antes de comprar algo

Tres preguntas que debes hacerte antes de comprar algo

En Vivus nos hemos propuesto enseñarte a ahorrar y, para conseguirlo, en artículos anteriores hemos analizado desde cómo elaborar un presupuesto hasta diferentes métodos que te ayudarán a ahorrar un poco más a final de mes. En esta ocasión nos centraremos en los gastos, con el objetivo de reducirlos al máximo.

[¿Necesitas una ayuda este mes? Solicita tu préstamo aquí

Pensar antes de comprar algo, una de las claves de ahorro

Como no podría ser de otra manera, la mejor forma de reducir gastos es evitar las compras. Sin embargo, como ya te imaginarás, esto no es tan fácil como parece. Vivimos en una sociedad consumista en la que todo lo que nos rodea nos incita a comprar más y más. Por ello, para evitar caer en la trampa del consumo irresponsable, a continuación analizaremos las tres preguntas que debes hacerte antes de comprar algo:

¿Realmente necesito esto?

Las personas tenemos necesidades y estas se satisfacen con bienes y servicios. Por tanto, el fin último de una compra es saciar una necesidad. Por ejemplo, si necesitamos recorrer 30 kms para ir al trabajo, nos compramos un coche. Sin embargo, muchas veces nos confundimos y compramos sin realmente tener una necesidad que cubrir. Nos referimos a la compra por capricho.

La compra por capricho es totalmente innecesaria y supone un gasto de dinero que podríamos evitar sin demasiados problemas. Por esta razón, para huir de este tipo de compra sin sentido, que no satisface ninguna necesidad y que representa un gasto considerable, la pregunta que debes hacerte es: ¿realmente necesito esto?

¿Puedo pagarlo sin endeudarme?

Supongamos que estamos completamente seguros de que necesitamos comprar un artículo. Por ejemplo, un centro de planchado. La siguiente pregunta que debemos hacernos es si podemos pagarlo en el acto, sin endeudarnos y sin recurrir a ningún tipo de financiación, aunque sea sin intereses.

Si disponemos del dinero y efectivamente podemos pagarlo ahora, seguiremos adelante con la compra. Si por el contrario, en este momento no disponemos de ese dinero y tenemos que recurrir a la deuda, no lo compraremos, sino que ahorraremos primero y sólo compraremos cuando dispongamos de ese dinero.

¿Puedo conseguirlo más barato?

Es importantísimo que antes de comprar un artículo comprobemos si podemos encontrarlo más barato en otro lugar. Comparando los precios de nuestras compras en diferentes establecimientos podemos llegar a ahorrar una cantidad de dinero importante a final de año.  Si la compra es en una tienda física de nuestra ciudad, deberíamos contrastar el precio al menos entre tres tiendas de las mismas características.

Cierto es que hoy, con internet, todo es más sencillo. Amazon y eBay, por ejemplo, son dos portales muy populares donde podremos comprar todo aquello que necesitemos a diferentes vendedores. También podemos hacer uso de Google Shopping, la herramienta de Google para comparar precios entre miles de vendedores online.

En definitiva, formulándonos estas preguntas antes de comprar algo, conseguiremos hacer de la compra un proceso racional y objetivo. Si la respuesta a las dos primeras preguntas es “sí” y a la tercera es “no”, podemos comprar sin miedo. Si por el contrario, las respuestas son diferentes, no saques la cartera y ahorra ese dinero: habrás evitado un gasto innecesario.

 

¿Necesitas una ayuda extra? En Vivus tenemos nuestros créditos rapidos  con los que te ofrecemos hasta 1.000 euros (300 si es la primera vez que lo solicitas) para que hagas frente a cualquier imprevisto de forma sencilla. ¡En 10 minuto y sin apenas papeleo!