mejor smartphone

Cómo elegir el mejor smartphone para tu hijo adolescente

Quieras o no, antes o después llegará el día en que tu hijo te pedirá que le compres un teléfono móvil. Ve planteándote como gestionarás esa “crisis”. ¿Sabes cuál es la edad recomendada para comprar por primera vez un móvil? ¿Sabrás controlar el uso que tu hijo hará del mismo? ¿Qué criterios deberías seguir para elegir el teléfono que más le conviene? A continuación te mostramos algunos aspectos que deberías considerar para comprarle el mejor smartphone a tu hijo (ententiendo el mejor, como el más adecuado para sus necesidades).

[¿Necesitas una ayuda este mes? Solicita tu préstamo aquí

Lo que tienes que tener en cuenta para comprarle el mejor smartphone

  1. ¿Tiene edad de tener móvil?

En 2016, uno de cada cuatro niños de 10 años tenía un teléfono móvil. A partir de los 12 años, el porcentaje de niños con teléfono móvil en España es ya del 75%. Los niños cada vez quieren el móvil a edades más tempranas y esto obliga a muchos padres a lidiar a diario con la frase de “soy el único de mis amigos que no tiene móvil”.

No nos dejemos llevar por la masa: los padres somos los que mejor conocemos a nuestros hijos, por lo que solo nosotros podemos dar respuesta a la pregunta de si este puede o debe tener ya uno.

  1. ¿Para qué va a usar el móvil?

Los padres podemos comprar un móvil a nuestros hijos pensando que así los tendremos localizados, que podrán llamarnos cuando lo necesiten y que les ayudará a socializar con sus amigos. Sin embargo, la realidad es que el principal uso que los niños le darán al móvil será internet, sobre todo el uso de redes sociales.

Hemos de ser conscientes de que como padres tendremos que saber gestionar el uso que nuestros hijos harán de este aparato. Si no te ves capaz de controlarlo, evita problemas y no compres el teléfono.

  1. ¿Qué smartphone comprar?

Si ya hemos decidido que nuestro hijo debe tener un smartphone, somos conscientes del uso que le va a dar y nos sentimos capaces de controlarlo, llega la hora de preguntarse qué smartphone comprar. En el mercado existen un montón de marcas y modelos con infinitas características técnicas, por lo que es fácil perderse en el proceso de compra.

Si tu hijo es preadolescente, no te compliques: le bastará con un smartphone sencillo y económico que permita comunicarse telefónicamente e instalar las app más básicas, como Whatsapp o Instagram. No necesitará una pantalla súper grande ni ninguna característica técnica especial, aunque si el teléfono es resistente a golpes mucho mejor. Incluso puede valerle con un terminal de segunda mano ya usado por los padres hace unos años.

Con hijos adolescentes la compra ya es un poco más complicada porque nos exigirá un móvil caro con el que competir en status con sus amigos. No caigas en la trampa. El uso que hará del teléfono seguirá siendo muy básico y lo que más debe preocuparnos es la posibilidad de fiscalizar su uso. En este sentido, los dos sistemas operativos más populares, Android e iOS, ofrecen controles parentales bastante completos, si bien en iOS las posibilidades de restricción y control total del teléfono son mucho mayores.

Entre los cientos de móviles que hay en el mercado deberíamos elegir alguno de la gama de entrada y no gastarnos más de 100 o 120 euros. Algunos modelos con Android que podrían ser interesantes son el Nokia 105 (si solo queremos llamadas y mensajes de texto), el Energy Sistem Neo 2, el Huawey Y6 2017 o el Samsung Galaxy J3.

Si optamos por un iPhone, el precio se disparará considerablemente. La mejor opción es optar por un modelo de segunda mano o de generación anterior, que serán mucho más económicos. Si lo queremos nuevo, el más barato es el iPhone SE, pero supera la barrera de los 400 euros.

 

¿Buscas un crédito facil  y rápido de solicitar?  En Vivus te ofrecemos un préstamo de hasta de hasta 1.000 euros (300 si es la primera vez que lo solicitas). Con nuestros préstamos podrás hacer frente a cualquier imprevisto que te pueda surgir. La solicitud es muy sencilla y rápida: ¡Diez minutos y sin apenas papeleo!