iphone x

Cómo saber si debes comprarte o no el iPhone X

A no ser que hayas estado escondido en una cueva durante las últimas semanas, te habrás enterado de que ya es posible comprar el teléfono móvil más deseado del momento: el iPhone X. El lanzamiento del producto insignia de Apple ha sido uno de los más esperados del sector. El problema es que no solo la expectación está siendo máxima, sino también su precio: los 1.159 euros del iPhone X más básico hacen que este teléfono no sea apto para todos los bolsillos.

[¿Necesitas una ayuda este mes? Solicita tu préstamo aquí

La compra del iPhone X conlleva un desembolso económico muy importante que puede hacer peligrar la sostenibilidad de cualquier economía doméstica, por lo que antes de salir corriendo a la Apple Store más cercana o de encargarle uno a tu compañía telefónica, te recomendamos que leas este artículo en el que analizaremos cómo saber si debes comprar o no el iPhone X.

¿Realmente necesitas un iPhone X?

Es la típica pregunta que se hace todo el mundo antes de comprar algo: ¿lo necesito? En realidad se trata de una pregunta trampa a la que casi siempre se podría responder con un “no” y zanjar para siempre la dicotomía. Nosotros iremos un poco más allá hasta encontrar un razonamiento económico a la cuestión.

Una necesidad es la sensación de carencia de algo, unida al deseo de satisfacerla, y puede ser primaria o secundaria. Las necesidades primarias son aquellas que son imprescindibles, por estar ligadas a nuestra condición humana (alimentarnos, vestirnos, una vivienda…); mientras que las necesidades secundarias solo sirven para aumentar nuestro bienestar (un vehículo, joyas, la Playstation…).

Evidentemente, el iPhone X sirve para cubrir una necesidad secundaria, por lo que la primera pregunta que debemos hacernos es si realmente tenemos la necesidad de sustituir nuestro teléfono móvil actual por un teléfono móvil nuevo y -no te quedes con el juego de palabras- también la necesidad de cubrir dicha necesidad.

Si tu smartphone actual es reciente (no tiene más de dos o tres años), funciona de manera fluida y soporta todas las app que necesitas para tu día a día, entonces no tienes la necesidad real de sustituirlo.  Podrías hacerlo, pero sería un capricho, no una necesidad. Si por el contrario, tu smartphone funciona de manera ineficiente, tarda muchísimo en cargar las apps y, en definitiva, se está quedando obsoleto, entonces sí tienes una necesidad real de sustituirlo.

¿Hay algún producto sustitutivo del iPhone X?

Suponiendo que realmente tienes la necesidad de comprar un teléfono móvil y que el iPhone X es tu preferido, pasamos a la segunda cuestión: ¿existe un producto sustitutivo para el iPhone X más barato y con prestaciones parecidas? Por definición, un producto es sustitutivo de otro si ambos cubren la misma necesidad, de forma que el consumo de uno implica no consumir el otro.

Con respecto al iPhone X, un iPhone de categoría inferior sería un bien sustitutivo del mismo. Por ejemplo, el iPhone 8, también lanzado a la venta en las últimas semanas. Incluso el iPhone 7, que es el modelo del año pasado, es un sustitutivo perfecto del X. Del mismo modo, hay muchos smartphones con sistema operativo Android que hacen prácticamente lo mismo que el iPhone X pero a un precio inferior. El marketing de Apple juega aquí un papel fundamental  para hacerte creer que el nuevo iPhone es la mejor opción para ti, pero tal vez esto no sea cierto. Medítalo.

¿Cuál es el coste de oportunidad de comprarlo?

Si tras una profunda meditación llegas a la conclusión de que el iPhone X es el teléfono móvil que necesitas para cubrir tu necesidad, a continuación deberías plantearte cuál es el coste de oportunidad de comprarlo. Desde un punto de vista estrictamente económico, el coste de oportunidad de comprar algo es el valor, medido o no en dinero, de aquello a lo que se renuncia al tomar una decisión.

Elegir lleva implícito renunciar, por lo que el coste de oportunidad está presente en todas nuestras decisiones. No podemos tener todo lo que deseamos, pero sí podemos elegir según nuestras preferencias y nuestro nivel de ingresos. Damos por hecho que tus preferencias están bien definidas respecto a la compra del iPhone X pero, ¿tu nivel de ingresos te permite ejecutar la compra? En otras palabras, ¿tienes suficiente dinero para pagarlo?

Si la respuesta es afirmativa, volvemos a la cuestión inicial de este apartado. El coste de oportunidad de comprar el iPhone X sería todo aquello que podríamos hacer con los 1.159 euros que cuesta: comprar otro producto con el que cubrir una necesidad básica, comprar una experiencia que aumente nuestra bienestar personal (como unos días de vacaciones con nuestra pareja) o simplemente ahorrar el dinero para posteriormente invertirlo y ponerlo a trabajar para nosotros beneficiándonos del poder del interés compuesto.

Entonces, ¿me lo compro o no me lo compro?

Estamos seguros de que si has leído de principio a fin este artículo y has sido sincero contigo mismo, ya tienes una respuesta. Si esta es afirmativa, ¡enhorabuena! Nos alegramos de que hagas una compra totalmente racional y deseamos que hagas muchas fotos y que explotes al máximo el potencial de tu flamante nuevo iPhone.

Si por el contrario has llegado a la conclusión de que el iPhone X no es para ti. ¡Enhorabuena también! Nos alegramos de que gracias a un proceso racional de compra hayas evitado una compra compulsiva que seguramente te habría traído más disgustos que alegrías en el futuro.

 

¿Buscas un préstamo sin papeleos?  En Vivus te ofrecemos un crédito de hasta de hasta 1.000 euros (300 si es la primera vez que lo solicitas). Con nuestros préstamos podrás hacer frente a cualquier imprevisto que te pueda surgir. La solicitud es muy sencilla y rápida: ¡Diez minutos y sin apenas papeleo!