Crédito a Vivus

¿Cuándo es buena idea solicitar un crédito a Vivus?

Hay muchos momentos y circunstancias en la vida en los que necesitas un empujoncito económico. Por eso, en Vivus te ofrecemos créditos rápidos para ayudarte a resolver situaciones en las que se presenta algún tipo de gasto imprevisto. Si necesitas dinero de manera rápida, te proponemos un modelo de financiación que puede ser una buena solución para ti.

No obstante, tienes que tener muchas cosas en cuenta antes de optar por solicitar un crédito online pues, a veces, puede que no sea una buena idea. Por ello, en este post te explicamos cuándo es una buena decisión pedir un crédito Vivus y cuándo no.

Quizá te interese: ¿Cómo cancelar mi crédito con Vivus?

Algunas situaciones en las que es conveniente optar por un crédito Vivus

  • Avería de nuestro vehículo

Este tipo de incidencias te suelen llegar en los momentos más inoportunos y necesitan una respuesta rápida. Fugas, fallos, deterioros, cambios de ruedas… son muchas las averías que pueden surgir y todas ellas realmente costosas. Un préstamo rápido te permite reparar de manera inmediata tu coche para utilizarlo día a día.

  • Problemas en la vivienda

Una nevera que se estropea, un problema de tuberías o la aparición de humedades son algunos de los problemas que pueden surgir en tu hogar un día sí y otro también. Esto no solo es un inconveniente que, si se prolonga, afecta a tu comodidad y bienestar, sino que, además, puede poner en jaque tu economía familiar. Por ello, solicitar un crédito Vivus puede convertirse en la mejor ayuda para resolver estos problemas en nuestra vivienda y reestablecer la calma.

  • Multas de tráfico

Por muy buen conductor que seas, en ocasiones se comenten errores que traen consigo su correspondiente multa. Un pequeño exceso de velocidad, un aparcamiento en un sitio indebido son acciones comunes que implican que tengas que gastar tu dinero. Además, siempre conviene hacer este tipo de pagos cuanto antes, pues de este modo el importe puede reducirse a la mitad. En este sentido, pedir un crédito rápido te puede ayudar a abonar la sanción sin que tu bolsillo se resienta.

  • Un viaje con un crédito Vivus

¿Quieres planificar por fin ese viaje con el que siempre has soñado? ¿Te han propuesto tus amigos una escapada tentadora para la que no tienes presupuesto? ¿Te ha surgido un viaje inesperado debido a un acontecimiento al que tienes que acudir sí o sí? En todos estos casos, solicitar un crédito puede ser la solución perfecta para que puedas costear tus planes sin agobiarte.

  • Un tratamiento médico

Si tienes que someterte a algún tipo de tratamiento y no quieres poner precio a tu salud, siempre puedes solicitar un crédito online y financiar ese gasto extra. Implantes dentales, rehabilitación, sesiones de fisioterapia, etc. pueden ser costeados con un préstamo online.

Quizá te interese: Qué pasa si no pago mi préstamo con Vivus

Situaciones en las que no debemos pedir un crédito a Vivus

No obstante, a veces, debido a circunstancias personales, no es buena idea solicitar un crédito rápido. Así, si arrastras dificultades económicas desde hace tiempo y estas atravesando una mala situación puedes sentirte tentado de recurrir a este tipo de financiación, pero no es una buena idea ya que hay ocasiones en las que pedir un préstamo puede resultar problemático.

En este sentido, desde Vivus te recomendamos no destinar nunca un crédito online a:

  • Pagar otras deudas

Pagar deudas pidiendo más créditos no es la solución y puede introducirte en un círculo de difícil salida.

  • Pagar la hipoteca

Los créditos online te ayudan en cualquier situación, pero no es recomendable pedirlos para pagar una hipoteca, puesto que, ente caso no estamos hablando de un gasto puntual sino recurrente.

  • Invertir en productos de riesgo

Pedir un préstamo para invertir en bolsa, por ejemplo, es una opción nefasta. No es recomendable endeudarse pensando en rentabilidades futuras puesto que esto puede salir muy mal.

Como puedes ver, solicitar un crédito en Vivus es una solución ideal que te ayuda a afrontar un gasto inesperado, pero es importante prestar atención a tus circunstancias y pensártelo bien antes de elegir esta opción.