tráfico provocado porque tu perro ha cruzado la calle con el semáforo en rojo? ¿Y un ataque grave a otra persona? Todos pensamos que nuestra mascota jamás haría una cosa así, pero no podemos olvidar que es un animal.

Si a esto le sumamos el posible ahorro en el veterinario, nuestra conclusión es que los seguros para animales merecen la pena, y mucho. No obstante, tú como propietario debes hacer tus propios números y valorar si en tu caso es o no una buena decisión. Tuya es la última palabra.

 

Si necesitas una ayudita extra, en Vivus podemos ofrecerte un préstamo rápido de hasta 1.000 euros (300 si es la primera vez que lo solicitas) para poder hacer frente a cualquier imprevisto que te pueda surgir. Es muy sencillo y solo te tomará diez minutos. ¡Apenas hay papeleo!